Votar o botar

thomas-jimmy-rosario-hijo-version-corta

Por Thomas Jimmy Rosario Martínezlogo-ehv-diario-vegabajeno-de-puerto-rico-small

Mi columnista favorita en Puerto Rico es Mayra Montero. Tiene una habilidad extraordinaria para hiperbolizar y fantasear realidades. Muchas veces no coincido con su pensamiento, pero me sorprende su juego de palabras y aprendo de ella. Escribe valientemente y sin amarres, dice lo que piensa y uno lo percibe. A pesar de llevarnos al extremo de las ideas, muestra su capacidad de ver el todo. Es auténtica.

Hoy en la madrugada su tema es el plebiscito. Pero no el plebiscito del que todos tienen una opinión distinta y que quieren que uno vaya o no a votar, sino el plebiscito de la libertad de votar o no votar. Como debe ser, porque para votar tenemos que ser mayores de edad y no necesitamos que nadie nos diga qué hacer.

Esta es la oportunidad de uno. No la de los partidos polítcos ni la de los políticos mañosos que nos quieren mantener bajo su ala como si fuéramos pollitos cuando ya somos gallinas y gallos. Es la oportunidad de votar o botar el voto. Suenan igual, pero son dos cosas distintas.

Uno bota el voto por omisión, por intención o por ignorancia. Los que aluden que nada vá a pasar, porque que no nos van a hacer caso en Estados Unidos,  presumen de tener dotes de ver el futuro, pero caen en uno de esos tres grupos de nonistas. Ni siquiera el juicio histórico sostiene esa teoría porque lo que la historia lo que nos enseña es que no hay logro en el mundo ni en Puerto Rico que no se haya luchado.

Vivir sin esperanza no tiene sentido. Cuando esta noche sepamos los resultados habrá una reflexión y nos alegraremos o nos entristeceremos, pero nada va a cambiar ahora o en el futuro, si no expresamos nuestra opinión en las urnas, sea cual sea nuestra teoría sobre el futuro de Puerto Rico. Hoy tiene que ser un día de decisión y no ser parte de la retranca de la gente que se beneficia de la inacción. Muchos ya tenemos el privilegio de ejercer el derecho al voto por haber alcanzado los dieciocho años y residir en Puerto Rico. 

Los presos, que saben el precio de perder la libertad y tienen muy poco de ella, lo ejercieron en una forma abrumadora, para darnos la primera lección de acción y responsabilidad social de esta temporada.

el-voto-de-los-jovenes-20161116073429-ea54bc30d952d79b855e489cc2c5eb53



Categorías:Análisis, Vegabajeñismo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: