El alma de los vegabajeños| Antonio (Tony) Arraiza Miranda

ANTONIO TONY ARRAIZA

Epitafio

La vida, un juego de ajedrez,un movimiento
un minuto que escala,
un peldaño que es ya
todo el presente es sueño
futuro diluido,
que con las horas viene
y con la muerte va,
y soy solo un segundo
en esta eternidad.

En la calle José Julián Acosta de Vega Baja y precisamente en su antigua casa, había un espacio cultural de creatividad literaria y ciudadana. Los Arraiza Miranda era una familia destacada cuando Vega Baja no tenía su gente dispersa y distante. Su padre, Fermín, era el escritor de imágenes geniales y famoso en nuestra ciudad por sus boberías, donde nuestro pueblo, personajes y eventos eran descrito con una fina pluma. Pariente de poetas y de abogados, es parte de esa gente excelente que ha servido de distintas maneras a nuestra sociedad.

Tony nos deleita con sus ocurrencias por medio de las redes sociales y personalmente. Heredó la vena de su padre de sacarle punta a lo que los demás vemos como ordinario y a lo que pasa desapercibido. Pero su fuerte es la reflexión, como en este poema Epitafio. 

Cuando busquemos donde reside el alma de los vegabajeños, hay que preguntar por él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s