¿Está Vega Baja preparado para otro huracán? (2) | Vendrá el agua de todos lados

thomas-jimmy-rosario-hijo-version-corta

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Fotos por Robert Rivera

El agua está en todas partes. Ocupa una gran parte de nuestro cuerpo y del lugar en que vivimos. Es más, en la tierra es como la sangre las venas del ser humano, es el fluido que nos sostiene personalmente y que sin él no podemos vivir. Pero los excesos matan.

El agua tiene dos elementos sencillos que son el hidrógeno, que es el más liviano de la tabla periódica y el oxígeno. Simple ciencia. En nuestros sistemas -el humano y terrestre- se complica porque es como un imán que lo atrae casi todo. Como ejemplo pase un paño seco y luego otro mojado por una superficie sucia. Eso significa que el agua está viva, como toda materia, pues los átomos dan un constante viaje en su pequeño mundo.

Al atraer todo, el agua se convierte en otra cosa. A veces es agua con minerales que no es nociva, pero en otras es agua contaminada perjudicial a la salud. No te ahogas, pero la ingestión de bacterias trabajarán tu interior para podrirlo.

Si esa agua proviene de todos lugares, cuando la naturaleza se altera como consecuencia de una tormenta o un huracán, nos va a afectar de muchas maneras. Una sencilla superficie húmeda que provoque un resbalón, puede ocasionar un accidente. Que de hecho, no necesitamos el disturbio para darnos una matá’.

El agua es necesario para hidratarnos, así que la ingerimos. Pero mucha agua es peligrosa para la salud, aunque sea un compuesto inerte. Algunos médicos no les aconseja a los que tienen ciertos problemas de salud cardíaca que ingieran mucha agua.

¿De donde viene el agua peligrosa? En primer lugar, de nuestro mismo hogar. Si las tuberías, salidas, desagües, llaves y plumas no están funcionando bien, podemos tener una inundación indeseada en nuestro hogar en pleno huracán. En mi casa me pasó, pero con agua empozada del techo. Un tubo del cable del televisor cuya altura era más corta que los bordes del techo hizo que torrentes de agua bajaran. También nuestra casa se puede inundar con el agua que entra con la fuerza del viento a través de los bordes de las puertas y las ventanas, aun cuando no estén abiertas. Si en los alrededores hay agua discurriendo lentamente por los obstáculos naturales u objetos, también puede entrar.

El sistema de aguas usadas de pozos muro o alcantarillado, permite inundaciones. Los ríos, quebradas, manantiales, lagunas, lagos y todo cuerpo de agua, cuando se desbordan, son una amenaza a la salud y a la vida de los seres humanos. Los que residen cerca de la costa, especialmente en la salida del río o en lugares donde la marejada ciclónica pueda llegar o empujar otros cuerpos de agua son lugares sumamente peligrosos.

Esto no es teoría. Ya pasó en Sabana y en Los Naranjos, con resultados fatales. Y lo peor es que cuando se interrumpen los accesos por el agua, la ayuda no llegará de ninguna manera ni de ninguna parte. Todos estarán en la misma situación de salvar sus propias vidas, la de sus familiares y su entorno o escogiendo las prioridades para actuar responsablemente en la situación de emergencia.

Hay agua del cielo y de la tierra, de todos los puntos cardinales y en distintas intensidades. Como les dije, el agua es vital para la vida pero como todo, en exceso no hay seguridad de nada. Hay que abrir los ojos a la realidad, ver donde vamos a pasar la tormenta o el huracán y prepararnos adecuadamente para salvar nuestra vida y la de los seres queridos. No hay de otra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s