Archivos en la Categoría: 75 años de fotógrafo

Ex-alcalde Luisito Meléndez felicita a Jimmy Rosario

 

 

Luis E. Meléndez Cano envió una carta a Thomas (Jimmy) Rosario Flores lamentando no haber podido asistir al reconocimiento que le hizo el Centro Cultural de Vega Baja a Jimmy en ocasión de celebrarse los 60 años de la fundación de la institución y 75 del homenajeado como fotógrafo de los vegabajeños.

“…hoy siento la muy singular compulsión de enviarte esta nota cuyo propósito es dejar constancia de mi adhesión a esta excelente iniciativa del Centro Cultural a quienes debo felicitar calurosamente. La mejor forma de hacer patria es reconociendo a quienes la engrandecen !ASI SE HACE!” 

“Sé que nunca has esperado y menos reclamado reconocimiento alguno por tu enorme aportación al desarrollo Histórico-Cultural de nuestro pueblo pero es justo y obligado hacerlo. De esa forma la presente y futuras generaciones se sienten motivadas a emular a sus héroes, muchos de ellos anónimos. En tu caso, que este pueblo nunca olvide Tu Tenaz- A Veces Feroz-Cruzada por defender  y divulgar nuestra historia y valores, gesta que motivo y/o obligo a mucha gente a seguir tu ejemplo. Me incluyo entre estos, aunque mi aportación ha sido mucho más modesta que la tuya.”

“Tu ejemplo nos enseñó que no puede haber colores en las causas nobles, que la dignidad y principios de un pueblo no se negocian !Se defienden! Tal vez por eso Dios quiso recompensarte al sentir el orgullo de ver como Jimmyto, aunque tuvo la fortuna de heredarlo por la sangre, con tu ejemplo aprendió a defenderlas con sudor, lágrimas y absoluta entrega.”

“Te reitero mi sincera expresión de felicitación insistiendo en que el loable gesto del Centro Cultural sirve para recordarnos solo un poco de lo mucho que has escrito en las páginas gloriosas de la historia de esta amada vega.”

“Recibe un fuerte abrazo de gratitud de este viejo amigo por lo que tu vida ha significado para Vega Baja y su gente”.

Jimmy se sintió muy feliz de recibir la agradable misiva de Luisito y recordó que ya siendo fotógrafo profesional, se le llamaba para retratar sus cumpleaños de niño, que esa tradición continuó de joven y adulto, como ciudadano y como alcalde y que en la Fototeca Jimmy Rosario hay muchas entradas de imágenes de él, además de escritos que realizó de tiempo en tiempo sobre su desempeño como alcalde y en sus funciones oficiales.

 

75 años de Fotógrafo| Isabelino (Pucho) Marzán

ISABELINO PUCHO MARZAN (1).jpg

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez | Foto por Thomas (Jimmy) Rosario Flores

Isabelino (Pucho) Marzán nació el 11 de mayo de 1903 en Vega Baja. Barbero de profesión, fue un orador intenso y temido, líder obrero y legislador por el Partido Socialista de 1938 al 1940 y Representante a la Cámara de 1952 al 1960.

En uno de los muchos encuentros que tuvo con mi padre como amigos y compañeros del Partido Independentista Puertorriqueño, lo retrató en un discurso frente a la Plaza José Francisco Náter, en una tribuna modesta, poco iluminada y con escaso público en su propio pueblo.

TJRF ISABELINO PUCHO MARZAN

 

75 años de fotógrafo| Fototeca Jimmy Rosario | 200,341 a 200,360| Misión de vida

FOTOTECA JIMMY ROSARIO 200341 a 200360

Rosa M.Maldonado, Francisco Mercado, Pedro Mercado Marrero, Luz Meléndez, Edwin Méndez, Elba Iris Marrero, Emma Navarro, Carmen Náter, Ismael Natal, Jose A. Nazario, Esmeraldo de la Noceda y Gualberto Negrón.

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

La iluminación es parte de mi vida. Mi padre siempre la busca para que sus retratos cuenten con los detalles necesarios para que puedan hablar de cada persona o del objetivo de su toma. Cuando nací, no tardó en retratar a mi madre con su hijo y con la comadrona que me trajo al mundo. Posiblemente sea el único afortunado de tener retratos desde antes de nacer, en la barriga de Yuya, pero también tener una foto de la serenata que le dió a ella cuando ni siquiera habían intercambiado una palabra.

 

Los retratos de arriba son de clientes de su negocio, que recorrió un peregrinaje desde la Barriada Collazo, Barrio Chino, Nueva York, Manatí, Calle Baldorioty, Calle Muñoz Rivera hasta su último espacio en la Calle Acosta y en la Calle Marginal de la Urbanización Montecarlo.

Ese negocio lo llamó de distintas maneras. FJR, Photo Jimmy, Fotografía Rosario, Jimmy’s Photofinishing Plant, Jimmy’s Color Lab. Su lema: Servicio, Buen Gusto y Absoluta Garantía.

A muchas de las personas que aparecen en estas imágenes las ví en más de una ocasión. Para ese tiempo de ausencia de  la inmediatez que nos dan los celulares y retratos al instante, pocas personas sabían retratar y mucho menos elaborar un retrato.  Mi padre, en su sagrado estudio fotográfico o en la calle, se había preparado y practicado para servir a su comunidad y a su país. Para algunas personas era indispensable, para otros un punto fijo de encuentro y reencuentro de acuerdo la necesidad individual.

Setenta y cinco años como fotógrafo activo es algo casi inalcanzable. Sus colegas vegabajeños no llegaron ejerciendo hasta la edad de 90 años con la energía y claridad que él demuestra cada día.  Aquellos que él todos los días recuerda porque le ayudaron o le acompañaron de alguna forma como Demetrio Valle Díaz, Gilberto Vázquez, Hiram Rosario y otros.

Los religiosos cuelgan la sotana, los abogados la toga, pero su retiro del comercio no lo acompañó colgando su cámara. Lo demostró el día del homenaje que le prodigó el Centro Cultural de Vega Baja. Se olvidó del carrito y del bastón y su espíritu lo levantó en el escenario y como un acto de magia parecía levitar, porque cuando camina sobre la tierra o supeficie, a veces parece perder el balance.

Estos retratos son copias adicionales que se hacían como pruebas en el laboratorio. Antes un retrato no se hacía directamente sino utilizando un negativo, que era un paso intermedio para hacer un positivo al que llamamos retrato. Estas copias adicionales, que no las hay en todos los sobres donde solo está el negativo,  se guardaban en un sobre en el cual se colocaba el nombre, el año y cualquier otra información general. A todos los sobres les hemos estado dando un número de catalogación, pero nos faltan muchos miles por hacer.

En cada sobre hay un negativo. En ocasiones estas pruebas o copias adicionales de los retratos se guardaban para atender necesidades urgentes de copias. Cuando una persona necesitaba en otra ocasión, se le vendía la copia o se ordenaban las copias en la cantidad y tamaño que interesara. Esos sobres son ahora testimonio de imágenes de personas que ya no son como eran físicamente almomento de retratarlos o han desaparecido.

Es la historia de cómo se hacía el proceso fotográfico e ilustra como las personas se vestían, se peinaban y hasta cómo miraban. Es la historia detenida, congelada por una persona que tuvo y tiene respeto por el valor de conservar la historia y que guardó sus archivos para que la presente y futura generación tuviera una idea de ese pasado. Es una historia genuinamente vegabajeña, desde el principio hasta un punto que aun no se conoce.

« Entradas Anteriores