Pensando en el futuro | Playa Puerto Nuevo

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Si los vegabajeños promovemos nuestra playa como destino turístico, invitaremos a que siga desgastándose, congestionandose y un día ya no nos será útil ni placentero estar allí. Además, mucho dinero se emplea en su mantenimiento por el Gobierno Municipal, que a veces lignoramos.

Los que estuvimos antes y conocemos su historia sabemos que en el pasado fue objeto de apropiación por personas de recursos económicos y conexiones políticas que llenaron de casas, calles y carreteras sus salidas al mar.

Perdimos parte de la playa donde ahora hay rocas «protectoras» cuando debimos dejar libre el camino para que el mar tomara una nueva formación de playa. Construimos edificaciones monstruosas sin utilidad práctica sobre sus dunas, las que sepultamos debajo de toneladas de concreto.

Por una ley natural, repetimos que lo que es del mar, al mar vuelve. Nuestras montañas más altas están repletas de fósiles marinos, por lo que nuestro futuro inmediato y lejano es predecible cuando la naturaleza manifieste su retorno.

Conservemos lo que Dios le brindo a este pueblo para su disfrute y recreación. Ese regalo se lo pudo dar a Barranquitas o a Jayuya, pero decidió darlo a los vegabajeños. Somos, pues, el custodio de lo que queda.



Categorías:Vegabajeñismo

1 respuesta

  1. La realidad de la existencia de las rocas protectoras es resultado de la accion de un ex-alcalde quien ordena la remocion ilegal de la rampa que alli existia. Esta accion causo cambios en las corrientes llevandose la orilla al oeste de la antigua rampa. Las rocas hay devuelto en cierta medida parte de esa orilla para el disfrute de los vegabajeños que ahi residimos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: