Análisis

Los medios

thomas-jimmy-rosario-hijo-version-corta.jpg

Por Thomas Jimmy Rosario Martínezlogo-ehv-diario-vegabajeno-de-puerto-rico-small

Los vegabajeños somos afortunados. Más que nunca antes en la historia, tenemos acceso a mayores fuentes de conocimiento que nunca. Las informaciones están a pedir de boca, sobre cualquier tema, a cualquier hora, situación ni imaginada para los que nos criamos en otra época de carencias, que desde este aislado terruño podamos conectarnos por medio del Internet a todo el mundo. Es sorprendente que tengamos a nuestra disposición noticias, libros, reportajes y análisis y que mucha de la actividad de nuestra vida personal la podamos manejar desde nuestro teléfono, tableta o computadora.

Con el progreso, siempre vienen los riesgos. La invasión a nuestra privacidad es un peligro inminente y constante que rebasa el tiempo que le dedicamos. Nuestro nombre y datos personales pueden ser objeto de hurto y de negocio entre usuarios sin ética. Pero también, hay mucha información incorrecta, falsa o incompleta. Wikipedia, que todos la usamos y que los mismos sistemas de búsqueda la colocan al frente cuando uno indaga un tema, no es confiable por la forma en que ha sido estructurada. No es una enciclopedia fiscalizada ni autenticada aunque es el conjunto de datos públicos más amplio del mundo y de la historia.

Siempre tenemos que verificar la fuente de donde nos llegan las noticias. Hasta el Presidente Trump en la vida real llama fake news a los sistemas de noticias como CNN porque no le favorece su fama personal. Y ha catalogada como  sobrestimada en Hollywood a la gran actriz Meryl Streep porque ella le ha criticado. Si es dudoso lo que el Presidente de Estados Unidos de América dice en la vida real, mucho más son las noticias que se crean en los medios legítimos que tienen sus preferencias e intereses particulares y los simulados que de tiempo en tiempo aparecen revelando hechos que no han pasado o informando muertes de personas vivas.

Es menester, pues, que aprendamos a distinguir la paja del grano, como se hacía en las haciendas, para filtrar la sustancia y salvar la cosecha. Hay que saber apreciar que los informadores y analistas tienen unas tendencias y cómo eso afecta el producto final que recibimos de ellos. Tres ejemplos claros están en WKAQ 580. ¿Duda alguien que Luis Dávila Colón o Angel Rosa son activistas de sus ideales políticos o que Jay Fonseca necesita magnificar sus expresiones hasta la exageración para mantener cautiva su audiencia? ¿Y que Lo Sé Todo no lo sabe todo en realidad y tira informaciones incompletas, sugerentes y hasta falsas con tal de retener audiencia?

Cada cual utiliza sus técnicas particulares para prevalecer en un mundo competido. El rey de ese teritorio en twilight zone lo era Cobbo Santarrosa, que nos dejaba babeando toda la hora de programa por una noticia que anunciaba como ultima hora al principio de la transmisión y finalmente venía con una bobería intrascendente o lo posponía para el otro día con el propósito de mantenernos cautivos y adictos.

En nuestra ciudad, la situación no es distinta. Los sistemas informativos del Gobierno Municipal defienden su obra pero nunca hay detalles ni explicaciones satisfactorias. Sus anuncios son muy creativos pero nunca hay el detalle que necesita un ciudadano para formular una acción razonada con la ayuda de quienes deben hacerlo, pues para eso están creados. Y las malas noticias nunca son reveladas, sólo se enfatiza lo agradable en consiste lo deportivo y lo recreativo y los servicios que ofrecen las oficinas. 

La Legislatura Municipal, de no ser por lo que la oposición penepé e independentista de tiempo en tiempo plantea, sería totalmente desconocida, pues se posiciona como una dependencia del poder ejecutivo cuando el legislativo es todo un poder constituido por ley con independencia suficiente para tener su propia proyección. 

En el asunto del servicio de energía eléctrica hay mucha gente que nos han mentido y otros que solo dicen su parcial verdad. Ahí hay muchos intereses políticos de tres bandos, relaciones obrero-patronales en decadencia, inversionistas, bonistas, activistas, especuladores y tres gobiernos (municipal, estatal y federal) en continuos conflictos entre ellos, porque es evidente la insatisfacción de todos. Mucha gente quiere prevalecer, incluyendo los ciudadanos, quienes a falta de información confiable -y este es el punto más importante- quieren que su sector, su casa o su negocio sean los primeros en tener luz, en  menoscabo de otros.

Los medios de información son un tesoro para el ser humano. En ellos encontramos orientación y dirección para nuestras vidas. Pero debemos estar cautelosos con lo que procuramos conocer o de lo que incidentalmente nos enteramos. La Biblia, esa aparente contradictoria colección de escritos sobre Dios, nos ordena en Mateo 10:16 lo siguiente: “Miren, Yo los envío como ovejas en medio de lobos; por tanto, sean astutos como las serpientes e inocentes como las palomas”. 

Categorías:Análisis, Vegabajeñismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s