Música| Carlos Gardel en Vega Baja (1935)

    

Carlos Gardel
Carlos Gardel

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez DVPR

(Publicado originalmente el 2 de agosto de 2013 en el Diario Vegabajeño de Puerto Rico a base de una entrevista realizada a Nicolás (Tilín) Urbistondo por la Escuela de la Historia Vegabajeña)

Carlos Gardel fue uno de los músicos más influyentes de la historia. Cantante, autor y actor, se ganó el aprecio de todos los países hispanos y cautivó el escenario de Europa y Estados Unidos. Sus grabaciones, películas y presentaciones lo hicieron un modelo a imitar y a disfrutar en todo el mundo.

Para los vegabajeños significa mucho, ya que nuestro principal cantante, Fernandito Alvarez Lomba, comenzó cantando tangos y llegó a grabar algunas piezas de ese género con El Trío Vegabajeño.

GEDSC DIGITAL CAMERA
Nicolás Soler Urbistondo (Tilín)

Nicolás Pérez Urbistondo, al que conocemos con Tilín, tenía ochenta y nueve años cuando escribimos originalmente este artículo. Pero recordaba un momento olvidado en nuestra historia local, que fue, cuando, de paso hacia Manatí para presentar su show,  el vehículo convertible de Carlos Gardel se detuvo en el local del negocio de Pío Sanchez, en la Calle Betances, donde el conductor se bajó a comprar algo.

Tilín tenía once años entonces, pero en su mennte tenía grabado a los vegabajeños aplaudiendo al argentino, y a Gardel, quitándose el sombrero en señal de respeto por los vegabajeños presentes. Eran las dos de la tarde, aproximadamente.

Gardel llegó a Puerto Rico en el barco Coamo el 1 de abril de 1935 y estuvo en Puerto Rico hasta el 23 de ese mes y año. Falleció en un accidente aéreo dos meses después en Medellín, Colombia, el 24 de junio de 1935.

Tuve la oportunidad de hablar en varias ocasiones con el finado Lcdo. José Rodríguez Bonhomme sobre su presentación en Manatí. El la cubrió como corresponsal del Periódico El Mundo y tuvo la oportunidad de entrevistarlo. Su descripción de lo que allí pasó es otra historia. Eso fue el 18 de abril de 1935, por lo que estimo que ese mismo día estuvo en nuestra ciudad, como lo recuerda Tilín.

Deja un comentario