La figura política más extraordinaria en nuestra historia vegabajeña

WILHELM LUISITO Y JIMMYTO3

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Haber conocido sus debilidades, fracasos y errores, puede minar la valoración de cualquier historiador sobre un político contemporáneo. Y ser político en este mundo fragmentado por las ideas y las claques es casi siempre sinónimo de baja apreciación de parte de los ciudadanos. Generalmente cuando muere, es que se empieza a apreciar una vida de intensa aportación en su justa perspectiva, mirando  la obra positiva por sobre el historial de ataque negativo que se acumula en la propaganda y la mente, especialmente por lo que originaron los adversarios en su tiempo.

El próximo domingo, a la una de la tarde y en la intersección de la Carretera PR-687 y Carretera Número Dos, en el sector Tortuguero de Vega Baja, habrá una ceremonia para oficializar públicamente la Carretera Luis E. Meléndez Cano, “Luisito”.  Esta iniciativa tiene una historia que se remonta al primer año en que el alcalde de Vega Baja se había retirado después de 32 años en que ganó todas las elecciones municipales. Pero afortunadamente se ha logrado este reconocimiento permanente cuando aun vive una vida plena y a pesar de haberse iniciado como un octogenario en recientes días.

Tenemos que ver a Luis Enrique Meléndez Cano como un figura importante de nuestra historia. Y para verlo debe ser como un todo, sin detenernos en detalles pequeños que no lo definen. En ese sentido, podemos comenzar a apreciarlo por su diminutivo.

Un “Luisito” se carga cuando uno es niño, pero a él no solo lo llaman así, sino que lo ha permitido aun cuando con la carga de los años debía haberse cambiado por un “Don Luis” o algo parecido. Eso dice mucho de su personalidad. En el hay una costumbre de humildad natural. Percibo que le gusta igualarse con personas de todas las edades para que no se sientan intimidados por su altura, su energía, su profesión de farmacéutico y tal vez su historial como el alcalde de mayor tiempo en el ejercicio de su cargo.

La primera vez que hablé con él siendo alcalde electo, fue en diciembre de 1972 cuando me reuní con él siendo un joven imprudente de 19 años que tenía interés de que se perpetuara la historia con la conservación de los documentos históricos que teníamos en el archivo municipal y que estaba organizando el historiador Luis de la Rosa. Fue atento conmigo. Después de ese encuentro, algunas de las ideas que lanzaba desde mis escritos semanales en TAINO las acogió y las convirtió en logros culturales de su administración. Tengo una deuda de gratitud por ese apoyo que me dio, a pesar de que yo era militante juvenil del Partido Nuevo Progresista.

Hay mucho por contar de Luisito para perpetuar el recuerdo del beneficio que recibimos los vegabajeños con su incumbencia. Hablar con él en esta etapa de su vida es un ejercicio aleccionador porque él aborda todos los temas, aun aquellos que fueron dolorosos para su vida íntima y para su familia.

La carretera que lleva su nombre es un primer acto de justicia de parte de mucha gente que entiende de una manera inteligente el legado de Luis Meleléndez Cano, pero no debe ser el único. Tenemos que  aunar el acervo histórico que aun no ha concluido para recoger el ejemplo de un pasado que nos puede servir de modelo para el futuro.

En política vegabajeña, no ha habido una figura más extraordinaria que Luisito. No es una admiración ciega, pero la conclusión por esta afirmación es compleja. Se las debo para otra oportunidad.

¿De donde salió que Vega Baja tiene un balneario?

 

                                               Por Thomas Jimmy Rosario Martínez
                                   (Publicado originalmente en 16 de julio de 2018)
En una ocasión, hablando con un alcalde, me dijo que estaba de acuerdo conmigo de que Vega Baja no era un balneario aunque se mercadeaba de esa manera. Por definición, no lo somos. La palabra suena como una categoría mayor o como decimos “cachendosa”, pero no parece correcto su uso.
Está escrita oficialmente en tablones oficiales, rotulación y hasta en documentos, pero el nombre no hace la cosa. Tampoco encuentro a la Playa de Puerto Nuevo entre los “balnearios” oficiales bajo la jurisdicción de Parques Nacionales de Puerto Rico, como el cercano de Cerro Gordo en Vega Alta, que está incluído.
Creo que es hora de fijar y aclarar la identidad de nuestra playa más famosa, porque también creo que hay otras playas en Vega Baja. No podemos seguir hablando a la vez de playa y balneario, de la Playa Puerto Nuevo, la “Playa de Vega Baja” o aun de “Marbella”, como algunos le llaman. No debe haber espacio para la confusión cuando la historia y el basamento legal es claro.
La Real Academia Española tiene las siguientes definiciones para ambas palabras:
playa Del lat. tardío plagia.

1. f. Ribera del mar o de un río grande, formada de arenales en superficie casi plana.

2. f. Porción de mar contigua a la playa.

3. f. Arg., Bol., Par., Perú y Ur. Espacio plano, ancho y despejado, destinado a usos determinados en los poblados y en las industrias demucha superficie. Playa de estacionamiento. Playa de maniobra

balneario, ria Del lat. balnearius.

1. adj. Perteneciente o relativo a los baños públicos, especialmente a los medicinales.

2. m. Edificio con baños medicinales y en el cual suele darse hospedaje.

La Ley de la Compañía de Parques Nacionales de Puerto Rico”, Ley Núm. 114 de 23 de Junio de 1961, según enmendada, crea una corporación gubernamental como instrumentalidad pública del Estado Libre Asociado de Puerto Rico bajo el nombre de Compañía de Parques Nacionales de Puerto Rico; estableciendo sus poderes, deberes, derechos, obligaciones, inmunidades, privilegios y propósitos, y para otros fines.

Su artículo 2 define parque como todo espacio, instalación, edificación, playa, balneario, reserva marina, bosque y recurso histórico o natural que se pueda utilizar para llevar a cabo actividades recreativas o de deporte al aire libre y como parque nacional todo espacio, instalación, edificación, playa, balneario, bosque y monumento histórico o natural que por su importancia para todos los puertorriqueños sea declarado como tal por orden ejecutiva o bajo las leyes del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

Como puede leerse, hay una distinción legal entre playa y balneario que no es definida en esta ley.

En el rótulo oficial municipal lee Balneario Playa Puerto Nuevo. En nuestro pueblo estamos acostumbrados a los nombres compuestos redundantes como Vega Baja. Si es vega es baja. Pero no es usual ostentar nombres contradictorios. Si se ofrecieran los servicios de un balneario, nuestra naturaleza costera fuera medicinal, estaríamos hablando de la conjunción de lo que define una playa con un balneario o si el Departamento de Recreación y Deportes nos acogiera como balneario, el lenguaje sería permitido. Pero hasta donde sé, no son sinónimos. Por lo tanto, creo que el uso correcto es Playa Puerto Nuevo, que es el nombre oficial desde hace cerca de un siglo.

ANUNCIO BALNEARIO Y PLAYA

 

Preguntas y respuestas: Marbella

(Publicado por vez primera en Diario Vegabajeño de Puerto Rico, 24 de julio de 2016)
LOGO EHV CURSO BASICO Investigador
PLAYA DE PUERTO NUEVO DESDE EL CIELOHola Jimmy, me llamo Angel Roberto Gonzalez, nieto del difunto José Gonzalez, empresario de la Panadería y Repostería Gonzalez, la cual estaba en Vega Baja. Yo administro la página de Facebook; Vega Baja, Puerto Rico. En ella, me preguntaron porque a la playa de Vega Baja la llaman Mar Bella. ¿Me podrías asistir en lo respectivo? Muchas Gracias, Atentamente, Angel R Gonzalez

Gracias Roberto, por tu pregunta y por tu interés en nuestra ciudad. Tu abuelo y toda tu familia paterna fueron muy apreciados en sus negocios, muy serviciales y parte de la historia económica y comercial de Vega Baja.

Marbella es un nombre de un local comercial (barra y restaurant) de la Familia Rosa que por años estuvo dentro del área de la Playa Puerto Nuevo. Como estaba el rótulo, la gente recuerda ese nombre como si fuera el de la playa. El verdadero nombre es Playa de Puerto Nuevo. Ese nombre viene de cuando cerraron el viejo Puerto de Tortuguero porque había mucho contrabando y abrieron el Puerto Nuevo. Más tarde, el barrio Yeguada Oriental se convierte en Barrio Puerto Nuevo, donde está la playa. Marbella proviene principalmente de una serie de playas al sur de España, pero no tiene relación alguna ni tiene vínculos históricos con Vega Baja ni Puerto Rico.

A mi entender, no es correcto llamar Marbella a la Playa de Puerto Nuevo, pero los nombres de los lugares generalmente nacen por distintas razones y la costumbre es una de ellas. En realidad la Playa Puerto Nuevo es bella y es mar, pero no aparece en ningún lugar oficial, mapas, documentos o planos con ese nombre, hasta donde he podido investigar.

 
Thomas Jimmy Rosario Martínez, Investigadores de la Escuela de la Historia Vegabajeña
Escriba sus comentarios o preguntas a investigadoreshistoriavegabajena@yahoo.com, thomasjimmyrosario@yahoo.com ó a diariovegabajeno@yahoo.com

 

A Puerto Nuevo

CARATULA DE AURORAS ENCENDIDAS DE CASILDA SANTOS

Por Casilda Santos Santos

Playa de mis orillas,

orilla de mi suelo,

vestidas van tus sendas

del paisaje más bello.

Desde el sitial profundo

de tus más altas peñas,

he ido a contemplarte,

Puerto, mi Puerto Nuevo.

Tu mar es como el alba,

tendida sobre el cielo,

tus olas son palomas

que van en ancho vuelo.

Tus blancos arenales,

calientes como el fuego,

bañados por el sol

relucen a lo lejos.

Desde el Rio Cibuco

contemplo tus uveros:

verdes, rojos sus frutos,

dulces, salados, tiernos.

Por el camino alegre,

sembrados los almendros

altos, como una cumbre,

lucen mansos, serenos.

Tus frondosas palmeras,

las acaricia el tiempo,

que como niñas duermen

mecidas por el viento.

Tu siempre serás nuevo,

Puerto, mi Puerto Nuevo

nunca serás un Puerto

triste, callado y viejo.

Vestidas van tus sendas

del paisaje más bello…

!Playa de mis orillas,

orilla de mi suelo!

Casilda Santos Santos es una poeta vegabajeña, nacida en el barrio Puerto Nuevo y jubilada de servicio al gobierno. Autora de “Poemas del Recuerdo” (1971) y “Auroras Encendidas” (2015)

Regresa a su ciudad Edgardo Marrero Mercado tras su hazaña mundial

EDGARDO LOPEZ MERCADO EN VEGA BAJA

Edgardo Marrero Mercado recibido por el alcalde de Vega Baja, Marcos Cruz Molina

Por Robert Rivera

Hoy recibimos a un gran atleta que llevó la bandera de Vega Baja y Puerto Rico 🇵🇷 en Alto, en las olimpiadas especiales en Abu Dabi, Edgardo Lopez Mercado, GRACIAS 🙏 por tu dedicación y a tus padres. Sigue conquistando fronteras!!!!

Oficializar a Marbella

ANUNCIO BALNEARIO Y PLAYA

Thomas Jimmy Rosario Martinez por Rudy Rivera

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Ya la temporada de playa está a la vuelta de la esquina. Y un grupo deportivo, auspiciado por el Gobierno Municipal, a lo mejor convoca a competencias como ha hecho en años anteriores en Marbella. No, no es en el sur de España ni en otro lugar de Puerto Rico o del mundo. Es en la Playa Puerto Nuevo de Vega Baja. Lo que pasa es que por uso le han ido cambiando su nombre por otro.

La familia Rosa de Manatí era la de aquel alcalde que tenía su casa de descanso en el barrio Puerto Nuevo a orillas de la playa y que explicablemente bajo la égida de su partido fue apropiándose por compra de unos terrenos privilegiados. Luis Meléndez Cano les expropió para que el pueblo los disfrutara. Esa gente tenían un negocio de venta de licor y comida en la arena que se llamaba Marbella.

A falta de otros rótulos, la gente confundía el nombre de Playa Puerto Nuevo con ese otro y algunos le llaman Marbella. Esto ha enredado incluso a empleados del Gobierno Municipal que en anuncios de actividades le han llamado también con ese nombre. Cuando en años anteriores reclamamos su atención sobre el asunto nos dijeron que la entidad auspiciadora del evento deportivo de verano era la que se llamaba así. También hay un laboratorio médico en Vega Baja con ese nombre.

Lo de cambiarle el nombre a los lugares no nos extraña. Es algo común. Edgar Santana llamó Vega Baja City a la ciudad, a la usanza de la tambien penepeísta de aquel momento Guaynabo City. El barrio Puerto Nuevo no existía antes, era Yeguada Oriental y lo que es Yeguada hoy era más o menos Yeguada Occidental.

La Calle Betances era Nuestra Señora del Rosario, Comercio, Central, Carretera Número Dos, Carretera 155, Camino Real y tuvo muchos otros nombres más. Es más, la Carretera Luis E. Meléndez Cano, a inaugurarse el 31 de marzo, cuando era el Campamento Tortuguero tenía el nombre de un militar. Los tiempos cambian y los intereses también. Luisito merece esa distinción, por ser un sector muy relacionado a su nacimiento, vida y obra, por lo que el cambio es justo y razonable. Ya Tortuguero solo es lugar de vestigios de aquella ciudad militar de 1939 a 1970.

Tal vez Puerto Nuevo es un nombre obsoleto, porque ya no es puerto ni es nuevo. Así se le llamó en una ocasión posiblemente después de cerrarse el que había en Tortuguero o  el de Cibuco. El estudio de la historia resolverá ese enigma.

Nombrarle Marbella tiene continuidad en la tradición y con los nuevos vientos de bandera azul, posibilidad de habilitar el elefante blanco inútil por muchos años que hizo la administración de Santana-Hernández,  los festivales gastronómicos y todos esas celebraciones que hacen en donde antes había dunas y hoy poca arena. Por autonomasia, las palabras mar y bella son muy apropiadas.

Esto es sencillo. Les propongo legitimar y oficializar.  Cambiemos el nombre de la Playa Puerto Nuevo por Marbella y se acaba la controversia. No vaya a ser que alguien se pierda en el camino o cada vez que otro que no esté relacionado no sepa de qué lugar de Vega Baja se está hablando.

bandera-azul-en-playa-puerto-nuevo-1.jpg

Diosdado Cano en franca mejoría

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Hoy tuvimos una llamada en conferencia con Edén David Zequeira Novoa, quien está a cargo de los cuidados de nuestro compañero y amigo Diosdado Cano Rodríguez. Vimos a Diosdado en buen ánimo, recuperándose de su incapacidad inicial del habla quien nos pudo decir unas palabras bien claras, con perfecta dicción e hilvanadas lógicamente. También hizo un ejercicio con sus brazos para demostrar el buen funcionamiento de esas extremidades.

Edén nos había suministrado los informes médicos sobre su estado. Consultamos con médicos de la familia y aunque fueron dos fuertes infartos, el rápido progreso en un ambiente adecuado le está haciendo muy bien para recuperarse pronto. La atención de amistades sanas cosechadas en sus previas visitas a Nicaragua le proporcionan un cuidado excelente.

Además de Edén, Doña Blanca Moreno Calero y su familia, nos han mantenido informados de su estado y progreso, lo que agradecemos desde este otro lado del Mar Caribe y el Océano Atlántico. Han sido personas muy desprendidas y transparentes, por lo que nos sentimos confiados de que están tomando las mejores decisiones con el beneplácito de Diosdado mientras el esté allá.

Esperamos su pronta recuperación y regreso.

 

 

« Entradas Anteriores