Categoría: Historias

Monumentos Vegabajeños| ¿Qué pasó con el busto de Luis Muñoz Marín?

ACOBE CON BUSTO DE MUNOZ MARIN.jpg

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

En un tiempo en Vega Baja tuvimos un exceso de homenaje al gobernador Luis Muñoz Marín. Se puso su nombre a una mera calle, que se le dio equivocadamente el nombre de bulevar que viene del francés y significa una calle generalmente ancha y con árboles. También un edificio del gobierno municipal se le llamó igual y una escultura se colocó en el estacionamiento público del oeste del casco tradicional.

La calle no está rotulada, el edificio tiene problemas estructurales y el monumento que contiene el busto sobre un pedestal ha desaparecido. La última vez que lo vi fue cuando retraté al amigo Fernando Acobe, quien trabajó en una de las biografías del prócer.

El Gobierno Municipal no ha informado si el monumento fue retirado para restaurarlo, como hicieron con el marlin del  otro monumento dedicado a los pescadores que aun no ha vuelto a su espacio.  Tampoco se sabe si fue hurtado en la tradición vegabajeña de desaparición de metales expuestos al público.

El busto estaba ubicado detrás del cuartel de la Policía Estatal y a pasos del de la Policía Municipal.

Biografía| Luis Fermín Náter Silva (Güigüí) por Violeta Landrón

01382 1969 LUIS F GUIGUI NATER

Luis F. (Güigüí) Nater 1969 Fototeca Jimmy Rosario

 

Por Violeta Landrón

(Aparecido en programa de Fiestas Patronales de Vega Baja, 1999)

“¿Sabes donde esta ubicada la tienda de Isa, el árabe?…pues allí nací yo, en la Calle Betances frente a La Asturiana. Ese local era mi residencia”. Así me dice Güigüí sentado en su sillón de ruedas, que para nada ha cambiado su carácter afable y comunicativo. Doña Nora, su amante y dedicada esposa, le mira con dulzura y me comenta: “Es admirable como Güigüí, en lugar de sentirse desgraciado, le da gracias a Dios por estar vivo y disfrutar de su familia”.

“Mis padres fueron José Inocencio Náter Girona y Enriqueta Silva. Nací en el 1923 y aunque fui el único hijo de mi mamá, mi padre, quien era viudo, tenía 9 hijos de su difunta esposa. Estos hijos mami los aconsejó y los tuvo como si fueran de ella. Mi padre, de quien guardo gratos recuerdos, era farmacéutico y también fungía como Juez Municipal. Fue él quien casó a Agustín Rodríguez y Ana Pérez Melón, padres de esos médicos prestigiosos de Vega Baja”.

Güigüí se graduó de Escuela Superior en el 1940. Luego comienza estudios de contabilidad en la Universidad de Puerto Rico… “me hospedaba en la casa de Ricarda Ramos vda. de Casilla, una republicana rabiosa de esas que “mandan y van”.  Al terminar sus estudios Güigüí regresa a Vega Baja y comienza a trabajar con Fernós Isern, quien entonces era Secretario de Salud. A los 21 años se casa con su princesa adorada…doña Nora López Olivera…”La mujer que me paralizó el corazón con esos ojos de cielo. Eramos dos muchachitos. Yo tenía veintiún años y Nora, quien era única hija, dieciocho. Nos habíamos conocido en un bailecito de  la escuela y fuimos novios por cinco años”. Poco tiempo después comienza a trabajar en la Mueblería de su suegro Rafael López.

La fotografía, eterno “hobby” de Güigüí, resurgió en sus años de adultez, como el mismo comenta…“son muchas las satisfacciones y reconocimientos que obtuve como fotógrafo. Llegué a tener hasta un laboratorio de revelado en mi propio hogar…de la cámara no se libraba ni el gato, siempre me gustó la fotografía espontánea y natural”.

El matrimonio de Nora y Güigüí es digno de ejemplo y admiración. De esta unión +tienen ocho hijos: Luisito, Nora Maritza, Nora Evelia, José Rafael, Fernando Luis (Tatito), Nora Leyda, Rafael Enrique y Antonio Enrique. Hijos que le han regalado veinte nietos y doce biznietos.

“Dios obra por senderos misteriosos.  Hace seis meses sufrí un derrame cerebral que me dejó incapacitado y confinado a esta silla de ruedas. De no haber sido por el cariño y la dedicación de mi esposa e hijos y la fe en el Todopoderoso, me hubiera caído…pero al contrario, alabo al Señor todos los días por dejarme disfrutar de un amanecer, de la sonrisa de mis nietos, del afecto de mis amigos y la compañía de mi adorada Nora, a la que amo con locura. Lo digo a viva voz: !soy afortunado! Esta silla me ha ayudado a ver la vida con detenimiento, con paciencia, con sabiduría…y de otras perspectivas. Desde aquí me he dado cuenta de cuán importante es la familia y el amor”.

Dejamos a Güigüí Nater en compañía de sus fotografías, sus recuerdos, su sonrisa placentera, su voz pausada y segura. Dejamos a Güigüí con su eterno amor…Nora, la novia de los ojos color cielo.

________

Nota de redacción: Luis F. (Güigüí) Náter  falleció posteriormente. Le sobrevive su viuda, doña Nora López.

 

Historia Vegabajeña| Día Internacional del Museo

thomas-jimmy-rosario-hijo-version-corta

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Hoy es el Día Internacional del Museo. El Nuevo Día nos trae la noticia para visitar en  todo Puerto Rico con opciones pero los museos de Vega Baja no aparecen. De hecho, ninguno de los dos  tienen las características de una estructura museológica. Eso es un asunto de dinero y de falta de recursos humanos. Se hace lo que se puede.

Al principio de la década de 1970 escribí una columna para el semanario TAINO donde clamaba para que se creara un museo para nuestro pueblo. Hasta entonces, sólo se había hecho exhibiciones periódicas como la de libros y periódicos en una vitrina de Casa Eguía en 1964 y posteriormente la de fotografías en 1976. Creía entonces que el sitio propicio debía ser el reconstruído Teatro Fénix que luego fue Biblioteca, Centro Cultural y remodelado como teatro.

 

La Sociedad de Investigaciones Arqueológicas e Históricas “Sebuco”, creó en la segunda mitad de los setenta una sala de exhibiciones de objetos aborígenes en el segundo piso del edificio perteneneciente a Rafael Cano en la Calle Betances esquina Calle Leonardo Igaravídez. Esa colección con muchas más, existe. Está a la espera de un lugar seguro  para colocarlas en una exhibición permanente, temporera o dinámica y colocarnos en la Ruta Taína. Pero tenemos que sacarla de nuestros archivos y regresarla a la vista y conocimiento público.

MUSEO CASA PORTELA

Bajo la administración de Luis Meléndez Cano se establecieron los edificios Museo Casa Alonso y Museo Casa Portela. Hace poco más de un año, el alcalde Marcos Cruz Molina estableció tres salones de exhibiciones que son el Museo Militar, el Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao y el de Historia de Vega Baja en el segundo piso.

A base de mi experiencia y conocimiento, tanto los museos como las exhibiciones deben ser revisados. Un museo es algo vivo, no un depósito de materia muerta, estéril  o en descomposición. No me malentiendan porque cada día me disfruto lo que tenemos, lo patrocino y lo pregono. Me siento orgulloso de todo eso que hemos logrado. Pero lo que hace que un museo reciba visitantes y cumpla su propósito social es su atractivo y su renovación.

Cuando antes viajaba por razones de trabajo o de estudio a la costa este de Estados Unidos y visitaba a Nueva York y Washington, mis lugares de parada eran los museos Smithsonianos, el Museo de Historia Natural y el Metropolitano de Arte. No sé cuantas veces fui al obelisco egipcio, a las exhibiciones de dinosaurios o a ver las pinturas, esculturas y demás espacios de objetos naturales o artísticos. En Broadway asistí desde A Chorus Line hasta el Fantasma de la Opera y en varias ocasiones regresaba a la misma obra, ya que nunca una presentación tiene los mismos actores,  escenarios o vestidos ni uno lo entiende todo en la primera vez.

La diversidad, que solo una persona que va frecuentemente puede notar y comparar, hace que cada visita sea distinta. El arte estático como el dinámico, pueden atraer más si se diseñan cambios.

Siempre me he encontrado que alguna gente piensa que la historia es aburrida. Pero yo no le compro a nadie esa teoría. A lo mejor el que la cuenta no tiene las destrezas para mantener el interés a lo largo y ancho de un escrito, una conferencia o una tertulia, pero la realidad es que no hay tema de más posibilidades que el de la historia, que te puede dar versiones, entretenimiento, recreación y sobre todo, conocimiento. Y el conocimiento trae reconocimiento. Tenemos que aunar esfuerzos para que los vegabajeños seamos reconocidos en el aspecto museológico moderno. Eso no puede hacerse desde una perspectiva, hay que reunir los talentos que pululan en nuestra ciudad.

Este año no estamos en el listado de los museos isleños, pero si nos movemos en la dirección correcta y nos unimos las entidades culturales con el gobierno municipal, que  ha demostrado interés en recibir colaboración, el año próximo podremos no solo estar incluidos sino también, ser el primer destino turístico de museos en Puerto Rico.

En la Escuela de la Historia Vegabajeña y el Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao estamos dando pasos importantes en esa dirección pero la consolidación de propósitos debe incluir a otras entidades culturales y la administración municipal en un nuevo enfoque hacia el futuro cultural y turístico de nuestra ciudad en este “espacio vital de conexión humana”, como lo define en su subtítulo la autora Mariela Fullana Acosta en su escrito periodístico en El Nuevo Día.

Vegabajeños| Vanessa M. García Narváez

vanessa-garcia-bandera-pr1.jpg

SEMBLANZA

Vanessa M. García Narváez

Por Wilhelm Hernández Hernández

(Publicado originalmente en marzo de 2013)

En la mitología griega, Vanessa hubiese sido hija de Océanodios de las aguas. Vanessa de las aguas… desde los cinco años, quizás antes.  A nadie sorprendería escuchar decir de esta atleta que se ha desplazado más tiempo en el agua que lo que ha caminado a pie.  Una figura consagrada en la historia deportiva del Puerto Rico contemporáneo, seguida paso a paso, o mejor brazada a brazada, en cada una de sus competencias nacionales e internacionales. En cada competencia renace esa  simbiosis física y emocional que une la atleta a nosotros como espectadores: mientras ella detiene la respiración solo a intervalos, Puerto Rico deja de respirar todo el tiempo.  

Vanessa  es seleccionada hoy Mujer Destacada de Vega Baja 2013en Deportes, pero los criterios de esta selección no se circunscriben a su conocido desempeño en la natación. Hay un reconocimiento explícito de unas cualidades humanas dignas de emular.  

Vanessa es de Vega Baja desde un 18 de julio de 1984 y físicamente no ha abandonado a su pueblo; a cada viaje, su regreso al lugar donde creció, en la urbanización Alturas de Vega Baja.

Su infancia, nada extraño,  está vinculada al agua, integrando a sus cinco años de edad el equipo Atenienses Nadadores del Norte, con sede en Manatí. Desde entonces sus brazadas van en constante escalada. Algo que veía venir su familia y entrenadores. Entre las primeras muestras  está su participación en los Campeonatos de las Islas del Caribe 1996, celebrados en San Juan, Puerto Rico.  En la ocasión se alza con oro en 50, 100, 200 y 400 metros libre y en los relevos 4 x 100 libre y 4 x 400 combinados, con marcas nacionales en su categoría de once-doce años.  Vanessa ha comenzado a representar a nuestra nación puertorriqueña a corta edad, y así parece entenderlo y aceptarlo con conciencia de adulta comprometida. Algo no tan sencillo decir, pues aún hay que estudiar mucho y combinarlo con los entrenamientos de uno de los deportes más sacrificados para el atleta, su familia y entrenadores.

Vanessa va de prisa, como todo aquel que le urge cumplir una importante misión para su patria. Un sucinto recuento de su trayectoria posterior a 1996, comenzaría al siguiente año. En 1997, los Campeonatos Centroamericanos y del Caribe, con medalla de oro en 50 y 100 metros libres y plata en 200 y 400 metros libres. En 1998, los Centroamericanos y del Caribe, en Venezuela.  En adelante es ya Vanessa de Puerto Rico. El número de competencias que le siguen nos deja la impresión de que es una mujer incansable e inalcanzable.  En 2004, alcanza el cenit de sus esfuerzos con su participación en las Olimpiadas celebradas en Atenas, Grecia. En 2005, el World Campionship (Montreal, Canadá); en 2006, los Centroamericanos y del Caribe (Colombia); en 2007, Campeonatos Mundiales (Melboure, Australia); en 2007, Panamericanos (Brasil); en 2008, las Olimpiadas de Beijing (China); en 2009, Campeonatos Mundiales (Roma, Italia); 2010, en Ohio State Grand Prix y los Centroamericanos y del Caribe, en Mayagüez, Puerto Rico, obsequiándonos oro en sus dos conocidos eventos y nuevas marcas nacionales y centroamericanas; en 2011, Panamericanos(Guadalajara, México); y, en 2012, por tercera ocasión, las Olimpiadas de Londres.

Captura a la prensa deportiva por sus impresionantes desempeños, por su juventud y por su calidad humana. Significativo es que en los artículos periodísticos siempre surge una expresión de  afirmación de nacionalidad sea de su patria grande, Puerto Rico, o de su patria chica, Vega Baja.  Por ejemplo, en ocasiones se refieren, y cito, a “la nadadora puertorriqueña…”, en otras a  “la nadadora vegabajeña participará mañana…” (estoy citando, mañana no compite, creo…). 

Las medallas obtenidas hacen grande a Vanessa, pero más inmensa la hace su representación de los llamados valores positivos. No de esos valores escritos en letreros promocionales que en la más de las veces parecen huecos, distantes de la realidad.  En su caso, son parte integral de su realización como persona, amalgamados a través del deporte, de las relaciones interpersonales, de sus estudios,  con calificaciones que la ubican en el “Cuadro de Honor” desde temprana edad hasta su bachillerato y de tantas otras formas que surgen de su experiencia de vida.

No es de extrañar que en 2006 fuese seleccionada mediante votación cibernética como la “atleta femenina del año”, bajo los auspicios del periódico Primera Hora, superando otras buenas atletas puertorriqueñas. Se reconocía en esta ocasión, no solo las ejecutorias deportivas,  sino la  calidad humana.  Bien pudiera decirse que Vanessa se guía por la versión opuesta de la conocida máxima mente sana en cuerpo sano; en su caso mejor decir, cuerpo sano en mente sana.  

Vanessa es de sonrisa franca, que algunos confunden con timidez, y de cabellos ondulados como si fuesen reflejos del movimiento ondulatorio que provoca su desplazamiento en el agua. De buscar un paralelo literario de la vida de Vanessa, se podría afirmar que es la versión femenina de El viejo y el mar de Hemingway en esa lucha tenaz contra la naturaleza, una lucha solitaria en que brotan los más elevados principios humanos; una lucha en soledad en el agua que al final descubrirá que no iba sola;  estuvo siempre acompañada por todo un pueblo, por toda una nación.

 Wilhelm Hernández Hernández                                                                                                  Marzo 2013

CERTIFICATE OF RECOGNITION VANESSA GARCIA

Opinión| Hablemos del Conejo

Su gran problema, o por lo menos por lo que ha sido etiquetado como nocivo, es el género que practica.

Normando Valentin.pngPor Normando Valentín, Primera Hora

Puerto Rico es la isla de la controversia. Aquí se respira, se vive el toma y dame. Todos tienen su postura con la convicción de que tienen la verdad agarrada por el rabo. En ese vivir caribeño juzgamos todo evento u acción. Aquí los tonos grises muchas veces no valen porque todo tiene que ser blanco o negro; así lo demuestra la más recienite controversia pública.

BAD BUNNY 12 PRIMERA HORA

En el mundo artístico, Benito Antonio Martínez Ocasio, mejor conocido como Bad Bunny, es una de las nuevas estrellas nacientes del género urbano. Su éxito ha sido de tal magnitud que ya es considerado una figura cimera que está generando millones de dólares sin haber grabado un disco de manera formal. De hecho, su primer gran concierto en la Isla ocurrió la semana pasada, cuando vendió más de 22,000 boletos en el Centro de Convenciones de Puerto Rico.

Su gran problema, o por lo menos por lo que ha sido etiquetado como nocivo, es el género que practica. Hablo del trap, movimiento musical que se destaca por su fuerte contenido violento y sexual.

El trap tuvo un ancestro que levantó quejas y censuras por igual y que se conoció como el underground. Muchas de las mega estrellas de este momento tuvieron su génesis en el underground, para finalmente migrar a temas menos hirientes al oído. Las tarimas internacionales se abrieron y ya todos los conocen.

Recuerdo que en un momento Don Omar se enojó al acusar a los exponentes del Trap de dar un paso atrás en cuanto a la música se refiere. Puedo entender el disgusto del intérprete, pues le tomó mucho tiempo ganarse el respeto y que se le concediera el reconocimiento actual. Sin embargo, debemos entender que cada generación tiene su referente musical. No es ni bueno ni malo, solo diferente.

En la década de 1960, el movimiento de peace and love produjo los llamados hippies. Su música, así como sus prácticas de amor libre o rebeldía, escandalizó a todos. Los Beatles fueron su mejor referente, pues los talentosos músicos fueron llevados a la hoguera por su encuentro con las drogas, entre otras prácticas. Lo mejor de la música quedó, lo otro fue desechado.

Así ocurrió también con el boom de la salsa. Los años que dominó la Fania no dejaron de escandalizar con su letra y sus traspiés con el mundo de las drogas. Se malograron muchos que rodaron arrastrados por su vida intensa. Aunque hubo letras como la de “si te cojo coqueteándole a otro, un piñazo en un ojo te voy a dar” de Maelo, que es un culto a la violencia doméstica, no es lo que se quedó. Hoy día disfrutamos de una gran variedad de clásicos que sí lograron un buen sitial, otras fueron simplemente melodías desechables.

Pienso que eso mismo ocurrirá con el trap. El Bad Bunny no podrá llevar una longeva carrera artística si pretende insistir en ese género. Las grandes tarimas lo van a forzar a modificarse. Su música actual de culto al “maleanteo” terminará siendo desechable.

El joven tiene talento. A usted puede no gustarle lo que canta. A mí, por ejemplo, no me gusta tampoco, pero le doy el beneficio de la duda. A veces pienso que su juventud lo traiciona, sobre todo en las redes sociales por las cosas que escribe. Uno puede inferir que no piensa mucho lo que va escribir, pero no es nada que un buen relacionista no pueda trabajar.

Sobre las críticas a la exención contributiva que le otorgó el Gobierno, solo se puede decir que el joven cumplió con los papeles y qué bueno que quiera hacer algo legal. Es una herramienta disponible y se acogió a la misma.

Él no es el Farruko que se le olvidó reportar $51,000 en efectivo en Aduana. Gran cuentazo para evitar rendir de manera legal o al menos eso pudiera demostrar.

Tiempo al tiempo. Veremos cómo evoluciona este Bad Bunny. En sus manos queda su futuro y él decidirá con sus hechos si se mueve a la tarima de la grandes como Daddy Yankee, entre otros, o terminará en el vertedero del olvido con otras chatarras de distintos géneros que no trascendieron por la estridencia, así como pésimas decisiones de vida.

75 años de fotógrafo| Personas que se distinguieron en nuestra ciudad en el Siglo XX

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Texto por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Fotos por Thomas (Jimmy) Rosario Flores

La Fototeca Jimmy Rosario contiene las imágenes de las personas de nuestra ciudad. edificios y sucesos de nuestra vida. La historia se puede reconstruír mejor si hay ese documento que le llamamos fotografía. He aquí sólo una pequeña muestra de personas importantes que de tiempo en tiempo se convirtieron en líderes de Vega Baja.

José (Manón)  Santos es educador retirado, cooperativista y legislador municipal. Actualmente en miembro de la Junta de Directores del Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao. Su esposa Yadira es actualmente legisladora municipal.

Nicolás Pérez Urbistondo, “Tilín”, es conocido como un gran deportista vegabajeño. Ha sido exaltado al Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao y el natatorio vegabajeño lleva su nombre.

Raúl López fue un destacado comerciante de Vega Baja, hoy día retirado. Su fallecida esposa, Anilda Torres, fue educadora y pintora.

Emilio (Millo) Meléndez, fallecido,  fue un destacado líder en Río Arriba y Presidente de la Asamblea Municipal.

William Correa, tecnólogo médico, Presidente de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Vegabajeña y de la Asamblea Municipal de Vega Baja.

A %d blogueros les gusta esto: