14 banderas para los barrios de Vega Baja el próximo viernes en el Teatro América

Thomas Jimmy Rosario Martinez por Rudy Rivera

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Martínez, Luis De La Rosa
Luis de la Rosa

Cuando era un jóven aficionado a la historia vegabajeña, imprudente y apasionado, un día visité al historiador Luis de la Rosa Martínez, quien residía al oeste de la calle Acosta, frente a la Casa Museo Portela. Le llevé un modelo creado por mí sobre lo que yo entendía que debía ser la bandera de Vega Baja. El se rió de una manera incomprendida por mi y me dijo: “Jimmyto, para esto hay un protocolo establecido. El alcalde le pide al Director del Instituto del Instituto de Cultura que designe a una persona especializada en heráldica para que prepare la bandera, el escudo y el sello del municipio, a base de las costumbres, usos e historia”.

Finalmente, eso debía ser aprobado por la Asamblea Municipal y por el Alcalde. Me dijo

image_97
Lcdo. Roberto Beascoechea Lota

además, que en Puerto Rico sólo había un heráldico que era abogado y cuyo nombre era Roberto Beascoechea Lota. Me comuniqué con el recién juramentado alcalde Luis Meléndez Cano y él hizo las gestiones para que nuestra ciudad tuviera sus distintivos. Varios años después, el escudo fue transformado en uno de cinco torres que simboliza el distintivo de ciudad que alcanzamos por nuestra población.

Detrás de cada bandera hay una historia. En los primeros días en que nos reunimos para trabajar en los diseños de la bandera para cada uno de los barrios, no se consideraba generalmente a Vega Baja Pueblo como barrio. Una vez aclaramos la legitimidad del asunto utilizando la Constitución y las leyes de Puerto Rico, supimos que eran catorce diseños y no trece. Por eso se le da el título a esta actividad de Catorce Barrios y una gran ciudad. Ese fue el primer reto de la Junta del 240 Aniversario de Vega Baja.

image_6

Paradoja causal, pues hace 45 años, en 1973, cuando comenzamos a organizar la Junta Bicentenaria no teníamos tampoco la certeza del asunto medular que era cuándo se había fundado Vega Baja. Una vez corroborada documentalmente la existencia del núcleo poblacional y de haber una Vega Alta fundada en 1775 había que presumir la vega baja por antonomasia y más cuando antes se mencionaba el sector de Las Vegas entre Manatí y Toa Baja.

image_32

Hay quienes todavía piensan que nos precipitamos pero utilizamos la tradición oral, fuentes primarias y secundarias y la lógica y análisis de los historiadores de la época. Ahora se pueden afinar las definiciones de lo que es una fundación de facto (de hecho) o de jure (legal) de un pueblo y por el cumplimiento de etapas se puede acercar o alejar la fecha de fundación de Vega Baja en ese año de 1776. En esos tiempos también se creó la nación de Estados Unidos de América, cuyo génesis real tampoco fue rápido ni conclusivo como algunos adjudican.

El asunto de la cantidad de barrios no fue nuestro único tema conflictivo. Afortunadamente, la Junta del 240 Aniversario constaba de personas de las dos ramas del gobierno municipal, ejecutivo y legislativo y de personas de la comunidad que a su vez representaban instituciones culturales como la Escuela de la Historia Vegabajeña, el Centro Cultural de Vega Baja y el Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao. Cada uno con un compromiso acostumbrado a servirle desinteresadamente a los vegabajeños y con un profundo conocimiento del vegabajeñismo. Los que conocíamos la historia la compartimos y los que trajeron nuevas aportaciones, las recibimos. Todos aprendimos de esa experiencia. 

A nuestro alrededor había asesores históricos, diseñadores, artistas, estudiantes de las escuelas, sus maestros, profesores universitarios y personas de todos los lugares de nuestra ciudad y de fuera. Cada uno aportando, con sus respectivos talentos, ideas maravillosas para el producto final que producimos por consenso. No puede haber equivocaciones cuando la participación y fiscalización en el proceso fue constante.

Lo que está en las banderas es una historia investigada y auténtica. Fuimos muy cuidadosos y muy responsables en la confección de los diseños y su interpretación escrita. Quizás alguien piense que debió hacerse de una u otra manera como yo creía cuando adolescente que como mi diseño personal debió ser el de nuestra bandera municipal. Pero cuando las decisiones son compartidas como lo hicimos en esta tarea, el resultado es moral y legalmente mandatorio para marcar el acontecimiento. Ahí se refleja la naturaleza, historia y ambiente. Cada bandera lograda es una síntesis de un sector.

Tardamos dos años en producir resultados. Nuestra labor fue interrumpida por el huracán María pero salimos con la certeza moral de que hemos cumplido con nuestra ciudad y con los vegabajeños.

Agradecemos la disposición del alcalde Marcos Cruz, del Presidente de la Legislatura Municipal, Rafael Martínez por su interés en este logro. A la Sra. Rochelly Rivera Cosme, reconocemos su esmero de que cumpliéramos con los parámetros hasta el nivel de la perfección y a todos los que colaboraron, nuestra admiración plena por su aportación generosa.

Hubiésemos querido llegar a este momento de júbilo compartiendo la presencia física de dos personas que no estarán presentes cuando se presenten las banderas de los barrios públicamente por primera vez el viernes, pero que hay que recordarlos para la historia. Uno es Pedro Puig Brull, al que se le atribuye la idea de dotar a cada barrio de una bandera. Yo recuerdo a Pedro haciendo generosas aportaciones durante toda su vida a Vega Baja y a Puerto Rico. El otro, Fernando Rojas Reyes, fue uno de los que trabajó arduamente para que esa idea se realizara. No era de los que mandaba, era de los que iban. Su entrega era constante e incondicional.

El próximo viernes, a partir de las seis de la tarde, seremos testigos de una nueva dimensión en la historia local. Si somos vegabajeños, al menos hemos sido parte de alguno de los catorce barrios cuyas banderas serán conocidas:  Algarrobo, Almirante Norte, Almirante Sur, Cabo Caribe, Ceiba, Cibuco, Puerto Nuevo, Pugnado Adentro, Pugnado Afuera, Rio Abajo, Río Arriba, Quebrada Arenas, Yeguada y para que no nos quede duda, Vega Baja Pueblo, el más pequeño en territorio, que los completa.

Por lo que he escuchado, será una colorida, educativa y divertida presentación dentro de la solemnidad que amerita esta cita con la historia.

INVITACION A CATORCE BARRIOS

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s