Archivos en la Categoría: Símbolos

Quebrada Arenas (barrio)

 

Nota editorial: El contenido está en preparación, por lo que esta entrada puede estar incompleta o sujeta a revisión

Bandera del barrio Quebrada Arenas-Ya se ha adoptado por el Gobierno Municipal de Vega Baja, pendiente de actividad para publicarla

Nombre de un barrio de Vega Baja. 

Bandera de Quebrada Arenas

Descripción

Quebrada Arenas colinda al norte con Río Arriba, al sur con el municipio de Morovis, al este con Almirante Sur y al oeste con Pugnado Adentro. Su nombre proviene de una quebrada que cruza el barrio. Es un área tradicionalmente agrícola, destinada al cultivo de ganado vacuno.

Simbolismo

La bandera de Quebrada Arenas  está representada por la quebrada que da el nombre al barrio. La imágen de la vaca simboliza su extraordinaria producción de ganado vacuno y leche. Las lomas sugieren la topografía montañosa del lugar.

 

Rio Abajo (barrio)

Nota editorial: El contenido está en preparación, por lo que esta entrada puede estar incompleta o sujeta a revisión

 

Nombre de un barrio de Vega Baja.

La bandera está pendiente de ser publicada.

Bandera del Barrio Río Abajo

Descripción

Río Abajo colinda al norte con los barrios Pueblo y Cabo Caribe de Vega Baja, al sur con Río Arriba, al este con Ceiba y Almirante Norte y al oeste con Pugnado Afuera. El nombre de Río Abajo lo brinda su ubicación en el cauce del Río Indio que discurre camino a su encuentro con el Río Cibuco y que desborda en la costa. La historia del barrio Rio Abajo es vinculada a la presencia de los aborígenes en el sector Paso del Indio descubierta durante la construcción de un puente sobre el Expreso De Diego.

Simbolismo

La bandera de Rio Abajo representa a un aborigen cuyas lágrimas crean al río que discurre por su barrio, en el sector Paso del Indio. Se ilustra el condominio de La Trocha, sueños de urbanismo vertical. También hay una “carita”, objeto de arte aborigen. La imagen de un árbol y montañas simbolizan la presencia de la naturaleza del lugar.

Barrios de Vega Baja| Yeguada

 

MAPA DE BARRIOS DE VEGA BAJA

Nota editorial: El contenido está en preparación, por lo que esta entrada puede estar incompleta o sujeta a revisión

Barrio al noroeste de Vega Baja, colindante con barios Puerto Nuevo, Algarrobo y el municipio de Manatí.

Su orígen es el establecimiento de potreros en esa área, antes llamada Yeguada Oriental.

Bandera del Barrio Yeguada (Pendiente)

 

Barrios de Vega Baja| Algarrobo

MAPA DE BARRIOS DE VEGA BAJA

Nota editorial: El contenido está en preparación, por lo que esta entrada puede estar incompleta o sujeta a revisión

Nombre de barrio de Vega Baja, colindante con Yeguada, Pueblo, Pugnado Afuera. Su nombre proviene de la flora, del árbol del mismo nombre y se cree que se utilizó ese nombre por la abundancia del mismo en la zona.

algarrobo.

(De algarroba).

1. m. Árbol siempre verde, de la familia de las Papilionáceas, de ocho a diez metros de altura, con copa de ramas irregulares y tortuosas, hojas lustrosas y coriáceas, flores purpúreas, y cuyo fruto es la algarroba. Originario de Oriente, se cría en las regiones marítimas templadas y florece en otoño y en invierno.(Real Academia Española)

Bandera del Barrio Algarrobo (pendiente)

Viernes Santo de 2017

EHV LUIGI RECONOCIDO POR SU LOGRO EDUCATIVO

Por Jose Luis Maldonado Quirindongo (Luigi)logo-ehv-diario-vegabajeno-de-puerto-rico-small

IMG_0005imagen 1

(Publicado originalmente el 18 de abril de 2017 en el Diario Vegabaeño de Puerto Rico))

Cada año desde el año 90 he sacado fotografias en las diferentes proseciones de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Vega Baja. En 2013 conoci al fotógrafo Jimmy Rosario quien tiene la costumbre de retratarlas desde hace varias décadas. Este año no podo venir pero pude captar el acontecimiento anual para la historia.

IMG_0011imagen2

Párroco Jorge Jamil

IMG_0009imagen4

Feligreses durante la procesión

IMG_0012imagen5

Monaguillos

IMG_0021imagen6

Caminando hacia Altos de Cuba

IMG_0038imagen 7

Santuario por Altos de Cuba.

IMG_0066imagen 8

IMG_0090 imagen 10

El significado de un desastre histórico

Lino Padrón Rivera 0024 Fotografía Antigua Casa Padrón Martínez 1920Por Thomas Jimmy Rosario Martínezlogo-ehv-diario-vegabajeno-de-puerto-rico-small

Hoy me he levantado llorando por dentro. No basta que haya fallecido Juan Ramón (Nonón) Casanova, un buen vegabajeño que por causas naturales haya desaparecido en este fin de semana sino que otra vieja figura, en este caso una estructura en ruinas y peligrosa. pero de gran valor para nuestra historia, llegó a su fin.

Allí, en la calle Betances, en el centro de la Zona Histórica y esperando decisiones que nunca llegaron, se termina el espacio reservado para la recordación de un gran vegabajeño adoptivo, que hizo mucho por su pueblo y por Puerto Rico. 

En la Escuela de la Historia Vegabajeña no llegamos a hacer el rescate que teníamos planificado. Nos pasó lo mismo que cuando planeamos entrevistar algunas figuras históricas de mayor edad, que la muerte se las llevó antes de que preserváramos su testimonio. Así se nos fue Julio Meléndez, Jaime Rodríguez Pérez, Julio Reyes y otros que estaban en nuestra lista de prioridades. Tuvimos suerte, empero, con las entrevistas que hicimos a Omar Brull y Juan Carlos Rosario, antes de que partieran de este mundo. También, en nuestros archivos está documentada la vida de Tilín Pérez e Ivelisse Rodríguez y amigos de la historia vegabajeña que han tenido quebrantos de salud en los últimos tiempos y que en el presente no es posible acceder a sus recuerdos. Seguimos con nuestra tarea interminable, dando valor a la frase prestada a Luis Muñoz Marín de que el camino de los pueblos no termina nunca.

Sobre la Casa de Lino Padrón Rivera, pasó como el USO, aquel edificio que daba alegría a los soldados destacados en Tortuguero de los años cuarenta, que no importa quién inició el incendio, la culpa de la destrucción habrá sido el fuego. Sabemos que el alcalde Marcos Cruz hizo gestiones importantes cuyo resultado no se dio por problemas legales que nunca se solucionaron y que mi padre ha perpetuado el exterior e interior de la casa con fotografías e información que aparecen en su décimo volumen de Historias de Vega Baja. Fuera de eso, habrá cenizas, investigaciones policíacas y un pueblo víctima por no poder contar en adelante con vestigios de una casa casi centenaria donde habitó un hacedor de la política, la cultura y la idiosincrasia de nuestro pueblo.

Lino Padrón Rivera 0002 Prólogo por Thomas J Rosario Martínez

Lino Padrón Rivera 0001 Cd Caratula Black Case Arte Gráfico por Jimmy

Caratula Trabajo de Jimmy Rosario sobre Lino Padrón

Lino Padrón Rivera 0106 Portada Revista Cayure En el Centenario de su Nacimiento

Un día como hoy en la historia vegabajeña se oficializaron los símbolos de escudo, bandera y sello municipal

(Este escrito fue publicado originalmente en el Diario Vegabajeño de Puerto Rico el 28 de junio de 2014, al cumplirse cuatro décadas)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Simbolismo Vegabajeño cumple 40 años

 

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez, Investigadores de la Historia Vegabajeña

Desde que uno nace, los símbolos rodean nuestra vida. Hay unos familiares, religiosos, deportivos, asociativos, todos vinculantes de la actividad humana. Los hay secretos y públicos, los hay personales y colectivos.

El  símbolo  nos da un sentido de identificación. Resume en una imágen el recuerdo de los fundamentos y nos ubica donde pertenecemos. En otros  nos permite vincular a las personas, grupos y poblaciones que tienen cosas en común.

Vega Baja no siempre tuvo escudo ni fue como lo conocemos. Tampoco la bandera ha sido la misma pues voluntariamente ha sido desecrada, desvalorizada y hasta ocultada.

La creación del escudo y la bandera nos costó mucho trabajo. En el participó mucha gente de Vega Baja y de fuera de Vega Baja. Hoy 28 de junio se cumplen cuarenta años de que la Asamblea Municipal y el alcalde de Vega Baja hicieron oficiales esos símbolos. Es una buena fecha para recordar.

Años antes de ese acontecimiento, visité al historiador Luis de la Rosa Martínez en su casa de madera frente a lo que es hoy la Casa Portela, donde en el segundo piso está el Centro de Investigaciones Históricas de Vega Baja. Le llevé un modelo de lo que yo creía que debía ser la bandera de Vega Baja. El se rió de mi ocurrencia y me explicó lo que yo no conocía de heráldica. También me dijo de la única persona en Puerto Rico que trabajaba en los escudos y banderas de una manera profesional y con basamento histórico, era contratada por el Instituto de Cultura Puertorriqueña.

Luis de la Rosa era una persona servicial, agradable, positivo y generoso, pero no se atrevía a hablar con el alcalde para que solicitara los servicios del Instituto de Cultura, porque el trabajaba como archivero en el Archivo General de Puerto Rico, que caía bajo la misma jurisdicción como agencia delegada. Eso supondría tal vez un conflicto de intereses, por lo que yo me ofrecí, hice la gestión con Luis Meléndez Cano y el consiguió que se ordenara al abogado Lcdo. Roberto Beascoechea Lota, para que hiciera los diseños correspondientes.

El heráldico terminó su trabajo en junio de 1974, se presentó y se le explicó a la Junta Bicentenaria. La Asamblea Municipal y el alcalde la hicieron oficial y desde entonces se comenzó a dar a conocer esos símbolos de nuestra historia.

Más adelante ofreceremos más detalles de esta actividad histórica que nos permitió agrupar los intereses del pueblo más allá de cualquier diferencia, como debe ser.

Es necesario en esta conmemoración hacer una pausa para ver en qué manera hemos fallado en estas cuatro décadas en relación con nuestros símbolos vegabajeños principales.

Nuestro escudo ha sido abusado por los políticos. He visto fondos rojos o azules alterando los colores originales oficiales en publicaciones y  calcomanías de vehículos del Gobierno Municipal. También la bandera verde y amarilla la he visto flotar deshilachada y vencida desde las astas oficiales. Todas esas incidencias las hemos publicado de tiempo en tiempo desde las páginas de El Diario Vegabajeño y el Diario Vegabajeño de Puerto Rico. Eso me da una mezcla de dolor y de vergüenza y de impotencia ver cómo el que ostenta el poder cree que el color de su partido es el que decide el nuevo color de un símbolo que nos pertenece a todos. Esto ni siquiera es prioritario como un asunto legal, es una gran falta moral de quien lo hace y de quien teniendo bajo su responsabilidad la supervisión, lo permite.

Continuaremos con la parte gloriosa de la efemérides que hoy celebramos.

 

En la Logia Brisas del Caribe con la Tropa 858 de Boy Scouts

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez|Fotos por Edgar Freytes logo-ehv-diario-vegabajeno-de-puerto-rico-small

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El domingo 11 de junio algunos integrantes de la Escuela de la Historia Vegabajeña hicimos un recorrido por la Zona Histórica de Vega Baja. Tuvimos una parada en la Respetable  Logia Brisas del Caribe, fundada en 1929, donde fuimos recibidos por los masones Edgar López y José Maléndez. Estas son algunas fotos del majestuoso recinto donde hombres biscan el camino correcto del conocimiento y la verdad y que se ha mantenido firme como una institución permanente de Vega Baja.

El recorrido se hizo a petición de la Tropa 858 de Vega Baja de Boy Scouts of America. Esta logia, la más antigua de Vega Baja, ubicada en la Calle Baldoriot de Vega Baja, a albergado muchos de los más importantes personajes de la historia de nuestra ciudad  mantiene un edificio de altos valores repletos de simbología, conocimiento  y belleza estética.

Paz y unidad con las banderas puertorriqueñas

luigi-varios-431

Foto por Luigi


Mensaje en ocasión del Día de la Bandera Puertorriqueña

22 de diciembre de 2016, Plaza José Francisco Náter

Vega Baja, Puerto Rico

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez, Presidente Escuela de Historia Vegabajeña

logo-ehv-diario-vegabajeno-de-puerto-rico-2!Qué bonita bandera es la bandera puertorriqueña! Así lo escribió Ramito para una canción hermosa, que a todos nos emociona.

Nuestra bandera ha paseado por todos los rincones del mundo. Debajo del agua, sobre la superficie, en el espacio, en la Estatua de la Libertad, en los Juegos Olímpicos, Antártica y la cima del Everest. Este año fue en Brazil con nuestra Monica Puig, en una esquina del televisor cuando proclamaron a Stephanie Del Valle la mujer mas bella del mundo y en el US Open con Adriana Diaz.

Antes nuestra bandera fue portada por el “trío nacional de Puerto Rico” que era por supuesto, el Trío Vegabajeño y otros vegabajeños exitosos como Luis “Naco” Rolón, Juan Igor Gonzalez e Ivan Rodríguez.

La verdadera historia la definen los hechos indubitados y comprobados. Los símbolos prevalecen en nuestra mente y nuestra conciencia, aun si no conociéramos la historia o esta fuera confusa.

Hay términos de referencia en nuestro idioma, como patria, nación y bandera, en los cuales no hay una aceptación total de lo que significa para todos los puertorriqueños. Los políticos, de acuerdo a su percepción lo interpretan como lo que ha sido nuestro pasado y de como encaminarnos hacia el futuro y han expresado sus distintas acepciones o significados para estas palabras.

Tal es la situación de la bandera puertorriqueña. A pesar de haberse estudiado por historiadores e instituciones, siempre hay dudas sobre quién la creó, porque en algunas ocasiones, la historia ha sido manipulada. Si yo dijera que fue Antonio Vélez Alvarado, como sostiene Ovidio Dávila, otros dirán que fue Terreforte, Pachín Marín o Besosa.

La bandera nos sigue y nosotros a la bandera. Nos representa simbólicamente pero ha sido también objeto de controversias.

Las figuras del triángulo, la estrella y las franjas no han sido proporcionalmente iguales nunca. Se ha diseñado y hasta el mismo caballero que las produce para la venta, prepara el fondo triangular con tres azules distintos -no dos-. Algunos escogerán el azul celeste, turquí o royal , o sea, claro, medio oscuro o azul oscuro y tendrán su criterio para justificarlo.

Hay también dudas sobre cuándo se ondeó por primera vez en Puerto Rico. La Dra. Loida Figueroa sostenía que de acuerdo a una foto existente, había sido en La Intentona de Yauco en 1897, por un grupo de puertorriqueños contra el gobierno español.

A todo esto súmele que distintos grupos y personas disputan el día en que debe recordarse la bandera. Hoy es un excelente día, pero mañana también. Y todos los días del año. En la bandera puertorriqueña vemos el símbolo indiscutible de una gran familia unos parientes que se encuentra de alguna manera por todos los continentes.

Cada cada cual tiene un motivo distinto y una fecha especial para celebrarla.

Como vegabajeño, yo escogería la fecha en que murió José Gualberto Padilla. En ausencia de mejor evidencia, mi padre, el fotógrafo Jimmy Rosario la ubica aquí, en esta calle, a pasos de donde estamos. Hay dos imágenes de ese tiempo de mayo de 1896, en ocasión del velatorio de José Gualberto Padilla, que lo comprueba. El vivía donde está el edificio de la Ferretería La Principal al lado de lo que es hoy día el Teatro América. Unos buenos patriotas trajeron la bandera desde Manatí.

Si para Albizu Campos, Lares era el altar de la patria por el Grito del 23 de septiembre de 1868, nuestra pequeña patria vegabajeña tiene un lugar marcado por una pequeña tarja de igual valor histórico porque casualmente a quien le dieron el honor póstumo de traerle la bandera fue a uno de los que fueron arrestados por esos hechos. El que defendió la puertorriqueñidad desde su pluma combatiente bajo el seudónimo del “Caribe”, posiblemente lo adoptó porque su casa estaba ubicada en la colindancia sur del Barrio Cabo Caribe. Ese fue quien escribió que “los grandes solo son grandes para aquel que se arrodilla”.

La bandera puertorriqueña ha sido usada de distintas maneras. La más inoportuna, la que desecró la cantante Madonna en un concierto en Puerto Rico. La más desgraciada, la que el fiscal José Aponte quiso que se usara como paño de limpiar pisos para humillar a Albizu Campos mientras lo encarcelaban.

Otros la han quemado, la ruedan por el piso o la alteran poniéndole letras o hasta pintándola en blanco y negro. De acuerdo a nuestro sistema de derecho, eso es ejercicio de expresión de la democracia. Para llamar la atención, para confundir o para comercializar, se altera el diseño y se le asignan otros colores o sombras de grises. Yo le llamo dolor e impotencia a lo que siento en mis adentros, cada vez que alguien hace algo de eso que he descrito, porque es tan legal hacerlo como lo es nuestra bandera.

El azul lo remontan a la bandera de Cuba, la de la República Dominicana y la de Estados Unidos. Otros a la bandera de Mariana Bracetti en ocasión del Grito de Lares. Betances dijo que cualquier trapo servía para bandera. La palabra trapo, no era en referencia a un paño que se usa para limpiar, sino cualquier tela en el cual quepa un diseño digno para representar nuestro país. Si la bandera es el producto del “daltonismo” como llamó Antonio Velez Alvarado a la inversión de colores, eso tampoco era daltonismo.

A base de la historia, ¿Tenemos una bandera controversial? No, tenemos muchos puertorriqueños buscando dar significado lógico a tener una bandera que nos sirva a todos. Y yo creo, como el historiador Miguel Rodríguez, que tener muchas tonalidades en el pasado de la bandera no fue intencional, fueron actos de buena fe.

De hecho, si Puerto Rico alguna vez se convirtiera en estado, la bandera que conocemos también probablemente sería la del estado de Puerto Rico. La misma que fue insignia del Partido Nacionalista en 1932, la que el Partido Independentista Puertorriqueño acompañaba con el lema de !flotará sola!, la que Blanca Canales colocó en Jayuya proclamando la república, la que se oficializó en 1952 como la bandera del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, la que Lolita Lebrón desplegó en el Congreso en 1954, la que se coloca sola o acompañada de la de Estados Unidos o la de Vega Baja. Fácilmente distinguible aunque tenga cualquier tonalidad de azul.

¿Como solucionamos esta encrucijada? ¿Diseñamos otra bandera que termine la controversia o podremos tener más de una bandera como símbolo de nuestro país?

¿Podremos escojer una tonalidad de azul en que todos estemos conformes olvidándonos su uso variado en nuestra historia?

Esto último no es usual entre las banderas del mundo, pero es posible en el nuestro.

¿Acaso nos nos comparan con el pueblo imaginario de Macondo donde lo imposible es lo real?

Adoptar todas las banderas oficialmente o rediseñar una sola bandera, que las comprenda a todas, con todas las tonalidades de azul en el triángulo, puede ser la nueva bandera de todos.

No tenemos que ser iguales que los demás ciudadanos del mundo, de hecho, somos la nación puertorriqueña, con características únicas. Nadie más es reconocido así, solo nosotros. Creo que tener tres banderas oficiales o una con las tres tonalidades, permitiría que todos los creyentes estuviéramos incluidos y la historia completa, estaría representada.

Mientras la oficialidad legal llega, seguiremos viendo al gobierno estatal con banderas de igual diseño con tonalidades diferentes en algunos municipios, como San Juan y el nuestro de Vega Baja, a veces interpretado como provocación. Unos de un partido se irán por el color liviano y los demás por la intensidad. Energía inútil, divisionista, que podemos transformar en creatividad positiva.

Por experiencia les digo que es más fácil tener a un pueblo feliz por legislación inclusiva que aquella que nos fragmente. Los gobiernos, acostumbrados a legislar exclusiones, pueden comenzar a tratar de unir a nuestro pueblo en todas sus diferencias políticas y aquí les brindo dos alternativas eclécticas. Al otro lado, si alguien queda, serán los que siempre están en desacuerdo y que nos quieran imponer ideas extrañas que nos sigan fragmentando.

Esto puede ser un primer paso a unirnos en muchas otras diferencias. Lo podemos iniciar a nivel local para que desde nuestra trinchera terminemos con la polémica del destino final y firme de nuestro distintivo nacional. !Todas las banderas serán incluidas!

Si logramos consenso habremos adelantado lo que somos bajo un solo símbolo y podrá comenzar una nueva era para buscar la paz y la armonía en asuntos donde hay polaridad.

Solo tenemos que aceptar que los hechos de nuestro pasado pertenecen a una sola historia.

Muchas Gracias.

« Entradas Anteriores