El Vocero| Invento criollo para afrontar el virus

JJ Paramedics desarrolló una cápsula que mantiene aislados a los posibles contagiados con el Covid-19

Por Carlos Narváez, EL VOCERO

VEGA BAJA ­— Bien dice el conocido adagio que “la necesidad es la madre de la invención”, y en estos tiempos de crisis sanitaria causada por el coronavirus los proyectos para hacerle frente a la pandemia no se han hecho esperar.

Ese es el caso de la unidad de paramédicos JJ Paramedics, de Vega Baja, que a un costo mínimo y con el debido asesoramiento del médico de la compañía lograron la fabricación de una cápsula de aislamiento que permite el transporte seguro de aquellos pacientes con sospecha de haber contraído el Covid-19.

Alrededor del mundo, varios países de Europa, en Asia y en Estados Unidos, se han implementado las camillas con aislamiento para poder asistir a los pacientes que muestren la sintomatología del peligroso virus.

“Nosotros habíamos visto una idea de este sistema siendo utilizado en los Estados Unidos”, comentó José Rosario, presidente de JJ Paramedics. “Vimos que era una gran idea y muy necesaria para enfrentar esta crisis y mantener la seguridad de nuestro personal. Consultamos a nuestro director médico, el doctor Ricardo Piñeiro Enríquez, y él nos ayudó a darle forma a la idea, que cuenta con una manga de extracción de las partículas de aire en caso de que el paciente tosa durante el transporte”, expresó.

Este invento criollo consiste en un esqueleto fabricado con tubos plásticos (PVC) que sirve de armazón para una cubierta en vinilo tipo invernadero, y que es colocado sobre la camilla de transporte de pacientes.

La cámara aísla al paciente y un extractor de aire conectado a ella con salida al exterior se encarga de evitar la exposición a partículas que podrían contener el virus.

“El extractor se lleva hacia afuera todas las partículas si el paciente toce. Esta es una cápsula de aislamiento, que es muy distinta a una unidad de presión negativa, que las hay para enfrentar esta pandemia, pero cuyo precio es de alrededor $9,000. Los filtros que conlleva tienen un costo aproximado de otros $400 y tienen que ser cambiados cada vez que se transporte un paciente sospechoso”, agregó Rosario.

Ven aumento de casos

Sin embargo estos boricuas, con apenas unos $100 de presupuesto, le dieron rienda suelta a la idea, que ya han probado con éxito en varias ocasiones en la zona norte, en donde esta semana han visto un incremento sustancial en los casos sospechosos de Covid-19. Cerca de 10 pacientes han sido atendidos en las pasadas semanas, seis de ellos en los últimos días.

“Poder contar con este tipo de equipo de cápsula aislante es una gran ventaja que se añade a las medidas de seguridad que ya nosotros utilizamos para manejar estos casos. El coronavirus es un virus pesado, por lo que el sistema de extracción de aire de la cámara permite que salga todo de la cabina. La seguridad nuestra es bien importante, y a pesar de que utilizamos batas quirúrgicas, ‘face shields’ y mascarillas N-95 provistas por la corporación, esta nueva herramienta nos hace sentir más seguros a la hora de dar un servicio”, agregó Ramírez, quien comparte labores diariamente con la paramédica Alejandra Martínez.

JJ Paramedics cuenta con cinco ambulancias, una de ellas equipada con la cápsula, pero ya para la próxima semana todas deberán contar con el ahora esencial invento. “Esta semana se han disparado los casos”, indicó Rosario. “Esto será la ley y orden, por lo que ya compramos los materiales para fabricar las cápsulas de las demás ambulancias. Los casos se han disparado”, apuntó.

Deja un comentario