“Campanitas de Cristal” en la despedida a Tilín

nicolas perez urbsondo tributo herminio marrero 6
Vista parcial de la audiencia en Museo Casa Portela en el Acto de Recordación a “Tilín”

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

01341-1968-nicolas-tilin-erez
Nicolás “Tilín” Pérez (1968) Fototeca Jimmy Rosario 01341

Ayer, en el Acto de Recordación de Nicolás Pérez Urbistondo pudimos escuchar la experiencia de vida de los amigos y familiares con “Tilín”. Al final, repetí una historia sobre su apodo, que previamente habíamos escuchado de su propia voz.

 

“Tilín” nació en la Calle José Julián Acosta, donde se encuentra el edificio de Farmacia Rodríguez y la oficina del Dr. Jaime Rodríguez Vázquez. Allí discurrió parte de su niñez junto a su familia.

Teniendo ese lugar privilegiado, era testigo de todo el movimiento social, económico y cultural del casco del pueblo, por donde pasaba, en la Calle Betances, la carretera principal hacia los demás pueblos del norte y una ruta hacia el oeste de Puerto Rico. La música no era ajena a su hogar, pues su padre Nicolás, apodado “El Górgoro”, tocaba el bombardino, una especie de instrumento de viento hoy día en extinción y Doña Francisca Urbistondo ejecutaba y era maestra de piano. Mas tarde, su hermano Paco sería cantante del Trío Vegabajeño y su hermana Luz María, también cantante, según nos relata su sobrina, Silvia Luz Reyes Pérez.

590px-GardelEn una ocasión nos contó “Tilín” que escuchó una algarabía. Se trataba de la visita del cantante argentino Carlos Gardel a Vega Baja, de paso a unos compromisos en otro pueblo. Ese es el único testimonio que se ha grabado de un testigo presencial de ese acontecimiento, lo que describió con mucha certeza y precisión.

También mencionó que en otra ocasión, vio unos músicos con sus instrumentos dirigirse al Teatro Fénix, que estaba al otro lado de la calle en el frente de su casa y como niño curioso, se acercó a ellos. Se percató que a uno de los señores se le cayó un billete y él lo recogió y se lo entregó. El caballero quiso darle una “propina”, que él no aceptó. En ese momento interviene su hermana, ajena a lo que estaba pasando y le dice “Tilín, no molestes a ese señor”. El músico le aclara que no estaba molestando y que el niño demostraba ser muy honrado al entregarle un billete que se le había caído y que el sólo estaba agradeciendo su gesto. Inmediatamente, le pregunta a la hermana de “Tilín” que porqué su hermanito tenía ese nombre y ella le contestó que es una canción que se oye por ahí  y que él se pasaba repitiendo de la misma, las palabras “tilín,tilín, tilín”.

cuarteto victoria

El músico era nada menos que Rafael Hernández, el autor de “Campanitas de Cristal”, esa canción mundialmente famosa. Con su Cuarteto Victoria,  iba a presentarse ese día en el Teatro Fénix. Don Rafael terminó tomándose un café en la casa de “Tilín”, invitado por los padres del niño y éstos fueron a su vez, invitados de honor en aquella actividad musical.

Cuando ayer concluímos el encuentro entre amigos y familiares, los presentes recordamos a Tilín, cantando la canción “Campanitas de Cristal”.

Fue una experiencia de gran emoción escuchar la fuerza interpretativa espontánea de la audiencia. Si los testimonios de sus amigos y familiares fueron hermosos,  participamos de un momento sublime al formar parte de esa coral. Unimos nuestros corazones con el recuerdo común de una persona que todos atesoramos en nuestra historia individual y que los demás vegabajeños tienen como una vida de honor y servicio que da lustre a nuestra ciudad.

Hasta siempre, “Tilín”.

(Ver en Facebook)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s