La Espiritualidad

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

La vida nos da la oportunidad a todos de descubrir la parte material o física de las cosas y de uno, pero también participamos de la vida espiritual personal. Como no hay dos seres iguales por gemelos u octillizos que sean, cada uno tendrá sus propias experiencias distintas de conocimiento.

En un momento de nuestra consciencia, habremos de seleccionar el camino para hacer las cosas a nuestra manera. Y escogeremos la religión que deseemos o compartiremos con el grupo con el cual nos identifiquemos más. Nuestra manera de ejercer ese derecho y necesidad es individual y personal. No debe haber consideraciones de ninguna clase excepto el deseo de evolucionar e involucionar.

A lo mejor en el proceso sigamos un camino corto de satisfacción mental y emocional, porque no hay mapa para esa búsqueda. Hay que hacerse todos los planteamientos posibles, dudar y educarse, confiar en nuestros cinco sentidos humanos mas el no desarrollado de la intuición y aprender de una vez a usarlo. Y no tener prisa para encontrarse con Dios, el se presentará por el camino del misterio y el milagro. Es el complemento supremo, pero si no sabemos como llegar a él, podremos confundirnos.

Si Dios es onmipresente, está al lado o dentro de nosotros. Si es omnisciente, entiende lo que sentimos. Para entenderlo, no tenemos que sumirnos en su complejidad, sino en su simplicidad. Y no tenemos que gritarle, basta buscarlo silenciosamente en nuestro interior y aun durmiendo, debemos tener la certeza de que esa energía está viva siempre, porque es infinita y no nos dejará a menos que olvidemos o ignoremos su presencia deliberadamente.

Cuando más poderoso me siento es cuando reafirmo la presencia permanente del Todo en mi mente y en mi corazón. Si aun no has encontrado tu camino mira a tu alrededor las ofertas que de seguro tienes, explora en tu mente las necesidades y actúa para entender al que está aguardando para ser el Dios de tu corazón.

Deja un comentario