Un regalo de Navidad excepcional

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Hace siete años el educador Marcos Cruz Molina asumió la responsabilidad de manejar la administración de Vega Baja. Creo que llegó por sus antecedentes y méritos personales y se ha sostenido por lo mismo.

Junto a él, a unos pasos y casi siempre en la sombra o en la penumbra, callada pero atenta, se encuentra su adorable esposa Georgina Laureano. Nos parece que aunque en ocasiones con el alcalde tengamos diferencias filosóficas sobre cómo las cosas debieran ser y soy muy apasionado en mi crítica, considero que es una persona organizada, pensadora de cada paso que da, bien informada y sobre todo, muy honesto. No conozco un sólo escándalo en sus ejecutorias, por lo que es un reto analizarlo siempre en un nivel elevado y a veces, entenderlo solo porque es un político.

Pero como todo político, ha tenido que resistir ataques injustos y falsos sobre su persona, su matrimonio y sus movimientos como alcalde. Lo hemos visto rectificar de errores o posiciones aunque no sean errores, lo que suma a su honorabilidad personal.

En una visita que hice hace algunos meses a su oficina en compañía de Elmer Gautier, vi a un niño juiciosamente sentadito a su lado izquierdo frente a su escritorio y le pregunté. Me dijo que estaba en caminos a ser su hijo y lo expresó con mucha emoción y una sonrisa iluminada en su rostro, que hace tiempo no veía.

Luego, en una actividad pública, pude ver toda una familia de cinco personas y al chiquitín de tres años diciendo al micrófono «buenas noches», luego del mensaje de su padre. Como acostumbro a leer rostros y mirar a los ojos me fui hasta el alma de todos ellos y entendí en el lenguaje mudo de la inteligencia emocional una sola palabra: felicidad.

Ayer vimos las ondas radiales, televisivas y los periódicos cibernéticos de todo Puerto Rico elogiando este suceso. Hoy, Día de la Navidad, tres niños han tenido el mejor regalo que se le puede dar a un ser humano. Quizás el fantástico Santa Claus les haya brindado regalos materiales de este mundo, pero tres paternidades por dos personas excelentes y la familia extendida en su entorno es un regalo de futuro. Dejar la libertad y la comodidad del tiempo libre para dedicarlo a quienes lo necesitan para su formación requiere tener una mentalidad cosechada con los valores más grandes que se pueden tener en este plano… y en cualquier otro.

Felicito a la Primer Familia de Vega Baja en su primera Navidad juntos.

Deja un comentario