BEV| Agustín Alvarez Rodríguez| Baro (Poema)

EVARISTO REYES RIVERA BARO

Es Baro un jíbaro colorao

es altanero, arisco y alocao.

Como buen servidor, jamás declina

Hacernos un favor, y en la calle reemplaza

hasta el guardia palurdo de la esquina

La chusma rudamente le molesta

y Baro, como fiera acorralada,

grita, se muerde, protesta

y al fin lanza sonoras carcajadas.

________________________

EDV_FOTO_AGUSTIN_ALVAREZ_3-155x176Don Agustín Alvarez Rodríguez es el autor de este poema sobre una de las figuras de personajes comunes de nuestra ciudad. Don Agustín fue el hijo de Salomón Alvarez Domenech, quien trajo la imprenta y los primeros periodicos a Vega Baja. Fue hermano de Brígida Alvarez y el padre de Fernandito Alvarez Lomba, creador del Trío Vegabajeño.

En este poema se refiere a Evaristo Reyes Rivera y fue incluído en Florecer de Recuerdos (1971). A nuestro entender, su sobrenombre de Baro debiera escribirse Varo, pero el autor utilizó su licencia poética y posiblemente para no herir sensibilidades en su descripción del personaje. Evaristo murió a los setenta y dos años el 30 de marzo de 1984.  El Comité Local del Partido Nuevo Progresista  bautizó su salón principal con su nombre cuando estaba en la Calle Betances, ya que el era un miembro de dicho partido y acostumbraba a visitar el lugar y hasta a bailar cuando habían celebraciones.

No tenemos en nuestro archivo fotos de Varo en vida, por lo que con el debido respeto, hemos incluído la que se tomó después de su muerte, en capilla ardiente.

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez DVPR logo biblioteca electronica vegabajeña diminuto

 (Para acceder al Indice de la Biblioteca Electrónica Vegabajeña oprima aquí)

Cuarenta años de Cimarronaje Cultural

Luigi Carlos Ayes

Por Carlos Ayes SuárezLOGO EHV Diario Vegabajeno de Puerto Rico 2

El Caribe contemporáneo ha sido el escenario del surgimiento de muchas iniciativas organizativas tanto políticas como culturales y ambientalistas fuera del ámbito gubernamental impulsadas por la necesidad e interés de los pueblos por defender los bienes patrimoniales, los recursos naturales y el medioambiente del mal manejo, la sobreexplotación y la contaminación. Las Organizaciones No Gubernamentales (O.N.G.) han contribuido positivamente en la región del Caribe a la protección, entre otras cosas, del importante legado cultural de las distintas culturas que conforman la misma. Uno de los aspectos de mayor importancia de dicho legado son los recursos arqueológicos tanto terrestres como subacuáticos.

Durante dicho periodo proliferan nuevas organizaciones tanto nacionales como internacionales que estudian arqueológicamente las Antillas y comienzan a establecerse nuevos museos que albergarían los hallazgos de los objetos arqueológicos propios de las culturas primigenias que habitaron las diversas islas. Dichas iniciativas, a veces con influencias gubernamentales directas o indirectas o sin ellas, representaron distintas formas de resistencia de los pueblos a la negación de su historia y más específicamente de sus etnicidad. Ese intento de fuga a la imposición de valores extranjeros y a la consecuente enajenación o zombificación del individuo, a decir del haitiano Charles Pierre Charles, encontró su paralelo en la figura histórica del cimarrón que exitosamente logra escapar de la esclavitud y sobrevive en sus palenques lejos del control de sus amos.

La creación hace cuarenta años de una sociedad de vegabajeños que decidieron dedicarse de forma permanente a las investigaciones arqueológicas surge dentro de la amplitud de una inquietud de dimensiones mayormente caribeñas que comienza a fraguarse bajo la sombra de la celebración municipal del bicentenario de su fundación con muy poca ayuda pero con un control indirecto condicionado por una paupérrima ayuda económica anual. Dicha sociedad adoptaría como identidad el nombre del cacicazgo del Sebuco y llegaría a tratar de establecer como jurisdicción de la nueva organización el territorio que suponían correspondía al mismo. Ese mismo año, entre los días X y X de septiembre, se da a conocer el resultado del trabajo de investigación que en apenas seis meses había realizado la sociedad y exponen por primera vez una amplia muestra de objetos indígenas descubiertos en el mismo municipio.

Se descubre que en territorio vegabajeño existían muchos sitios arqueológicos de gran importancia donde se conservaban importantes muestras del arte rupestre indígena y de los vestigios materiales de sus antiguos habitantes. Tal vez, fueron las Cuevas de la Carmelita una de las zonas de mayor importancia arqueológica y espeleológica exploradas. A partir de ese momento inician una ambiciosa jornada educativa mediante exposiciones, charlas y publicaciones sobre el tema no solo en Vega Baja sino en todo Puerto Rico.

Este año se conmemora el cuadragésimo aniversario de la fundación de la Sociedad Sebuco y de la celebración de la primera exposición de arqueología que se organiza en el Municipio de Vega Baja. Esa aparente iniciativa local era la repercusión en todo el Caribe de un movimiento de resistencia o cimarronaje cultural que en el caso particular de Puerto Rico estuvo impregnado del elemento indígena. En nuestra patria los barriles de bomba y los panderos de plena se decoran con elementos de la herencia indígena. 13 de mayo de 2016.

(BEV) Herminio Marrero| Mi Ojo de Agua

ojo de agua

HERMINIO MARREROMi Ojo de Agua. ¡ Oh manantial que sacia y mitiga la sed en dulces aguas de frías vertientes cristalinas !

Que en el diáfano recorrido hacia un Cabo Caribe mueves en vertiginosas espumas tus corrientes de templadas aguas compartiendo para si el tan preciado humedal la furnia engalanada.

Bello es tu encanto subyugando toda vida natural y humana. Flora que cautiva sirve sus lujosos vestidos acuáticos, eneas y cohítres en guías del peregrinar. Fauna en acecho hace su agosto al darse un chapuzón el camarón, la chopa, la cocolía, la anguila y la jicotea.

Caño cual recibes en su festival de zarzuela lagartijas, garzas, jueyes y sanguijuelas.

Del forastero fuiste bautismal recinto bajo el sol del mar playero. Fiel amigo confidente de las penas tus tranquilas aguas sin derramar una lágrima son reflejo seductor de alegres quimeras.

Recuerdo embriagador del nacer existencial en mi efímera edad temprana.

Herminio Marrero es Investigador de la Escuela de la Historia Vegabajeña.LOGO EHV Diario Vegabajeno de Puerto Rico 2

Hace 63 años…

AVSG 01 Portada Historia Virgen del PozoHoy 22 de mayo de 2016 es un día especial de recordación y actividad personal y periodística ya que tuve la osadía con mi presencia desde un día antes de compartir las actividades de la aparición de la Virgen del Pozo y documentarla.

Con ello y otros datos y aportación del ilustre Periodista adjunteño Fernando Acobe preparé un Cd documental de tan importante evento religioso acaecido en Sabana Grande, Puerto Rico. Recién casado para esa época con Carmen Obdulia aún permanezco con ella mas tres hijos, 10 nietos y diez y ocho biznietos y con una vida llena de éxitos.

Tiene solamente diabetes y una afección muscular debido a que le bajan las plaquetas por virtud de su propio organismo y le baja la presión. De lo demás esté muy alerta y conforme con sus cuidados.

Cuando le dije de ir a la Aparición de la Virgen del Pozo hace 63 años estuvo muy de acuerdo y no me acompaño pues es de la religión Cristiana y Misionera. Un Obispo de Ponce autorizó nuestro casamiento y el Padre Benito Cabrera hizo de Sacerdote, Fotógrafo, nos celebró la boda en la Parroquia y nos regaló $10.00. Un gran recuerdo de hace 66 años de matrimonio y 63 de haber estado en la Aparición de la Virgen Del Pozo.

Recordar es Vivir por Thomas Rosario Flores desde Vega Baja, Puerto Rico Mayo 22, 2016.