Los Historiadores Vegabajeños

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Anteriormente he escrito sobre este tema. De hecho, desde hace casi cuatro décadas, lo hacía regularmente en mi columna semanal Apuntes para la historia en el semanario Taino. La información es la misma, mas ampliada, pero la visión que tengo de la biblioteca histórica vegabajeña, es distinta.

Historiografía es la disciplina que se ocupa del estudio de la historia, el estudio bibliográfico y crítico de los escritos sobre historia y sus fuentes y de los autores que han tratado de estas materias y el conjunto de obras o estudios de carácter histórico.

Eso significa que para saber de historia de Vega Baja y los vegabajeños tenemos que ir a las fuentes de información como una verificación de la legitimidad de la misma. Y que la historia no se puede quedar en el mero dato, sino que tenemos que analizarla.

Nuestra ciudad tiene el beneficio de que hemos tenido distintos trabajadores de la historia. Algunos han sido historiadores, pero su labor no hubiera sido posible si no hubiera habido quienes fueran los actores de la historia, quien ordenó escribir esa crónica, quién la archivó, quién la conservó, quién la divulgó, quién la publicó y quien la analizó. La mayor parte de las fuentes originales o documentos de la historia vegabajeña, no han sido publicados, pero muchos lo han sido, transcritos de originales por instituciones y personas. Otros han publicado análisis de esos documentos.

La historia, fragmentada e inexacta sobre Vega Baja fue primeramente publicada por los antólogos de Puerto Rico como el Dr. Cayetano Coll y Toste. Ciudadanos interesados en la difusión cultural publicaban escritos esporádicos en las publicaciones y periódicos, más como crónica del momento o memoria del recuerdo. El Movimiento Renovación, que produjo varias ediciones del mensuario y la Revista Anclas en las décadas de 1930 y 1940 contiene varias biografías de las personas de la época.

El periodismo durante el Siglo XX fue el noticiero cultural y la fuente histórica constante. En 1967, la Editorial Cibuco publica Literatura Vegabajeña por Julio Meléndez y un folleto sobre historia de Vega Baja por Adrián Santos Tirado en una serie de la historia de los pueblos de Puerto Rico. En 1987 el Gobierno Municipal publica Vega Baja, su historia y su cultura. Historiadores no vegabajeños como Teresita Martínez Vergne, Pedro San Miguel y Guillermo Baralt se ocuparon de contar la historia de los esclavos, de la azúcar y la Central San Vicente.

En Vega Baja, Agustín Alvarez nos dió las primeras notas agrupadas sobre nuestra historia. Luego Luis de la Rosa Martínez y Genaro Otero Campos organizaron el archivo municipal y salvaron nuestra historia de no tenerla. Luis dio los primeros pasos hacia un análisis de nuestra historia.

Hay muchos compañeros historiadores de finales del Siglo XX y del presente siglo que han realizado trabajos en distintas instancias y en distintos temas. Los programas de Fiestas Patronales y Libro del Año fue una constante en la historiografía vegabajeña, pero hay muchos trabajos adicionales, impresos y en digital, que iremos revisitando y recordando.

Todos los nombres de los que han historiado a Vega Baja merecen ser honrados e incluidos para la historia. De otra manera, sería una historia incompleta e injusta. Cada jueves, nos ocuparemos de colocar una piedrita hasta que un día la pila hasta donde lleguemos, esté completa.

Deja un comentario