Archivos en la Categoría: Musicología Vegabajeña

Los Músicos Vegabajeños

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Dicen que un cubano inventó la frase «La música es el alma de los pueblos, un pueblo sin música es un pueblo sin alma». En Vega Baja es posible que los primeros instrumentos y sonidos musicales los hubieran ejecutado los aborígenes, pero bajo la colonia española no es hasta el siglo XIX que el pueblo aparece cantando y tocando sus instrumentos. Creo que primero hubo cánticos religiosos particularmente católicos, luego en las escuelas municipales hubo clases y hasta bandas escolares.

En el Siglo XX hay todo tipo de músicos y de canciones. Se canta en la iglesia católica y en las evangélica, en las escuelas privadas y públicas, en la comunidad auspiciado por el Gobierno Municipal que forma coros, bandas y hasta orquestas. Hay cantantes varones y mujeres, dúos, tríos, cuartetos y compositores, arreglistas.

Vega Baja es la cuna de Juan Tizol, famoso en todo el mundo por ser referente en el mundo de la composición y ejecución. Basta escuchar dos de sus canciones: Caravan y Perdido. Con ellas recordamos que las hemos escuchado antes y se nos hace difícil conectarlas a un vegabajeño que abandonó nuestro pueblo con su madre y su tío cuando perdió a su padre. Hay mucho material bibliográfico sobre él. Posiblemente Johnny Depp, autor y músico que estuvo en Vega Baja para firmar unas secuencias de The Rum Diary, no sabía que su autor favorito había nacido en una calle cercana a donde trabajó hace unos años. En una película anterior, había interpretado a Perdido.

Julio Meléndez

Hay una historia de la música vegabajeña preparada por Julio Meléndez en el libro Vega Baja, su historia y su cultura. Es una obra que merece ponerse al día porque data del 1987. De allá para acá la música ha tenido una evolución importante. José Luis (Tato) Díaz Maldonado sigue tocando y le ha dado continuidad al famoso Trío Los Condes que todavía está activo. El Trío Vegabajeño tuvo una evolución hasta el fallecimiento de su creador Fernandito Alvarez. Hay cantantes populares y operáticas de muy buena calidad como Ana Marta Arraiza y Camille Ortíz Arroyo, entre otras, sin olvidar a Marisol Soto y la Sra. Castro, «la niña de Vega Baja» y otras. Hay otros varones exitosos marcando una presencia histórica fuera de Puerto Rico, como Pedro Brull Irizarry.

En otros lugares del mundo, Roberto Sierra, Edwin Crespo y Edán Meléndez siguen componiendo música. Decenas de músicos vocalistas e instrumentistas forman parte de orquestas, conjuntos, bandas y orquestas. Muchos otros educadores de ese arte lo hacen en otros lugares.

Bad Bunny

Y uno de nuestros hijos, Benito Antonio Martínez Ocasio, está recorriendo el mundo con un estilo distinto y bajo el personaje de Bad Bunny. Conejo Malo que se convierte en bueno cuando hay necesidad en su pueblo o en Puerto Rico, realizando actos de generosidad.

La música vegabajeña o por vegabajeños no se ha detenido. Algunos nos han deleitado con conciertos virtuales. Ha evolucionado pero ahí está, esperando un nuevo ambiente distinto a la pandemia que estamos sufriendo para que las voces, las cuerdas, los metales y la percusión regrese.

Música| «Hoy es la noche de Pedro Brull»

Pedro Brull Irizarry

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez DVPR

(Publicado el 13 de octubre de 2013 en el Diario Vegabajeño de Puerto Rico)

Pedro Brull Irizarry vuelve al escenario público vegabajeño. Tras una carrera impresionante de éxitos y reconocimientos internacionales, este cantante salsero es el punto de referencia del éxito para los locales y los puertorriqueños. 

Viene de una cuna de personas dedicadas a la educación, cultura, al deporte y al comercio. El personalmente es educador. Pero primero fue un deportista frustrado que encontró su verdadera vocación gracias a su vecino y amigo de toda la vida, Freddy Ramos.

Hace poco, en Vega Baja Vive, contaron la historia. Se necesitaba un cantante para formar una orquesta y Freddy lo escuchó cantar en el baño de su casa en la Calle C de Montecarlo. Aunque en su primera presentación se le salió un gallo, eso no impidió que aprendiera a modular y educar su voz para que le durara con esa consistencia que ha tenido por más de cuatro décadas. Pedro es una leyenda viviente para los vegabajeños. Lo que pasa es que no nos hemos dado cuenta.

El ambiente musical en su derredor tiene que haber influído. No conocemos muchas cosas, pero en nuestra niñez sabíamos que su tía política era hermana del famoso Fernandito Alvarez y que al cruzar la esquina estaba Cuquita Sierra, la hoy jueza, que tocaba piano. Además, estaba su hermano, el más famoso compositor puertorriqueño en el mundo internacional de hoy, Roberto Sierra Enríquez. En aquel momento éramos niños escuchas, condicípulos y peloteros del barrio.

Pedrito, como le decíamos en su niñez, es el nieto de un gran educador vegabajeño, escritor y publicador de periódicos que se llamó Pedro Juan Brull. Su padre, Omar, es conocido por todos y una de las figuras importantes del Salón de la Fama del Deporte, en donde muchos de sus parientes también se encuentran, Su madre, Nomi, como le llamábamos, era una persona abnegada con sus hijos y estaba presente en toda actividad de Lissette, Cucha o Pedrito.

Cantar no se le hizo fácil, no porque no tuviera habilidades sino porque la vida de los artistas siempre se ve riesgosa,  llena de vicios y su familia inmediata tenía temor de su futuro . Recuerdo a su abuela Juanita con sus preocupaciones de la supuesta vida azarosa del artista en sus comienzos. Hace poco, en un programa deportivo radial producido por Cheo Carrasquillo, el mismo Pedro contó que no pudo oficialmente dedicarse al canto hasta que se graduó de bachillerato en la universidad. Pedro es maestro. Doble triunfo para su vida.

Hace varios años estaba en un restaurant de Orlando, Florida. Entretenido con el festín de comida, cuando levanté la cabeza del rico plato me encontré a la vista un anuncio con la cara de Pedro. El iba a cantar en una actividad. En ese instante me percaté de la dimensión del cantante amigo mío. Cada vez que le pregunto a su padre por él, me da una referencia geográfica distinta: Alemania, Colombia, Florida. Donde quiera ha cantado y en todos los lugares lo han homenajeado. Pedro es un embajador de Vega Baja y de Puerto Rico.

Hace unos días atrás le llamé para invitarle a cantar el himno deportivo en la exaltación de los atletas al Salón de la Fama del Deporte Vegabajeño a celebrarse el 25 de octubre, lo que antes ha hecho, porque siempre ha respondido al llamado de su pueblo, con el que nunca ha cortado vínculos. Tuvo que declinar porque ya tenía compromisos pero me pidió que yo lo cantara. Le repliqué diciendo que yo no cantaba. El creyó que quien le hablaba era mi hijo, que es el salsero de la mata. Sé que no me ha olvidado, pero el tener los mismos nombres lo tiene que haber confundido.

Mi hijo, que tiene la mitad de la edad de Pedro, solo lo identificaba como una referencia respetable en el mundo de la música puertorriqueña en el género tropical. Conocía su música, pero no a la persona. Hace pocos meses se dió esa oportunidad y me dice que ese personaje mítico ha cambiado en su percepción a un ser humano atento, generoso, responsable y sincero.

El que la nueva generación profundice los valores que tiene Pedro Brull, no tiene precio. Es Pedro un cantante exitoso que pasa a la historia pero más importante es destacar su personalidad y el compromiso que siempre ha tenido con Vega Baja y con Puerto Rico. Por Jimmyto, he sabido también de su meta de pasar su experiencia a la nueva generación. Eso es loable.

Los vegabajeños tenemos que estar presentes en la Plaza esta noche, la última de las Fiestas de Pueblo. Antes, la mejor noche de la Fiestas Patronales se le dejaba a Fernandito Alvarez y su Trío Vegabajeño porque eran los artistas cumbres de la época. El escenario de hoy tiene a otro de los grandes vegabajeños cuyo comportamiento social y artístico ha sido impecable, con una carrera musical gloriosa.

Es primero un honor y luego un gran placer, escuchar al buen vegabajeño que es Pedro Brull Irizarry.

Escritos sobre Pedro Brull Irizarry aparecidos previamente en el Diario Vegabajeño de Puerto Rico

29 de agosto de 2014

Vegabajeñismo| Pedro Brull Irizarry

29 de agosto de 2016

Pedro Brull Irizarry, «El Sonero de Peso Completo»

Un día como ayer, 28 de agosto de. 1952 en Vega Baja. Puerto Rico, nació Pedro Brull, llamado ‘El sonero de peso completo”, no sólo por su voluminosa figura, sino por la gran talla de su voz y su talento.

Se despidió de La Mulenze, para abrirse paso como solista, de la mano nada menos que de un caballero, de Gilberto Santa Rosa. Y muy bien acompañado: por el ‘Sonero de la juventud’ Víctor Manuelle y de la compositora caleña, y una de las favoritas de Armando Manzanero, María Isabel Saavedra. Bravo sonero de destacada participación con “La Orquesta Mulenze”, “La Puerto Rican Máster” y su propia orquesta.

En 1979 tuvo la oportunidad de trabajar con el maestro Bobby Valentín, y fue entonces que conoció a Edwin Morales y la Mulenze, porque ellos estaban grabando en su estudio. Ese mismo año, grabó con la Mulenze y al siguiente año empezaron a trabajar juntos, lo que se prolongó hasta el 2004. Grabó con la Mulenze unos quince o dieciséis discos, además de hacerlo con Don Perignon y en otros trabajos que reunían a varios cantantes, y que le sirvieron para poder difundirlo a nivel internacional..

Pedrito Brull y yo tenemos una cita pendiente para escribir su historia, así como escribimos la historia de su padre y como pretendemos también escribir la de su abuelo. Pedrito y yo fuimos amigos desde la niñez,  pero nuestra relación viene desde nuestros abuelos. Fuimos a la escuela juntos, íbamos a los bailes de marquesina y jugamos pelota en Montecarlo. Aquí en una foto con mi hijo, también cantante de salsa, Thomas Jimmy Rosario González y Pedro. (Publicado el 30 de septiembre de 2013 en Diario Vegabajeño de Puerto Rico.)

Pedrito Brull en franca mejoría después de un percance menor de salud

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

El «Peso Completo de la Salsa», el vegabajeño Pedro Brull Irizarry, tuvo un pequeño percance de salud circulatorio hace unos días pero está en franca mejoría, expresó su amigo y compañero Freddy Ramos, vocero autorizado por el propio cantante.

Ramos informó que sufrió lo que se conoce como ataque isquémico transitorio (Transient Ischemic Attack) (TIA) . Este evento se caracteriza por ser uno temporero con síntomas similares a lo que es un accidente cerebrovascular. Un evento isquémico transitorio es uno que suele durar unos pocos minutos y no genera un daño permanente, comentó.

El propio cantante, Pedro Brull, le explicó a su vocero lo ocurrido y la razón por la cual acudió al hospital. “Llamé a un primo mío que es médico y le expliqué el malestar que sentía en ese momento en la tarde del pasado martes 9 de junio. Luego de escucharme me recomendó que fuera a una Sala de Emergencia, consejo que seguí y ahora disfruto de estabilidad y mejoría.”


El cantante agradece todas las muestras de cariño recibidas por sus seguidores de Puerto Rico y de los paises del mundo en los que se ha presentado. Resaltó además el trato y la atención de los medicos y el personal del hospital en el que se encuentra. Se informó que los medicos le han recomendado descanso por los próximos días y ellos determinarán cuando el salsero pueda retomar su rutina.

Brull dijo que, “ esto es un aviso de que si no nos cuidamos las consecuencias pueden ser fatales y haré los ajustes que me han pedido los medicos y no fallaré, hay Pedro Brull pa’ largo” dijo el intérprete de Anoche Aprendí y otros éxitos logrados en su inigualable estilo.

Música| Tito Puente: «Vega Baja»

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Hace unos años, el amigo poeta y pintor Ebrahím Narváez, me trajo para mi conocimiento una grabación del gran músico puertorriqueño Tito Puente con su orquesta, titulada «Vega Baja».

Cantada por Santitos Colón, esta se encuentra como parte de un disco de larga duración grabado en Nueva York en 1963, titulado «Tito Puente in Puerto Rico, Recorded Live», Tico High Fidelity LP-1088, producido por Teddy Rigg.

La canción está llena de interrogantes. No sabemos quién la compuso y porqué se escogió para incluirla en ese disco de larga duración. Pero también nos preguntamos porqué se le llama Mar Chiquita a la Playa de Vega Baja, en la letra de la canción.

Mis amigos músicos vegabajeños me dicen que había un cantante de Alto de Cuba que trabajaba con Tito Puente. Este disco se produjo en Nueva York, por lo que tendríamos que ubicar al compueblano en la Gran Urba. Respecto a lo del nombre de la playa, puede ser una confusión con el tema del Trío Vegabajeño cuando sustituyeron la Playa de Guajataca (que era la del pueblo del autor Guillermo Venegas Lloveras) por, como dice la canción «la Playa de Vega Baja y la Mar Chiquita».

Yo bajo contento a Vega Baja

es porque me sigue siendo

de mi Puerto Rico lindo

el pueblito que es el mas bonito

!Ay, mi Puerto Rico!

Tus mujeres son las mas bonitas

y tu playa es Mar Chiquita

por eso te canto ahora

!Oh, pueblito mio consentido!

!Ahi está Puerto Rico!

Yo quiero llevar de ti un recuerdo

que viva por siempre, si

no me olvidare de ti

!Oh, mi lindo pueblo Vega Baja!

Música| Carlos Gardel en Vega Baja (1935)

    

Carlos Gardel
Carlos Gardel

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez DVPR

(Publicado originalmente el 2 de agosto de 2013 en el Diario Vegabajeño de Puerto Rico a base de una entrevista realizada a Nicolás (Tilín) Urbistondo por la Escuela de la Historia Vegabajeña)

Carlos Gardel fue uno de los músicos más influyentes de la historia. Cantante, autor y actor, se ganó el aprecio de todos los países hispanos y cautivó el escenario de Europa y Estados Unidos. Sus grabaciones, películas y presentaciones lo hicieron un modelo a imitar y a disfrutar en todo el mundo.

Para los vegabajeños significa mucho, ya que nuestro principal cantante, Fernandito Alvarez Lomba, comenzó cantando tangos y llegó a grabar algunas piezas de ese género con El Trío Vegabajeño.

GEDSC DIGITAL CAMERA
Nicolás Soler Urbistondo (Tilín)

Nicolás Pérez Urbistondo, al que conocemos con Tilín, tenía ochenta y nueve años cuando escribimos originalmente este artículo. Pero recordaba un momento olvidado en nuestra historia local, que fue, cuando, de paso hacia Manatí para presentar su show,  el vehículo convertible de Carlos Gardel se detuvo en el local del negocio de Pío Sanchez, en la Calle Betances, donde el conductor se bajó a comprar algo.

Tilín tenía once años entonces, pero en su mennte tenía grabado a los vegabajeños aplaudiendo al argentino, y a Gardel, quitándose el sombrero en señal de respeto por los vegabajeños presentes. Eran las dos de la tarde, aproximadamente.

Gardel llegó a Puerto Rico en el barco Coamo el 1 de abril de 1935 y estuvo en Puerto Rico hasta el 23 de ese mes y año. Falleció en un accidente aéreo dos meses después en Medellín, Colombia, el 24 de junio de 1935.

Tuve la oportunidad de hablar en varias ocasiones con el finado Lcdo. José Rodríguez Bonhomme sobre su presentación en Manatí. El la cubrió como corresponsal del Periódico El Mundo y tuvo la oportunidad de entrevistarlo. Su descripción de lo que allí pasó es otra historia. Eso fue el 18 de abril de 1935, por lo que estimo que ese mismo día estuvo en nuestra ciudad, como lo recuerda Tilín.

Estampas Tradicionales Vegabajeñas| Retretas

Retreta de la Banda Musical de Vega Baja, bajo la dirección del maestro Severino Rodríguez, en 1959. Entre los músicos se encuentra el Lcdo. Mario Torres Rivera, Gerardo Molina y los hermanos Otero. Fototeca Jimmy Rosario 03228 1959 A

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

La retreta es definida como una función musical nocturna al aire libre, generalmente en parques y paseos. En el Vega Baja de la década de 1950 se realizaba en el centro de la Plaza José Francisco Náter, bajo la dirección del maestro Severino Rodríguez. A estas acudían los familiares de los jóvenes músicos y los vecinos de Vega Baja, en especial los que residían en el barrio Pueblo y sus alrededores.

Retreta de la Banda Musical de Vega Baja, bajo la dirección del maestro Severino Rodríguez, en 1959. Fototeca Jimmy Rosario 03228 1959 B
Retreta de la Banda Musical de Vega Baja, bajo la dirección del maestro Severino Rodríguez, en 1959. Fototeca Jimmy Rosario 03228 1959 C

Historia de la Música en Vega Baja| Antonio (Tony) Arraiza, embajador musical de Puerto Rico (1)

A la derecha, portando la bandera puertorriqueña, el abogado vegabajeño Antonio Arraiza.

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

En la historia musical de Vega Baja siempre se ha dado mayor notoriedad a los ejecutores individuales y grupos más notorios. Pero la realidad es que por la periferia siempre ha habido talentos y participantes importantes que debemos sacar del anonimato o del olvido. La verdadera historia la hace la inclusión.

Los que han escuchado o conocido a Ana Marta Arraiza por su amplia participación individual o en grupos musicales y como educadora vocal quizás no sepan que su padre, el abogado Antonio Arraiza Miranda, junto a varios de sus familiares, la precedió como corista en sus años de estudiante en la Universidad de Puerto Rico.

En 1963, viajó junto al Coro de la Universidad de Puerto Rico a Antofagasta, Chile, donde se celebró el Primer Festival de Coros de América. Y no solamente participó artísticamente, sino que para orgullo de los vegabajeños y puertorriqueños, fue portador de nuestra bandera nacional por aquellos lares.

Cotinuaremos…

« Entradas Anteriores