Recordando a Vegabajeños del deporte | Julio Pabón

Las lecciones del maestro Julio Pabón

Por Rvdo. Emilio (Millito) Licier

(Palabras en ocasión de sus exequias fúnebres, publicadas en Diario Vegabajeño el 27 de octubre de 2015)

Dios los bendiga. Hoy muchos deportistas, amigos y familiares, le dimos un nos vemos más adelante a un gran vegabajeño, Don Julio Pabón. Wao.

Fui uno de los cientos de jugadores que pasaron por sus manos y quiero testificar una enseñanza recibida que hoy día todavía me ayuda como pastor de una iglesia.

Recuerdo cuando me decía “para crecer en el béisbol es necesario que entiendas y conozcas bien los fundamentos del juego, que ser inteligentes es más que el talento”.

En mi caminar en el deporte vi muchos jugadores con tremendo talento y no llegar a ser consistentes. Wao. Ahora, en los caminos del Señor me di cuenta que ese consejo es el mismo que la palabra que Dios nos da. 

Entender y conocer a Jesucristo, entender y conocer su grandeza, entender y conocer su gran amor, entender y conocer quien era y quien soy. Entender y conocer de la misericordia de Dios. Wao.

Entender y conocer que sin Jesús nada podré hacer. Entender y conocer que aun siendo pecador El me perdonó y me escogió para servirle. Wao.

Entender y conocer que tendré una vida eterna junto con Jesucristo y que mi entrenador de béisbol  estará. Entender y conocer que si persevero recibiré mi galardón. Si logro entender y conocer terminaré mi carrera con gozo y en la meta me encontraré con mi Salvador y Julio Pabón estará allí dándome ánimo y posiblemente diciéndome Te lo Dije Chelo, como el me llamaba por causa de mi padre.

Es mejor entender y conocer los fundamentos y reglas del juego que sólo tener talento a entender y conocer a Jesucristo, al Espíritu Santo, que sólo vivir por causa de un Don.

El Cielo está de fiesta. Julio Pabón debe estar haciendo algún chiste y el Señor y los ángeles deben estar riéndose, como muchas veces nos hizo reir a nosostros sus discípulos.

Julio Pabón, tus obras permanecerán por siempre es este pueblo de Vega baja y un día estaremos como miembros del Salón de la Fama del REINO DE DIOS.

Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Éste es el verdadero Dios, y la vida eterna. (1 Juan 5:20 RVR1960)

En 1973 Julio Pabón fue el dirigente de la COLICEBA JUVENIL de Vega Baja, Campeón de Puerto Rico. Ese mismo año Vega Baja fue campeón en la Doble AA dirigidos por Vitín Meléndez y si no me equivoco un equipo de las pequeñas ligas también. Año de Gloria para Vega Baja.

DIOS ME LOS BENDIGA.

Deja un comentario