La aportación a la historia vegabajeña de Elmer Gautier Rodríguez con su obra “Estrellas del Deporte Vegabajeño”

Mensaje en ocasión de la presentación del libro,

jueves 22 de agosto de 2019

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Hace unos años, el alcalde de Vega Baja informó al Dr. Jose “Manel” Portela que había aprobado el traslado del Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao desde el segundo piso de la Cancha Moisés Navedo a este edificio. Allí peligraban las tarjas y memorabilia por los saqueadores usuales de esta ciudad. Ademas, la estructura estaba en malas condiciones. Curiosamente, había una fuerza de resistencia porque no consideraban al deporte como cultura ni como historia y si lo fuera, era menos importante que otras manifestaciones vegabajeñas que debíeran ocupar el espacio en el Museo Casa Portela.

Entre unas razones y otras excusas, el traslado del Salón de los Inmortales del Deporte se mudó tres años después en este lugar. La insistencia de muchos tuvo su efecto, pero la labor educativa pudo mas. Para eso, tanto en la Escuela de la Historia Vegabajeña, el Salón de la Fama del Deporte y algunas expresiones independientes nos ocupamos de divulgar, celebrar, conmemorar y perpetuar la historia de los deportistas y del deporte como una herramienta de reconocimiento social al esfuerzo individual y colectivo de ciudadanos.

El deporte es una acción colectiva poderosa. El educador Elmer Gautier Rodríguez lo sabe porque lo ha vivido y lo ha sufrido, sabiendo que entre el triunfo y la derrota de cada descenlace, el juego produce emociones alegres y tristes.

Esa fama que produce el desempeño deportivo se queda en la tradición oral o en el testimonio de los que lo presenciaron en su momento. La tradición oral es lo que de generación en generación nos contaron nuestros ascendentes. A veces eso se nutre de fantasías, exageraciones o imprecisiones. Lo más cercano a una descripción verdadera en la historia es el testimonio de los que lo vieron directamente, los escritos y las estadísticas. Solamente cuando un historiador serio hace investigaciones responsables es que la historia tiene el valor de ser confiable. Elmer Gautier Rodríguez traspasa ese umbral, recoge las leyendas y las convierte en hechos históricos.

Estrellas del Deporte Vegabajeño fue un embarazo de ocho años. Contiene 115 biografías mas la del autor, una sección de terminología deportiva, cerca de 200 fotografías y una bibliografía. Todo eso milagrosamente acomodado en 326 páginas. Para poder hacerlo, pasó por un sentimiento de inseguridad de querer hacer su trabajo correcto dentro de una ausencia de entrenamiento en metodología histórica, la enfermedad física del cáncer de la piel, circunstancias familiares y la dificultad económica que se asoma para cada autor primerizo que quiere publicar su obra.

¿Que ha motivado a Elmer Gautier a dar este servicio a los vegabajeños? Pocos saben que por años, Elmer ha nutrido con hechos ciertos y verificables los expedientes de la vida deportiva de muchos de los candidatos a ser exaltados al Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao. El fue miembro de su primera Junta Directiva y esa relación continúa.

El carácter y la integridad también tienen mucho que ver con este logro. Afortunadamente, Elmer es una persona de fe que proviene de unos padres tambien serviciales, buenos ciudadanos y de una sensibilidad excepcional. Y cuenta en Goyita una esposa extraordinaria, unas hijas y una familia extendida que le ama y con quienes comparte su gran calidad humana. Es como un niño grande, con conocimiento de la maldad, pero sin malicia. Y como toda persona buena, se agrupa con gente buena, como son sus hermanos religiosos y otros que le han apoyado y aconsejado de cómo hacer todo mejor para que su cosecha tenga un final feliz. Hoy es el día de esa cosecha y de ese final felíz.

Mi amigo Elmer no reclama ser historiador. Y aunque ha sido educador, haber practicado innumerables disciplinas y ejercido distintos ministerios dentro del deporte, se hubiera conformado conque su libro se hubiera publicado. Mirando desde afuera y sin tolerancia alguna para su modestia y minimización, tenemos que celebrarlo como un hito en la historia vegabajeña y reconocer su logro.

¿Porqué tiene importancia este libro?

Primero, el recoger historias de vidas vegabajeñas engrandece nuestro inventario de vegabajeños y puertorriqueños que se han dedicado a algún aspecto de la cultura deportiva y que merecen ser perpetuados como ejemplos y modelos a seguir. Hay algunos libros biográficos de nuestros peloteros de grandes ligas, pero para los demás lo que ha habido son inclusiones incompletas o referencias en otros libros como Vega Baja su historia y Cultura, que se editó en 1987, revistas y periódicos. Estos últimos, por su diversidad, son muy difíciles de investigar y agrupar. Y demás esta decirles que hasta ahora de muchos de nuestros deportistas no había ninguna información escrita.

Segundo. Nadie mejor que un autor conocedor que haya sido protagonista de los grandes momentos del deporte en los últimos tiempos. No solo ha practicado, educado, promovido, dirigido o pertenecido a los grupos que han hecho el deporte, sino que como espectador tiene un conocimiento directo y una mejor perspectiva que cualquier otro historiador que tendría que aprender y depender de otros recursos para entender lo que escribe y poderlo transmitir efectivamente.

Tercero. A partir de hoy, Vega Baja tiene un libro histórico y especializado que rompe la tradición de muchos autores de historias de pueblos al escribir unas historias generales donde se relegan a segunda importancia los temas deportivos. Esta es la llave que reabre la puerta para este tema que inició con nuestro primer libro de historia, Literatura Vegabajeña, de Julio Meléndez. Este fue publicado en 1967 y relata la obra de nuestros cuentistas, novelistas, poetas y ensayistas. En materia de prehistoria, otro libro pionero especializado en un tema particular, fue Las Pictografías de la Cueva Maldita, de Ovidio Dávila, publicado en 1977.

Cuarto. Estrellas del Deporte Vegabajeño no es un libro liviano ni superficial. Puede tener errores u omisiones, que se pueden explicar y hasta excusar. Pero dedicar ocho años de su retiro despues de trabajar treinta y entregarlos a una labor de investigar, redactar y organizar una obra de historia en cuyo resultado no se anticipa ningún beneficio económico, es admirable. Es un libro que nos sorprende por su voluminosidad y detalles, pero también por la inclusión de personalidades que no tienen que ver directamente con el esfuerzo físico del deportista, sino también con otros obreros del deportismo como promotores, cronistas y fotógrafos.

Quinto. El libro Estrellas del Deporte Vegabajeño sirve como punto de partida para aquellos que quieran saber datos para estudios de genealogía, pues su autor ha tenido el cuidado de incluir su ascendencia, descendencia y aspectos familiares y personales junto a la información de su desempeño deportivo. Es una fuente de información también sobre el deportista exitoso sobre el marco social de su entorno ocupacional, instituciones y relaciones sociales, presentándonos un cuadro más amplio de lo que estamos acostumbrados a recibir de los historiadores deportivos.

Sexto: Este acontecimiento tiene que ver con nuestra idiosincracia y se relaciona a la fuerza unificadora del vegabajeñismo. Este lareño, como otros boricuas o extranjeros, ha probado que es un buen vegabajeño. Pudo haber hecho lo mismo con otro pueblo o con Puerto Rico. De hecho, desechó su idea original de historiar el deporte estatal por el local. En todos los lugares hay espacio y necesidad de que se recuenten sus historias. Pero lo hizo con nuestro pueblo y con nuestra gente, de la cual el se siente parte como cualquiera de nosotros. Si las personas se conocen por sus obras, este libro es su retrato, como diría mi padre, a quien tuvo la visión de amplificar criterios y la cortesía de incluirlo junto a mi sobrino.

En síntesis, Estrellas del Deporte Vegabajeño es una obra única, oportuna, de gran contenido y estimulante para el fomento de la creatividad de los vegabajeños.

Lo siguiente lo dirijo a tí, Elmer. Esta noche tus amigos, familiares y todo un pueblo agradece tu exitoso producto y tu dedicación para lograrlo. Aquellos que nos ocupamos también de la historia, reconocemos que nos has adelantado en mucho, pero no vamos a competir contigo. Tu libro es el referente, lo simboliza la estrella que incluiste en el diseño de la portada y esa misma palabra que hiciste parte del título. Estrellas del Deporte Vegabajeño es nuestra guía a partir de ahora. Es para todos, fuente de motivación y de inspiración.

Nuestro deseo sincero es que esto que has logrado se convierta en tu vocación del futuro. Has demostrado tener un talento especial para la investigación y redacción que paralelamente también se encuentra en el deporte con las reglas de juego, la organización y la ejecución de las distintas disciplinas.

Gracias a Elmer por motivar esta maravillosa convocatoria y a todos por su comparecencia a esta actividad.

Buenas Noches.

Elmer Gautier con su esposa Goyita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s