Sigue brillando Iván Rodríguez

 

Por Thomas Jimmy Rosario Martínezlogo-ehv-diario-vegabajeno-de-puerto-rico-small

thomas-jimmy-rosario-hijo-version-corta

Iván Rodríguez sigue brillando a pesar de sus detractores. He leído bullying periodístico y comentarios negativos sobre su determinación de pertenecer a la importante Comisión de la Igualdad creada por ley y designada por el Gobernador Ricardo Rosselló,  pero también escritos de personas inteligentes y bien centradas como Normando Valentín y en nuestra ciudad, por Miguel Ojeda.

La relacionista pública y periodista Sandra Rodríguez Cotto escribió el más desafortunado de los escritos que he visto de su autoría titulado «Pudge el eñangotau».

Escribe lo siguiente: «Hoy podemos decir que Iván Rodríguez es el mejor símbolo de cómo hay que ir a hablarle al americano: con la careta de cátcher, la mano estirada pa’pedir, y ‘eñangotau’. Cuando el Gobernador Ricardo Rosselló nombró al “hall of famer” Iván “Pudge” Rodríguez,  al comité de cabilderos por el Plan Tenesí para ir a pedir la estadidad, los analistas políticos dijeron todos lo mismo. Decían que irá a Washington a firmar bolas y a tirarse fotos o selfies para los congresistas.

Pero cuando una le pregunta a los que son expertos en el deporte, te dicen otra cosa. Como la mayoría de los analistas políticos no han seguido la carrera profesional de Pudge Rodríguez, no conocen la verdadera razón. Y la verdad es que fue escogido porque para ser un cátcher o receptor exitoso en las Grandes Ligas, Pudge se ganó la vida ‘eñangotau’. Es más, se hizo millonario por estar de cuclillas, ‘eñangotau’. «

La ignorancia es atrevida. Y la audacia que crea el discrímen político a veces usa las armas equivocadas. El que critica la parafernalia de un trabajador no respeta la cultura del trabajo. Es fácil desde un escritorio censurar pero para hacerlo responsablemente hay que tener un basamento. No se puede pasar la línea de la razón utilizando imágenes equivocadas para asociar ideas. El que quiera leer el contenido total de esta equivocada columna irónicamente de una de mis escritoras preferidas, puede acceder a http://enblancoynegromedia.blogspot.com/2017/07/pudge-el-enangotau.html.

Más adelante, dice lo siguiente: «… hay que pensar que si Ricky Rosselló hubiera querido enviar a un pelotero digno que llevara el mensaje de que los puertorriqueños están en alzada, listos para retar el inmovilismo y el coloniaje al que los americanos nos tienen sometidos, debió haber escogido un lanzador. Hubiese seleccionado un pitcher o un bateador designado, pero ¿por qué seleccionó a Pudge? Por ‘eñangotau’.»

Llega hasta el insulto y a especulación : «Pero más allá de firmar bolas y tomarse selfies, realmente Pudge será el nuevo tonto útil. Es un papel vergonzoso después de haber representado dignamente sus intereses personales y a todos sus fanáticos en el deporte del béisbol. Es que hay que imaginarse la escena que se vivirá en el Congreso. Pudge empieza  a visitar congresistas. Lo recibe Congressman Mr. Ñemerson. Lo recibe porque sabe que es un miembro del Salón de la Fama y  le pide que le firme una bola de recuerdo. Se toman una foto que después podrá en un marco 8×10 en su oficina, pensando: oye, no todos los días te retratas con un hall of famer”. Entonces Mr. Ñemerson escucha lo que Pudge tiene que decir.  Sonríe, y asiente. Es más, hasta le puede preguntar algo del estatus y de la deuda de $73 billones. Pudge, refiere al que lo acompañe la respuesta. Entonces Mr. Ñemerson lo despide. Le da la mano, mira la foto y cierra la puerta a su salida. Sonriendo para sí mismo el Mr. Ñemerson piensa: “¡qué estúpido! Y le dice a su ayudante, “métete en E-bay a ver cuánto me dan por vender esta bola.”

Concluye su trabajo admitiendo su falta de información: «La pregunta es: ¿cómo un pelotero de la trayectoria de Iván Rodríguez se contaminó con la política? Eso el tiempo lo dirá porque nadie cuestiona su ideal.»

Iván Rodríguez no es un Dios. Pero  es un valor permanente de responsabilidad y ejemplo para nuestra ciudad vegabajeña, Puerto Rico y para el mundo. Yo lo defiendo porque fue mi vecino en San Agustín, conozco su trayectoria, lo escogí por sus méritos en mi capacidad como miembro de la Junta Directiva para que integrara el Salón de los Inmortales del Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao en 2013, antes que cualquier otra institución como la nuestra lo hiciera y con mis compañeros y la actual Presidenta Carmen Otero lo recibimos en nuestro recinto del Museo Casa Portela cuando fue anunciada su elección al Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown. Iván ha declarado ser estadista posiblemente por su experiencia, residiendo en un estado donde se reconocen los derechos plenos de los ciudadanos y donde el esfuerzo sobresaliente se reconoce y se premia y ese es su derecho.

La pluma de los periodistas y columnistas es de educación y análisis fundamentado. La dama de referencia al escribir se olvida que uno de nuestros más grandes cómicos, José Miguel Agrelot, vestía de mujer, niño, homosexual,  soldado y de educador. Adalberto Rodríguez (Machuchal) lo hacía de un jíbaro que hablaba el llamado español incorrecto, que la Cirujana General Antonia Coello de Novello utilizaba una extraña vestimenta militar durante sus funciones oficiales, que Juano Hernández vestía como esclavo negro en su labor cinematográfica, que Raúl Juliá personificó al loco Homero y que el primer puertorriqueño ganador de un Oscar, José Ferrer,  hizo en Cyrano de Bergerac el célebre personaje caminando sobre sus rodillas. Al igual que Roberto Clemente, con el que concluye su opinión,  todos tenían sus ideales políticos conocidos, algunos de ellos más visiblemente comprometidos que otros.

LOGO SANDRA RODRIGUEZ COTTO

No voy a ocultar que soy estadista, por si se piensa que defiendo la parte política de la participación de Ivan Rodríguez. De hecho, desconfío de los políticos porque ellos generalmente no pueden armonizar la verdad ni la realidad con su compromiso partidista. Como ciudadano, tengo que defender lo que quieran expresar también a los estadolibristas y los independentistas y los demás, en todas sus variantes, porque como pueblo no somos una parte que es lo que representan los partidos y movimientos, sino el todo.

Hay que trabajar para las masas y no para el privilegio de unos pocos. Y debemos evitar contaminarnos con posiciones olímpicas como las de la dama de referencia y compadecerla en su errada osadía de opinar con la liviandad de una pluma de un ave. Necesita la firmeza de una pluma cargada de verdades, como lo hacen las personas fielmente comprometidas con Puerto Rico.

 

 

 

 

Deja un comentario