Archivos en la Categoría: Vestigios del pasado vegabajeño

Vestigios del pasado vegabajeño | Las fuentes de la Plaza de Recreo

Carmen O. Martínez y Flor Rubí Rosario en la Fuente de la Plaza de Recreo de Vega Baja (1952) Fototeca Jimmy Rosario 1950001. El retrato es originalmente producto de una trasparencia a color.

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Para 1941, cuando Angel Sandín Martínez asumió el cargo de alcalde de Vega Baja, ideó colocar tres fuentes en la Plaza de Recreo de Vega Baja. Después de la tormenta Santa Clara en 1956, por los daños que hubo, se reconstruyó la Plaza pero no se incluyeron fuentes. La primera fuente posterior que se construyó fue una temporera y se desmanteló a los pocos días, para la filmación de la película The Rum Diary. Posteriormente, se construyó otra permanente.

La Plaza que había antes de 1957 había sido construida a principios del Siglo XX dentro de los parámetros originales desde la fundación del pueblo, hasta donde sabemos. Para entonces, había una calle entre el templo de la Iglesia Católica y la estructura, hoy día cerrada al tránsito. Por ese espacio de suelo hubo una agria confrontación entre la Iglesia y el Gobierno Municipal en la década de 1950. Esa calle fue recreada nuevamente en una escena de la película La Mala.

La vieja plaza con sus fuentes fue demolida para la construcción de la nueva plaza. La labor la realizó el contratista Oscar Dávila. Los escombros fueron depositados como relleno al final de la calle D en Montecarlo, donde se construyó su casa, aunque quedan vestigios de la fuente en manos de la familia Vázquez. Su patriarca, el fotógrafo y educador Gilberto Vázquez, conserva fotos de la fuente y uno de las piezas de peces que servían como parte de una de ellas.

El fotógrafo y educador Gilberto Vázquez junto a uno de sus hijos en la Fuente de la Plaza Pública. Cortesía de su hija Dianilda Vázquez (Circa 1950)
Adorno de pescado en concreto remanente de la Fuente de la Plaza Pública de Vega Baja, rescatado por Gilberto Vázquez (Foto suministrada por su hija, Dianilda Vázquez)

Mi tía Julia Martínez González recuerda que los peces que se incrustaron en las fuentes se hicieron en la Calle Baldorioty y que su padre José B. Martínez, participó en su construcción. Esa historia no la hemos corroborado, pero es posible.

El fotógrafo Gilberto Vázquez, autor de muchas imágenes sobre personas y lugares de Vega Baja vivió entre nosotros por mucho tiempo. Aquí levantó una familia junto a su esposa. Era un ser de muchas habilidades cuya historia está pendiente de ser escrita. Una calle en su nombre existe en la Comunidad de Las Granjas y en el recuerdo de un pueblo agradecido de que haya sido parte de nuestra historia.