El Estado Libre Asociado en mi pueblo

EPSON MFP image
Celebración de la Constitución del Estado Libre Asociado en Vega Baja el 25 de julio de 1952 Fototeca Jimmy Rosario (1952)

 

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Como lectura obligatoria en la clase de Derecho COnstitucional en la Facultad de Derecho donde obtuve el grado de Juris Doctor, el profesor Lorenzo Muñoz Franco, a quien apodábamos Astro Boy por su parecido con el personaje del superhéroe y quien fuera posteriormente  convicto por delitos bancarios, nos hacía obligatoria la lectura del escrito “In the Nature of  a Compact”,  de la autoría de Rafael Hernández Colón.

No había lecturas ni argumentos en contra. Al igual que la orientación popular de la Universidad Interamericana por sus directores y empleados, el curso nos hablaba de las luchas jurídicas y judiciales por los derechos humanos y como corolario, el gran triunfo obtenido con un llamado “pacto” entre Estados Unidos y Puerto Rico. Yo crecí en mi pueblo creyendo eso, pero ya no estoy seguro con lo que por tantos años nos durmieron.

En mi pueblo de Vega Baja por décadas se utilizó dinero del erario público para sostener esa mentira. Después de haber negado la bandera puertorriqueña y mancillarla de manera continua por los añoa anteriores a su adopción, los populares vegabajeños la veían como una manifestación de las “ovejas descarriadas” de los independentistas, quienes habían desertado temprano de ese partido para fundar el Partido Independentista Puertorriqueño. En las décadas de 1940 y 1950, cuando el PIP fue segundo partido, no había tolerancia por los que querían que algún día flotara sola en nuestro pueblo. Para entonces, irónicamente, la única bandera oficial era la de los Estados Unidos de América.  Para muchos de ellos, que habían servido en el ejército, les era más fácil tener en estima la pecosa.

En la escuela era igual, Yo recuerdo a una maestra muy conocida y querida por todos que hacía propaganda en el salón de clase y me hacía sentir incómodo porque hablaba mal de los independentistas y los “republicanos”. Mis padres eran del PIP, De hecho, Jimmy Rosario fue candidato en 1960 para la posición de alcalde y luego para asambeísta municipal.

El Gobierno Municipal, como les dije, no escatimaba dinero de los contribuyentes para construír un templete y celebrar la efemérides con discursos y actividades. Hasta en el Programa de Fiestas Patronales aparecían reseñadas actividades del PPD., en violación de ley.

¿Porqué ocurría esto?

El avance del Partido Popular no fue rápido. En las elecciones de 1940 no coparon. Vega Baja fue uno de los pueblos donde ganó por primera vez y desde 1941 hasta 1976 triunfaron en  todas las elecciones con la alcaldía y la Asamblea Municipal, conocida hoy como Legislatura Municipal. En nuestra ciudad, Don Angel Sandín era una persona diligente y buena, maestro, comerciante y político. Fue Secretario Municipal y su esposa Manuelita fue una de las primeras dos mujeres legisladoras municipales, junto a la famosa Brígida Alvarez Rodríguez.

Era lo que llamamos un positivista. De hecho, siempre tenía un “sí, sí, sí” por respuesta. Fue un modelo tal como alcalde, que la revista Newsweek se interesó por hacerle un reportaje entre los demás de la isla. También fue miembro delegado de la Asamblea Constituyente y el segundo alcalde de mayor tiempo, luego de Luis Meléndez Cano. Sólo terminó su tiempo, su fallecimiento, muy sentido en todo Puerto Rico.

En la legislatura estatal, El PPD ganó el Senado pero por un voto no tenía mayoría en la otra cámara y por lo tanto, tenía un poder limitado y hasta trunco. Siendo el gobernador y los jueces sel Tribunal Supremos nombrados por el Presidente, lo único que ganó en ese año fue una de dos cámaras del poder legislativo. Pero el sagaz Luis Muñoz Marín, fundador y Presidente del Partido Popular pidió que un legislador no popular electo se pasara al lado de los proyectos populares de desarrollo que habían prometido en la campaña política y consiguió que el médico residente en Vega Baja y que había sido electos por el distrito representativo que incluía a nuestra ciudad, se pasara al bando popular y se le nombró como Presidente de la Cámara de Representantes. De esa manera, Vega Baja se insertó en la política estatal, lo que significaba poder.

Ese poder continuó hasta nuestros días. Ganar en 1976 la Asamblea Municipal no hizo que el PNP se cimentara en el poder. Luisito Meléndez tenía un carisma único que las estrategias de Edgar Santana no pudo borrar. Y a pesar de sus diferencias con el actual alcalde Marcos Cruz, se ha honrado la gestión gubernativa de Meléndez Cano.  Cruz Molina ha demostrado tener una mayoría respetable en las dos pasadas elecciones.

Tal parece que el pueblo estima al actual alcalde en la mejor tradición de sus predecesores Angel Sandín Martínez, Rafael Cano Llovio y Luis Meléndez Cano y prevalece por su esfuerzo conocido de mantener un pueblo sobrio, alejado de las ostentaciones con una administración responsable.

Pero contrario a los alcaldes anteriores, no hemos visto participación en Vega Baja de los ideales que basamentan la fórmula del Estado Libre Asociado. Aquel furor de otrora solo queda en el recuerdo. ¿Es que Marcos Cruz Molina está convencido de que el ELA es insuficiente, tendrá en su mente algún otro ideal como la independencia, la libre asociación u otra o será simplemente que quiere solamente administrar bien a Vega Baja? Por lo poco que sé de cómo piensa en este tema, creo que no es estadista ni considera defender esa opción en el futuro. Y no hay otro líder popular que le haga sombra.

Pero si no hay nadie para defender el Estado Libre Asociado en Vega Baja, pudiéramos asumir que hoy,  a los ochenta años de fundado el Partido Popular, el Estado Libre Asociado no es su ideal.  Por consiguiente, tampoco defenderán la Constitución de Puerto Rico, porque no fue obtenida en la naturaleza de un pacto, como alegaba Hernández Colón, sino por imposición  por el Congreso, como ya ha sido interpretado por los tribunales estatales y los federales.

Procede, pues, que el Partido Popular en el nivel local defina su proyecto de futuro. No participar en esta agenda cuando ya el partido se pone viejo y fragmentado por las distintas corrientes y el instrumento de su base ha sido declarado no ser lo que era, es no tener ninguno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s