Archivos del autor: Publicaciones Educativas Vegabajeñas, Inc.

Desde lunes exposición de Edgar Freytes en el Teatro América

VISIONES ANUNCIO.jpg

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Edgar Freytes, Investigador de la Escuela de la Historia Vegabajeña, quien se ha destacado como ciclista y fotógrafo desde hace varios años, tendrá su primera exposición de fotografías del 22 al 30 de abril. El próximo lunes 22,  habrá una actividad de apertura en el Teatro América, a las 7:00 de la noche para todo el público. Entrada Libre de costo.

100_2321.jpg

Temas en

Visiones”

100 X 35 en dos ruedas

Paisajes encontrados en viajes por Puerto Rico en bicicleta

Bosque de Tortuguero

Imágenes logradas en el Bosque de la Reserva de Tortuguero

Una pesadilla llamada María

Muestra de fotos tomadas luego del huracán María en 2017

Canvas Nocturno

Colección de fotos trucadas y al natural con fondo nocturno

Otras Visiones

(Proyección de imágenes)

Notre Dame en Vega Baja

TEATRO FENIZ ALCALDIA EDIFICIO SAN RAFAEL

Teatro Fénix al lado de la Casa Alcaldía y el edificio San Rafael

 

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

El incendio en la Catedral de Nuestra Señora o Notre Dame en la ciudad de París en Francia se convierte en una advertencia sobre la conservación del patrimonio arquitectónico y de objetos históricos para todo el mundo. México tuvo también hace poco un episodio desgraciado cuando un museo de arte se perdió en un incendio.

Las razones para un siniestro pueden ser negligencia, indiferencia o intención. Uno piensa que no debe pasar, pero ocurre. Y no hay que ir tan lejos como América o Europa, esto nos ha pasado muy cerca.

Antes, las estructuras eran de madera y eran susceptibles al fuego. Los sistemas eléctricos eran deficientes y los materiales eran inflamables. De Vega Baja recuerdo varias historias relacionadas con incendios. En Vega Baja, la primera debe haber ocurrido hace más de un siglo, porque el Teatro Fénix no lleva su nombre por una casualidad. Hubo uno antes, posiblemente con el nombre de Teatro “El Caribe”. No me refiero a la conversión del Teatro Fénix en Teatro Caribe, que ocurrió años más tarde, posiblemente en una restauración hecha después de los huracanes del 1928 y 1932, sino al original.

“El Caribe” era uno de los seudónimos de José Gualberto Padilla, quien había fallecido en 1896. Es probado que entre esa fecha y la de la inauguración del Teatro Fénix, un teatro llevó ese nombre de ese gran hombre que vivió y nos enorgulleció.  Entre la existencia de ambos teatros hay un factor que nos lleva a la curiosidad. “Fenix” es el nombre de un ave que en la mitología griega vuelve a nacer de sus propias cenizas. ¿Hubo un fuego que motivó la creación de un nuevo teatro para Vega Baja en 1917? Este es un buen tema para una investigación histórica, en los albores de la restauración de ese edificio.

150005 1974 RAMON MONCHO MELENDEZ

Ramón (Moncho) Meléndez (1974)

El alcalde Luis Meléndez Cano nos contó que su padre, que era comerciante, sufrió la pérdida de su negocio por un fuego. En aquellos tiempos, que eran otros tiempos, se mitigó su pesadumbre cuando otro comerciante amigo le trajo en una bolsa de papel una cantidad considerable de dinero para que empezara de nuevo, sin condiciones para su devolución y sin haberle pedido un préstamo. La amistad y el concepto del honor de Don Ramón (Moncho) Meléndez con Don Antonio (Toño) Torres, el otro comerciante, fue lo que motivó ese acto de generosidad.

Otro fuego quemó parte del edificio del Partido Popular en una ocasión. En la Calle Igaravídez, la Cooperativa de Ahorro y Crédito Vegabajeña hace unos años también sufrió un incendio. Muchas décadas atrás, lo mismo pasó con el Almacén Trápaga. Pero el incendio del “USO” ha sido el más recordado.

USO

United States Organization o “USO” es una institución caritativa que provee entretenimiento a los soldados a los miembros de las fuerzas armadas desde 1941. En Vega Baja, por razón de la proximidad del Campamento Tortuguero, se estableció en la Calle Julián Blanco Sosa y en el mismo se celebraban bailes y otras actividades. Lo administraba la dama vegabajeña “Lulú” Cano. En una fecha que ya ha determinado una investigación del Dr. José Manuel Portela, el edificio se quemó. Hay versiones no confirmadas sobre un novio o marido celoso por su esposa que frecuentaba el lugar o de que una colilla de cigarrillo en un tiempo en que todos fumaban fue lo que causó el incendio. Julio Meléndez, quien había incluido el hecho histórico en una de sus obras, insistía jocosamente en que la causa había sido… !el fuego!

Las pérdidas que ocasionan siniestros a las estructuras, documentos y objetos de valor personal, comercial o histórico son irreemplazables. El fuego transforma la materia en otra clase que no es lo que aparentaba ser antes. De hecho, la cremación de cuerpos evita que se profanen cadáveres, por lo que es un método antiguo muy aceptado en el presente.

La historia se pierde en muchas ocasiones. Los reemplazos tampoco son como los originales. Solo mitigamos el lamento cuando documentamos para la historia todo lo que podamos. Fotografiando, reproduciendo, escaneando y depositando en distintos lugares esos registros de la vida y quehacer humano.

Estamos a tiempo pero tenemos que aprender las lecciones de la historia humana. No podemos dejar esa labor individual y colectiva para mañana, porque el fuego puede ser dentro de unos minutos. Y cuando hablamos de fuego, hablamos de tierra, viento y agua también, los cuales forman los cuatro elementos reconocidos también en la antigüedad.

Nuestra meta debe ser la de no repetir los errores

 

EDGARDO PABON Y JORGE EN NOTRE DAME

El vegabajeño Edgardo Pabón con su esposo Jorge en la Catedral de Notre Dame en París

Jartitos de risa

JARTITAS DE ODIO 2

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Fotos Por Jose Luis Maldonado Quirindongo (Luigi)

El pasado sábado asistimos a la comedia Jartitas de Odio y llenas de maldad del dúo de actrices Linnette Rodríguez y Wanda Sais. Me gustó. Ellas tienen su rutina bien ensayada, ingeniosamente hilvanada para provocar al auditorio con su entrega. Es un manjar el vacilón que forman en el escenario.

JARTITAS DE ODIO 3Pero en Vega Baja fueron más allá. Nos pusieron en el mapa de su interpretación, mencionando lugares y personas nuestras que incluyó hasta al alcalde Marcos Cruz. Nos recuerda los tiempos de un actor y director español que de visita en Vega Baja al principio del Siglo XX, utilizaba actores locales para sus obras en el Teatro Fénix.

No fue una obra genérica de esas que son lo mismo en Bellas Artes, Ponce o Vega Baja. Aquello parecía más una reunión de la comunidad. Había una comunicación maravillosa con el público que en varias ocasiones  las hizo reaccionar fuera del libreto pero de una manera asertiva, probando sus veteranías y destrezas. La inclusión de anuncios históricos y música popular conocida con argumentos de su tema central de odio y maldad le dieron colorido a la velada.

Wanda Sais recibió del público presente la aceptación y disfrute de sus personajes televisivos de La China y Tojunto. Linnette Rodríguez hizo con su cuerpo más que contonearse para lograr las risas de los que allí estábamos.

Si me dedicara a la salud mental, lo hubiera recomendado como terapia sicológica. Fue un rato de liberación para los que estábamos en aquella sala llena de gente.

JARTITAS DE ODIO 4

Ejercicio liberador

Thomas Jimmy Rosario Martinez por Rudy Rivera

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

El siguiente ejercicio le permitirá liberar su energía negativa y compartir energía positiva con un familiar, su pareja o una persona afín. Lo puede hacer en cualquier momento, pero es más práctico en la mañana y en la noche. Consiste de cuatro pasos que son la expulsión de energía negativa mediante una declaración de fe, recibir y dar energía positiva y finalmente compartir la energía positiva.

El primer paso es colocarse haciendo contacto de espaldas con la otra persona. Levantarán sus brazos y declararán con convencimiento que toda energía negativa saldrá de cada uno de ustedes.

El segundo paso es colocarse  de espaldas a la otra persona para recibir con un abrazo la energía positiva de la otra persona. El tercer paso es a la inversa, usted le brindará a la otra persona su energía positiva abrazándole por la espalda.

El cuarto paso es un abrazo frente a frente para compartir la energía positiva dada y recibida.

Dedique el tiempo que sienta necesario para cada ejecutar cada paso. El propósito principal es liberar su mente, lo que le permitirá hacer sentir mejor su cuerpo y encontrar la felicidad para cada momento de su vida.

energia positiva

Nombres de las comunidades vegabajeñas

COMUNIDADES DE VEGA BAJA2.jpg

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

La toponimia estudia el origen de los nombres de los lugares. Las comunidades son la unidad más pequeña reconocida extraoficialmente cuyos nombres, al igual que los pueblos y los barrios, tienen un significado sobre su orígen.

De acuerdo al mapa provisto por el Gobierno Municipal de Vega Baja, nuestra ciudad tiene más de un centenar de comunidades, distribuidas en sus catorce barrios. Aunque Río Arriba y Quebrada Arenas aparecen sin comunidades presumimos que cada uno de esos barrios es una comunidad. Sobre el barrio Cibuco, no estamos seguros que haya personas allí que residan en forma de comunidad.

Los demás barrios tienen nombres de comunidades de distintas clases. Las máa comunes son urbanizaciones. En Cibuco, Río Arriba, Quebrada Arenas, Pugnado Adentro, Ceiba y Bario Pueblo no hay, aunque su equivalente, que serían parcelas, existen en otros barrios.

Hay nombres y apellidos de dueños o residentes que le han dado el nombre a su comunidad como De León, Los Soto, Los Valle, Cepeda, Pedro Nater, Miss Kelly, González Bethel, Julio Avilés, Los Bruno, Los Díaz, Los Pérez, Los Sostre, Pachanga, Parcelas Márquez, Reparto Sobrino, Carmelita, Santa Rosa, Monserrate, Sector Russe, Bartolo Joy, Collazo, Miranda, Amadeo, Panaíni, Los Rodríguez, Los Cancel, Los Declet, Arraiza, Los Marrero, Chago Bruno y otros.

Hay nombres de origen topográfico o geográfico como Cuatro Calles, Guarico, El Hoyo, La Arena, Ojo de Agua, Arenales, La Trocha, Los Chorro, Roca Dura, El Boquerón, La Aldea, La Pica, La Herradura, Palmarejo, Sabana y Las Granjas.

Hay también nombres que se originan en la fauna, como Murciélago, Múcaros o en la flora como Piñas; en lugares comerciales como Ranchos Nativos, La Gallera y La Cooperativa.

Esto es sólo una muestra. Es necesario que todos comencemos a buscar cuando, cómo y porqué pudo haber comenzado a nominarse los lugares vegabajeños con determinado nombre. Tenemos algunas ideas, pero la aportación de todos los que sepan algo sobre su comunidad, pueden ayudar a escribir esa historia.

La fuerza de la historia vegabajeña

Thomas Jimmy Rosario Martinez por Rudy Rivera

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Cuando uno utiliza los sentidos para disfrutar el presente, está percibiendo el pasado. De hecho, el presente es tan breve que se convierte en futuro y en pasado casi simultáneamente. Los tres tiempos dependerán del espacio mental que los albergue para el propósito que se busca.

Eso debe sentirse complicado, pero estudiar historia vegabajeña no es ni aburrido ni difícil. Es una aventura, como un viaje o la visita a un museo. Para los vegabajeños, es buscar el espejo de lo que somos. Pero la fuerza de la historia vegabajeña será de acuerdo a la intensidad que le demos los vegabajeños.

He dicho antes que nuestra historia se vincula a muchas otras historias. Primero, a la de Puerto Rico, de la que somos parte y al decir nuestro país, encontramos todos los ciclos culturales, económicos, sociales y políticos que conocemos desde los aborígenes hasta nuestro presente. No podemos deslindar, pues las distintas culturas prehistóricas que influyeron en la que conocemos históricamente como taína.

También, a partir de la llegada del español, nos influyeron las costumbres y usos regionales y nacionales y por ende, la herencia europea que influyó a su vez en la España que nos dominó  por cuatro siglos. Esta continúa tenuemente viva en el panorama  por filtración de los descendientes que mantienen vivo el vínculo. La herencia africana es evidente. Y la presencia dominante de los Estados Unidos de América en todos los aspectos de nuestra vida por más de una centuria es también una parte de nuestra idiosincrasia.

El próximo paso de reto para los historiadores es identificar la evolución de esas aportaciones culturales en el vegabajeñismo. Disecar lo creado localmente por los vegabajeños es lo que nos distingue del resto del mundo. Y ese debe ser el norte de los historiadores de nuestro pueblo. La intensidad de nuestras aportaciones, como hemos dicho, definirá la fuerza de la historia vegabajeña.

 

 

« Entradas Anteriores