El apodo ‘Pudge’ detrás del plato

IVÁN RODRÍGUEZ CAMINO A LA INMORTALIDAD

El hombre detrás del nombre Chino Cadahia tiene algo de especial en la vida profesional del próximo miembro del Salón de la Fama del Béisbol de Cooperstown, Iván Rodríguez.

Resulta que Cadahia, actual coordinador de desarrollo de los Reales de Kansas City, fue el responsable de que al exreceptor vegabajeño se le conociera también bajo el famoso apodo de ‘Pudge’.

Pero, ¿alguna vez te has preguntado por qué?

“A mí me dicen ‘Pudge’ por la estatura que tengo. Porque mido 5’9” y soy una persona que soy ‘stocky’ (bajo y fornido)”, contó el propio Rodríguez durante una entrevista con la periodista puertorriqueña Marly Rivera, de ESPN Deportes.

Según el futuro inmortal, cuando este llegó al equipo Port Charlotte, filial de los Vigilantes de Texas en la Clase A Avanzada, a la edad de 16 años, vio a un coach cubano (Cadahia) que lo observaba mientras hacía sus deberes detrás del plato.

“Cuando empecé a catchear recibía bien, veía los ángulos que recibía la bola, premiaba la bola muy bien y en un momento dado (Cadahia) me dice: ‘¿Tú sabes una cosa? Tú no eres alto. Tú eres una persona que tienes mucho músculo y yo te voy a llamar a ti ‘Pudge’”.

A partir de ese momento, el resto fue historia. Rodríguez jugó la mayor parte de su grandiosa carrera midiendo 5’9” de estatura y pesando 205 libras.

Sin embargo, ‘Pudge’ Rodríguez no será el único ‘Pudge’ que estará desde este domingo en el recinto de los inmortales.

El también receptor y miembro del prestigioso salón, Carlton Fisk, tiene grabado ese apodo en su placa de Cooperstown.

En sus 24 años en las Mayores, ‘Pudge’ Fisk midió 6’3” y pesó unas 200 libras.

 

De acuerdo con el historiador deportivo puertorriqueño Jorge Colón Delgado, Fisk superó a Iván en un solo departamento: poder. “Ambos tenían velocidad y ahí termina la comparación. El boricua lo superó en fildeo, brazo y bateo”.

Rodríguez ganó 13 Guantes de Oro y siete Bates de Plata, además de ser el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1999 con los Vigilantes de Texas y 14 veces Todo Estrella.

Por su parte, Fisk, exaltado en 2000, ganó un Guante de Oro, tres Bates de Plata, el premio de Novato del Año de la Americana en 1972 con los Medias Rojas de Boston y fue galardonado 11 veces al Juego de Estrellas.

Pero más allá de las comparaciones, lo que sí está claro es que Rodríguez engrandeció el apodo de ‘Pudge’ que le puso Cadahia, y que Fisk ya había hecho leyenda.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: