Conceptos de la Historia Vegabajeña| La orientación geográfica

Por Thomas Jimmy Rosario Martínezlogo-ehv-diario-vegabajeno-de-puerto-rico-small

EHV ASTRONOMIA EN TORTUGUERO 2017 06 03 (16)A principios de este mes estuvimos en el antiguo aeródromo de Tortuguero descubriendo la bóveda celeste con los miembros de la Sociedad de Astronomía de Puerto Rico. Para poder ver los astros de una manera precisa, tenemos que conocer hacia dónde ubicamos el telescopio desde un punto de la tierra hasta el objetivo que interesamos. Allí aprendí de una manera práctica, que el universo siempre está en movimiento, que lo que nos parece que se encuentra en un lugar, se va posicionando hacia otro. Por eso vemos la luna y el sol salir por el este y desaparecer en el oeste.

Cuando decimos que somos viajeros constantes, es que nuestro planeta, que nos sirve de nave espacial, se va desplazando alrededor del Sol mientras gira sobre su eje imaginario. En las mañanas, cuando Titi Aixa felicita a los que cumplen años, correctamente dice que se está cumpliendo su vuelta al sol, porque un año es que tarda ese desplazamiento.

Los puntos cardinales de la tierra se basan en un magnetismo aparente que al igual que el movimiento de la Tierra, va cambiando con el tiempo. Aunque el norte siempre se le llama así, no siempre ha estado en el mismo lugar respecto a los lugares del mundo. Y aunque en un espacio de tiempo pareciera ir por el mismo rumbo, la historia nos recuerda que en un número mayor de años hay desplazamientos magnéticos que cambian el rumbo y cuyo cambio se puede percibir a simple vista.

Antes, las personas se guiaban por la luna, el sol y las estrellas. La contaminación de luz hoy nos priva parcialmente de esa experiencia en las noches, pero aun el sol todos los días sigue saliendo por el este. De hecho, el este es oriente y de ahí viene la palabra orientar. Los templos católicos tenían la tradición de que sus altares se ubicaran hacia el este para aprovechar la luz solar y su entrada se ubicaba hacia el oeste. Hay razones místicas que provienen de la antigüedad, aun antes de que se fundara la religión católica.

Es posible que el templo católico del pueblo fuera construido en una ubicación cardinal perfecta en su tiempo, posiblemente determinada desde que se decidió establecer el poblado de Vega Baja. Hoy día, sin embargo, tiene un desplazamiento de pocos grados hacia el suroeste. Carlos Ayes nos dice que debido al desplazamiento magnético, la Iglesia, que parece que no se ha movido del mismo lugar original, no ubica el altar hacia el este ni su entrada al oeste perfecto.

Los Investigadores de la Escuela de la Historia Vegabajeña estamos trabajando en la investigación de este tema, que incluye estudios de ciencias, historia y las leyes humanas.

Deja un comentario