Historia de Jimmy Rosario| Su curiosidad lo llevó a ser fotógrafo

050 VBAA Campeones PR 1959 Thomas J Rosario Flores, Autor

1/3/2013 Por Thomas Jimmy Rosario Martinez

Su comienzo en la fotografía fue una casualidad. Jimmy era muy curioso, laborioso y negociante y le gustaba estar averiguando todo en su adolescencia. Afortunadamente, tenía una tía, Lydia Rosario Cordero que lo trataba con el cariño de una madre y quien le dió una cámara Kodak Brownie que supuestamente no servía y el se puso a investigarla, encontrando una manija de ajuste en el lugar equivocado. Compró un rollo de película 127, que daba 8 negativos. Tomó unos retratos, los envió a revelar y reproducir.

Para ese tiempo, el comerciante Rafael López, de la Calle Betances, vendía esos rollos a treinta y cinco centavos. El otro comerciante Demetrio Valle Díaz, (Don Deme) quien tenía un bar también en la misma calle aunque frente a la Plaza de Recreo, revelaba los rollos de negativos y hacía las impresiones. Para eso cobraba setenta centavos.

Su primer rollo se lo llevó a revelar su amigo de la infancia Guillermo Ortíz Colón. Hizo una colecta entre sus compañeros de la escuela, Jimmy le tomó un retrato a los que le dieron un adelanto de dinero y de ahí surgió su primer trabajo como fotógrafo comercial y sus primeros clientes. Luego, retrataba a sus compañeros de escuela a 5 centavos por cada retrato.

Fue creando fama, orientándose con otros fotógrafos y autoeducandose

Esteban Rosario CorderoEsteban Rosario Cordero

sobre el arte y el negocio de la fotografía. Su padre, Esteban Rosario Cordero, se orientó con Don Deme sobre cómo era el proceso de revelado de negativos e impresión de retratos. Luego consiguieron químicos  y papel y Jimmy preparó una copiadora de contacto de madera para terminar el producto.

Jimmy dice que este invento lo cautivó desde el principio porque para él era como algo mágico.

Deja un comentario