Exposición sobre coleccionismo hace tres años

Coleccionismo Vegabajeño

Exhibición de Historia 2

Mensaje de  Thomas Jimmy Rosario Martínez  en la noche de apertura de Historia en Colecciones, 19 de marzo de 2014, 7:00 PM

Agradezco en nombre de mi padre y el mío la invitación que se nos ha hecho para participar en esta Exhibición: La Historia en Colecciones. He podido disfrutar en los últimos días del compromiso genuino que tienen el Director de esta dependencia, Wilfredo Torres Negrón, la Sra. Nilda Sojo, Miguel León y Shamir que aqui trabajan haciendo posible los detalles para que esta maravillosa presentación se haga posible.

Esta es una oportunidad para los vegabajeños de encontrarnos en puntos que nos unen, porque la historia es un conjunto de puntos de referencia con los cuales uno se identifica o no con las causas. Esta es una causa común para nosotros. Darnos esa oportunidad es reunirnos como si estuviéramos en familia es uno de esos puntos de referencia para nuestras vidas.

Hace muchos años un vegabajeño, Julio Meléndez, escribió un libro titulado Literatura Vegabajeña. Ese libro, que primero se hizo en mimeógrafo y después en un tomo de carpeta dura, ponía en duda si siquiera existía una cultura vegabajeña. Entonces ¿cómo podría haber una literatura vegabajeña? Si hay una historia vegabajeña, nos identificamos con los escritores vegabajeños y con sus obras y aunque la academia no la considere dentro de los criterios de ellos, para nosotros, que es a los que nos importa,  vamos a encontrar una literatura vegabajeña, deporte vegabajeño, música vegabajeña, historia vegabajeña, cultura vegabajeña y coleccionismo vegabajeño.

El coleccionismo vegabajeño comienza desde el hogar. De mi hermana Flor Rubí, que fue el primer retoño de mis padres, se hizo un álbum con su certificado de nacimiento, postales, fotos, su pelo y hasta el cordón umbilicar. Nicolás Pérez, “Tilín” colecciona primeras ediciones de periódicos. Otros conservan tarjetas de peloteros, monedas, sellos y botellas. La esposa del dictador Marcos de las Filipinas, Imelda, coleccionaba zapatos.

Lo importante del coleccionismo no es agrupar cosas, sino darle la dimensión histórica que tiene lo que se junta. Esta noche yo siento que estamos cumpliendo ese cometido.

La primera colección que se hizo en Vega Baja, yo creo que fue la de documentos municipales. En crónicas del Siglo XIX hay transición de documentos del Teniente a Guerra Juan Correa a Manuel Negrón y de Manuel Negrón al Primer Alcalde Constitucional de Vega Baja. Estos contenían los organismos legales de la época, las transferencias de propiedad, decisiones judiciales en virtud de la facultad que tenían para decidir en primera instancia y correspondencia. Esa costumbre ha permanecido hasta la última transición que se hizo en 2012, pero los documentos originales del Siglo XIX y XX que han sobrevivido se encuentran hoy día en el Archivo General de Puerto Rico.

Yo comencé a trabajar en la ordenación, conservación y catalogación de documentos durante la administración del finado Rafael Cano Llovio, bajo las instrucciones del archivero Luis de la Rosa Martínez y compartiendo tareas con Genaro Otero Campos. Sin quererlo, me convertí en el portavoz del trío de personas interesadas en perpetuar la historia. Eso tiene una historia de triunfos y fracasos, pero lo importante es que esas fuentes están retornando a Vega Baja en forma digital con el esfuerzo del historiador Wilhelm Hernández y otras personas del Centro Histórico. El coleccionismo, es pues, un factor útil para recordar e interpretar nuestra propia historia.

La colección de sellos y monedas del amigo Otilio Natal Rodríguez es una rica en ejemplares históricos. Pero lo más que me atrae es su preocupación y dedicación de tiempo de haber conservado unas piezas especiales, creadas por él, en fechas significativas para Vega Baja y Puerto Rico. El Gobierno Municipal bajo el alcalde Meléndez Cano se ocupó de hacer cancelaciones postales esporádicas, pero no así ninguno de los siguientes dos alcaldes de la pasada administración que tuvimos. Para este tiempo de sequía de muchas cosas, Otilio se movió y creó espacios en esas lagunas, cancelando sellos y sobres. Recientemente, con la cancelación espectacular de los 200 años de la Legislatura Municipal de Vega Baja, se reanudó la pausa oficial que se había puesto.

En Vega Baja se ha hecho exhibiciones de objetos arqueológicos, tallas de santos, pinturas, libros, fotografías, discos o grabaciones de todo tipo, películas y otros. Muchos de ellos están en colecciones y otros no. Una colección presupone una ordenación lógica y coherente para que tenga valor en nuestras vidas.

La colección de fotografías de mi padre comprende 71 años vegabajeños. No son los años de él los que cuentan, sino lo que retrató en estas siete décadas y lo que sigue retratando. Por eso encontrarán, en algunos paneles, imágenes de su presencia.

Mi padre tenía una misión detrás de retratar. Aunque no estudió pedagogía se convirtió en un facilitador de la educación, produciendo a bajo costo láminas para que los estudiantes pudieran hacer sus proyectos escolares sobre el tema de Vega Baja sin tener que invertir en un retrato más costoso. Para eso, estuvo muchos años retratando gente y ambiente y de ahí salió esa gran colección que tiene y que siempre ha compartido con sus compueblanos de distintas maneras: publicando, dando conferencias, concediendo entrevistas a los medios de radio, prensa y televisión y colaborando con historiadores de Vega Baja y de Puerto Rico para hacer sus propios escritos.

Su labor no ha terminado pues todas las mañanas se levanta a captar imágenes. El no va a misa, pero todos los días, religiosamente, tengo que traerlo a su altar que es la Fotografía Rosario. Ese amor por retratar está muy bien captado en la pintura de su nieta Gabriela. Allí fusiona su pasión personal a la cámara y lo convierte en una sola unidad.

Gracias por habernos acompañado esta noche.

(Publicado en el Diario Vegabajeño de Puerto Rico el 21 de marzo de 2004)

Otros escritos:

Coleccionismo Vegabajeño

Edgar Freytes| Coleccionismos en la Escuela de la Historia

Esta noche se abre exposición de coleccionismo

Exonumia en Vega Baja

“Tilín” cuenta su vida a los Investigadores de la Historia Vegabajeña

Aclaraciones

El Colecionista de años

 

Deja un comentario