Nuestra conducta, más allá del cumplimiento de las órdenes oficiales, definirá salvar vidas

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Vega Baja tiene ya 8 contagiados oficiales y un número indefinido de muertos. No nos estamos enterando porque no se publica para no hacer daño a los familiares y eso está bien. Y estamos conociendo las victimas. No sabemos los contagiados pero como el asesino es invisible, tenemos que ponernos vendas para verlo, o sea, presumir que nos está acechando en todo lado.


Tenemos que ser más estrictos con esta vigilia, independiente de las órdenes del gobierno. El otro problema es que no es como un catarro, sino que sigue haciendo daño permanente en los órganos vitales.
Como en los asuntos espirituales, la salvación es individual.

Si no nos cuidamos, seremos coautores de la muerte de nuestros seres queridos, nuestros vecinos y nuestros amigos. La carga del virus daña cuerpos, pero también lo hace el remordimiento de no hacer lo que debimos.

Mucha salud a todos!

Deja un comentario