El Misticismo

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Ya habiendo pasado por la curva de las margaritas, estoy en la penúltima o última etapa de mi vida material o terrenal, dependiendo del total de años que al final de mi vida acumule mi juventud. Digo juventud porque desde que decidí retirarme del mundo de producción económica y del servicio remunerado, no lo hice para sentar o acostar un viejo a esperar la muerte. Si ciertamente el cuerpo anuncia fechas de caducidad, la mente puede conservarse activa y ser jóven comparativamente, con la ventaja de que no hay excesos, sino cuidados para lo que llaman desde la antiguedad «el templo del alma».

Una de mis actitudes es la de utilizar todo aquello que aprendí en mi vida, pero continuar aprendiendo más. El conocimiento y las interpretaciones de las cosas van sumando nuevos conceptos, Y como la vida es a base de vibraciones y movimientos, es menester uno no olvidarse de las experiencias acumuladas y buscar respuestas para las inquietudes que no han sido resueltas. Compartir lo que se y lo que aprendo me permite devolver a la humanidad y a la divinidad lo que me han brindado.

Estoy consciente de que soy un ser físico, pero a la vez espiritual. También sé que en ninguno de los dos planos he conseguido la perfección y que tal vez nunca la consiga. Pero estoy convencido de que llegada mi transición, mi parte espiritual estará en el lugar especial para continuar la vida, no como usualmente se define como integridad clínica de un cuerpo, sino con el efecto de una emigración del alma de las vestiduras carnales. Buscando verdades sobre lo que no hay maestros de la experiencia, he regresado a estudiarme como un ser vivo que soy y a buscar la ruta del futuro. Para eso, estoy repasando lo que sé y aprendiendo lo que ignoro sobre Dios y mi relación con él.

Como todo, hay lugares donde se estudia para satisfacer la sed del saber sobre cualquier tema. El misticismo es definido de la siguiente manera, según lel diccionario de la Real Academia Española:

misticismo

De místico2 e -ismo.

1. m. Estado de la persona que se dedica mucho a Dios o a las cosas espirituales.

2. m. Estado extraordinario de perfección religiosaque consiste esencialmente en cierta unión inefable del alma con Dios por el amory va acompañado accidentalmente de éxtasis y revelaciones.

3. m. Doctrina religiosa y filosófica que enseña la comunicación inmediata y directa entre las personas y la divinidad.

De las tres definiciones, la primera implica una «mucha» dedicación a Dios y a las cosas espirituales, que a su vez no expresa cuánto es.

Debo descartar la segunda que tiene el contenido religioso. No es lo que busco. He conocido las religiones en el pasado y se que no son un requisito para tener una relación con Dios.

El aspecto doctrinal de la tercera opción tampoco es el apropiado para mi. Ante la falta de una guía en el lenguaje, les diré lo que pienso:

  1. Creo en Dios y busco comunicación con El. La he tenido de distintas maneras y ahora, más que nunca, sé y siento que soy parte de El y El es parte de mi.
  2. Estoy dedicando todo el tiempo que puedo a integrarme a su energía.
  3. Estoy convencido de que el Dios que conozco es un Dios de Amor y de Paz.
  4. Sé que Dios no juega con los seres humanos dentro de su plan divino.
  5. Dios nos concede la libertad de equivocarnos, rectificar, continuar en la ignorancia o alcanzar la verdad.
  6. No necesito estudiar del Dios que visualizan las demás personas, pues ese es el Dios de sus corazones, el que han conocido por su propia experiencia. El Dios de mi corazón es el mismo en esencia, pero las distintas vidas le otorgan distintas atribuciones y manifestaciones. Coincidir o no con los demás seres humanos no puede impedir que estemos unidos y que nos amemos.

El misticismo es una puerta que más allá de las definiciones, permite unir al ser humano en su parte material con la espiritual. Quien piensa desde la vida humana sin desarrollar su vida espiritual, pierde una oportunidad de conocer su interior y tener una vida plena con los frutos del conocimiento, que están disponibles para todos.

Deja un comentario