¿Eres Vegabajeño? 9. Uso del gentilicio vegabajeño a principios del Siglo XX

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

(Publicado el 7 de febrero de 2020 en la Enciclopedia Vegabajeña como parte de la Serie: La vegabajeña invisible para nuestra historia: Inés Navedo de García (Parte 4)

En varias ocasiones hemos escrito y disertado sobre el gentilicio «vegabajeño». A nuestro entender, había al menos una carta privada que lo ubicaba en uso desde principios de la segunda década del Siglo XX, pero investigaciones posteriores y la confirmación de parte del historiador Wilhelm Hernández, quien no encontró un documento de referencia en el Archivo del Centro Histórico de Vega Baja, nos hace pensar que fue unos años más tarde.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es epitolario-de-ines-navedo-carta-de-pedro-r-de-diego-15-de-julio-de-1916.jpg

«Vegabajeño» se ha usado anteriormente en el lenguaje como nombre, adjetivo y adverbio. Como nombre se le ha dado a grupos sociales, musicales y deportivos, personas individuales, negocios comerciales y hasta modo de vida dentro de nuestra ciudad. Lo llevan personas, animales, cosas y conceptos. Es único en su clase en el mundo, nadie fuera de los relacionados con nuestra ciudad, antes pueblo y villa, lo reclama, ni siquiera los que viven en la comarca de la Vega Baja del Segura en España. En los diccionarios enciclopédicos antiguos a partir de la década de 1930, como el de Espasa-Calpe, lo ubican en nuestro pueblo.

Dentro del epistolario de la dama invisible para la historia vegabajeña, Inés Navedo de García, en un acopio de documentos estudiados cortesía del buen vegabajeño José Luis (Chigui) Arraiza Reyes, hay una carta de otro vegabajeño, Pedro Regalado De Diego, que nos puede fijar la fecha documentada del 15 de julio de 1916 como la primera que hemos encontrado donde incluye el gentilicio. De Diego fue escritor, padre de otra gloria vegabajeña llamada José Isaac De Diego Padró, quien para el momento de referencia era Presidente de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico en San Juan.

Parece ser una contestación a otra carta previa de Inés Navedo. La carta tiene valores que tomaremos en otra ocasión referente al tema que trata. Sobre la dama, la clasifica como patriota y noble. En una ocasión menciona la palabra «vegabajeño» y en otro, «mujeres vegabajeñas».

La palabra vegabajeño tuvo su mayor uso a partir de mediados de la década de 1930, cuando se fundó el Trío Vegabajeño, con sus integrantes originales Fernandito Alvarez, Octavio «Colorao» González, Pedro Crespo y «Guilo» Sánchez, entre otros. El mayor impacto de la trilogía y su reconocimiento dentro y fuera de Puerto Rico fue en las décadas de 1950 a 1960 con Benito De Jesús, José «Pepito» Maduro y Jorge Hernández.

Ser vegabajeño es un sentimiento. Y por lo menos podemos establecer que aunque el sentimiento precedió al uso del gentilicio, ya hemos cumplido más de un siglo reafimándolo.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es epitolario-de-ines-navedo-carta-de-pedro-r-de-diego-15-de-julio-de-1916-reverso-e1581106534868.jpg

Deja un comentario