Diario de la Historia Vegabajeña| Encapsular la historia

thomas-jimmy-rosario-hijo-version-corta

Por Thomas Jimmy Rosario Martínezlogo-ehv-diario-vegabajeno-de-puerto-rico-small

15 de junio de 2016

Conocer la historia vegabajeña requiere dotar al pueblo de espacios donde pueda tener la experiencia de conocer objetos tangibles que le pertenecen. Un museo no es un libro de historia, sino una invitación a la experiencia de conocer viendo en su correcta perspectiva y dimensiones, colecciones agrupadas por temas que pueden ir de lo general a lo específico.

Vega Baja tiene activo un solo museo, que es el Museo Casa Alonso. El Museo Casa Alonso permite exhibiciones, pero no tiene aun colecciones permanentes debidamente identificadas en salas.

Mantener museos es costoso para el erario público y proteger la estructura antigua de Alonso y Portela y sus objetos, es una tarea que nunca termina. Hacer crecer esos museos creo que es hasta inútil proponerlo, porque no tiene mucho personal en número, pero el que tiene es uno sacrificado y leal a los más altos principios culturales de conservación.

Para encapsular la historia, tenemos que ser prácticos. Los museos generalmente tienen unos espacios para exhibiciones y otros para guardar mientras no se exhiben objetos.  El manejo y conservación del inventario es una jornada continua donde se invierte mucho en la seguridad, materiales, personal y traslados a las salas. En estos tiempos, el dinero no fluye como antes, por lo que crear o mantener un museo es una ambición a veces fantasiosa.

Hay dos instituciones que están trabajado fuera del Gobierno Municipal para dotar a Vega Baja de tres museos. Museos en el sentido completo de la palabra. El primer museo se comenzó hace veinte años, en colaboración con el Gobierno Municipal bajo la administración de Luis Meléndez Cano y que el actual alcalde, Marcos Cruz Molina, ha dado un apoyo incondicional para su reubicación e instalación en el Museo Casa Portela próximamente. Ya se pasaron las tarjas, memorabilia y documentos. Una vez se complete el traslado de urnas y paneles, se abrirá para que nuestra actual generación viva el desempeño de los  pioneros y personas de excelencia en nuestra historia deportiva.

En donde era la Fotografía Rosario, estamos haciendo el Museo de la Imagen Vegabajeña, del cual ya estamos finalizando la primer etapa con la ayuda de los Investigadores de la Escuela de Historia Vegabajeña, con mucho esfuerzo y sin capital para financiar. Allí habrá algo de lo que ha habido hasta ahora, como Sala de Exhibiciones, lugar para conferencias, tertulias y clases, una biblioteca y Sala de Investigaciones.

Otro, el Museo Vegabajeño de la Antropología, será propuesto próximamente al Gobierno Municipal para lograr un espacio para las colecciones arqueológicas e históricas que de otra manera podrían ser entregadas a instituciones educativas, pero que vamos a darnos a la labor de luchar para que se quede en nuestra ciudad.



Categorías:Análisis, Historias, Vegabajeñismo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: