Categoría: Historia de Fuentes Informativas Vegabajeñas

Historia de las fuentes informativas de Vega Baja| Newsweek en 1953

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Mientras estudiaba en el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico a principios de la década de 1970, encontré este escrito aparecido en la descontinuada revista semanal Newsweek de 27 de julio de 1953. Antes he escrito sobre el particular, ya que describe e incluye fotos sobre la economía de nuestro pueblo para ese tiempo.

En las fotos se aprecia la comunidad de Altos de Cuba, la Caribe China, el recientemente construido Caserío Catoni y la imagen del alcalde Angel Sandín Martínez desde el balcón de la Casa Alcaldía hacia la Plaza José Francisco Náter y la Calle Betances de Vega Baja.

Historia de las Fuentes Informativas Vegabajeñas| Arqueología Linguística de Manuel Alvarez Nazario

Thomas Jimmy Rosario Martinez por Rudy Rivera

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

(Publicado originalmente el 21 de febrero de 2019)

Manuel Alvarez NazarioManuel Alvarez Nazario nació en Aibonito en 1924 y falleció en Arqueologia Linguistica libroMayaguez en 2001. Fue un estudioso y exponente de los orígenes y significado de la lengua que se escribe y se habla en Puerto Rico. Trabajó en muchas investigaciones y escribió varios libros. Uno de ellos, publicado en 1996 es Arqueología Linguística, editado por la Universidad de Puerto Rico. La misma tiene por subtitulo “Estudios modernos dirigidos al rescate y reconstrucción del arahuaco taíno”.

Vega Baja está presente en esta obra. Es posible que en un todo o parte o en pocas páginas de la misma. Voy a contarles lo que encontré, pero si acceden a la obra, seguro podrán encontrar mucho más.

Cuando los españoles llegaron a Puerto Rico, encontraron un lenguaje de comunicación verbal al que lo han denominado como arahuaco taíno. Presumimos que ese era el idioma vegabajeño, del cual hemos heredado voces. La presencia de esos términos hasta nuestros días, hay que tenerlo en cuenta.

COMUNIDADES DE VEGA BAJA

Los topónimos son nombres que se les da a lugares. En Puerto Rico, hay comunidades, sectores, barrios y pueblos que tienen nombres de origen arahuaco taíno. En Vega Baja, el barrio Ceiba, que es el nombre dado al conocido árbol, contiene como una comunidad llamada  Sabana (que significa “llanura”), que es también nombre de otro municipio de Puerto Rico, como Ceiba. Ambas son palabras del arahuaco taíno. Es importante relacionar esto a su posible orígen, que debe haber sido la percepción de quien reconoció los lugares con esos detalles por primera vez. En nuestro barrio de Ceiba hay ese tipo de árbol, precisamente en Sabana hay uno. Sabana, a su vez, se ubica en la vega, donde no hay montañas, conforme a su definición por orígen.

Cayure es un sector de Vega Baja en el barrio Cabo Caribe que se refiere a otro árbol (cayur, cayures en plurar) que se encuentra en el lugar, cerca a la Comunidad Los Naranjos. En los años ochenta se produjo 15 ediciones de una revista con ese nombre editado por el Centro Cultural de Vega Baja. El nombre es también utilizado en otros lugares de Puerto Rico.

Cayures Portada III

File written by Adobe Photoshop¨ 4.0

Cibuco (Cebuco o Sebuco) es el nombre de otro barrio al norte de Vega Baja y otro en Corozal, muy relacionados en la historia por los orígenes de las minas de oro y el río que lleva este nombre.  También el sector y la comunidad Guarico es un nombre de igual orígen, pero se desconoce su significado.  En la Segunda Guerra Mundial se editó una revista con ese nombre en el Campamento Tortuguero cuyo nombre fue utilizado para dar el título a la misma.

Cabo Caribe es un nombre compuesto al que Carlos Ayes ha descubierto una acepción que ha expuesto en sus escritos. Julio Meléndez, en su trabajo sobre toponimia, presentaba el problema de su dificultad en conocer su orígen. Para Rodríguez Nazario, quien no tuvo acceso a documentación publicada con posterioridad, solo expone su creencia de que proviene de los aborígenes caribe de otras islas.

Hicotea (tortuga de agua dulce) es el nombre de una quebrada (Rodríguez Nazario le llama “sector campesino de Vega Baja” ), el cual se encuentra al sur de Vega Baja.

Sigamos buscando nuestros lugares en el lenguaje y en la historia, Hay mucho por aprender.

Historia de las fuentes informativas vegabajeñas| Poesía Intima de Israel Cortés (Juaniquillo)

ISRAEL CORTES JUNIQUILLO POR TJRF

(Publicado originalmente el 19 de marzo de 2019)

Por Julio Meléndez (1)

(Introducción al poemario Poesía Sentimental, 1987)

JULIO MELENDEZTodo quehacer poético es una “Faena Intima”, un “Decir Infinito”. Si no se alcanza esa categoría se podrá lindar por los predios del verso. Pero nunca cobijarse bajo el palio de la poesía. Poesía es toda connotación expresiva que revele una postura anímica del poeta. Por consiguiente, cada poeta es creador de su propia poesía. Habrá, pues, una temática universal compartida comunalmente. Pero cada poeta configura su expresión conforme a una personal e íntima percepción de la realidad.

Israel Cortés Ríos (Juaniquillo) (2) ha dado a la estampa su primera cosecha de versos. IMG_20190319_110911Juani es mas bien el juglar de la vida íntima vegabajeña. Todo un acontecer se transfigura por virtud de su verso sencillo, en una poesía que apela mas bien a los sentimientos antes que al intelecto. Es entonces que cobra sentido el título de este poemario: Poesía Sentimental. No hay en ella un patrón estrófico definido que pueda orientarnos hacia una determinada escuela literaria. Pero el tono de la misma nos indica que es una poesía romántica. No hay dudas al efecto. Es que Juani es poeta al natural sin los artificios alambicados que imponen las escuelas. Es solo una respuesta a un impulso emotivo que no sufre la elaboración preciosista del artífice de la poesía. Es poesía de emoción antes que de elaboración.

¿Cómo logra este poeta calar en nuestras emociones con tan marcada escasez de recursos? Nadie sabrá la respuesta. Hay poemas que son puramente coloquiales que sin embargo van arrastrando al lector a lo largo de toda la experiencia vital que los inspiró como si fueran un río manso sin murmullos. Ejemplo de ello es el poema Solo queda una lágrima donde aparece una novedosa personificación y son las lágrimas quienes lloran:

Cuando lloran dos lágrimas

se nublan las estrellas

las nubes se entristecen

y la luna las mira 

con nostalgia…

Cuando lloran dos lágrimas

parece que se ha muerto

en el silencio

la última esperanza.

Los teóricos de la poesía afirmarán que la sinceridad es la muerte de la poesía. Pero para mí, uno de los méritos mayores de este libro es la sinceridad con que el autor presenta el tema de la amistad. Es entonces que tenemos que volver atrás para confesar que la poesía es algo que no puede desligarse del hombre. Tengo la impresión de que si alguien pusiera la palabra enemigo en los labios de este poeta, preguntaría ingenuamente por su significado. Juani es el amigo de todo un pueblo y la poesía que dedica a varios de sus amigos es la forma elegante y fina de decirle a todos y a cada uno de ellos !Gracias por tu amistad!

Me atrevo especular que si fuera un conocedor de toda la retórica que suponemos sea consustancial la poesía, jamás hubiera escrito estos versos:

Dime

Dime si la rosa blanca

que llevas en tu cabellera

fuera de la enredadera

que sembraste en mi alma.

Es una poesía fresca. Como las gotas del rocío antes del alba que aun no ha comenzado a matizarse con la primera luz mañanera. Nos la entrega Juani como materia prima sin que sea degenerada por eses elucubraciones sofisticadas con que los poetas suelen desfigurar la poesía.

____________

(1) Julio Meléndez falleció en 2015 a los 91 años de edad.

(2) Israel Cortés Ríos (Juaniquillo) nació en 1929 y falleció hace varios años. Su biografía aparece escrita por el Lcdo. Antonio E. Arraiza en el libro de referencia Poesía Sentimental.

(Notas al pie de la página por Thomas Jimmy Rosario Martínez)

Historia de las Fuentes Informativas vegabajeñas| El género biográfico en Vega Baja

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

(Publicado originalmente el 3 de septiembre de 2019)

La biografía es un género de la historia que se realiza mucho más frecuentemente de lo que creemos. Lamentablemente, no se cultiva. Nuestros investigadores y los historiadores no lo frecuentan. Las expresiones solo se manifiestan en forma de homenaje en reconocimientos públicos los sociales, culturales, institucionales y deportivos. La Legislatura Municipal, por ejemplo, lo utiliza en muchas de sus resoluciones de reconocimiento.

El libro “Estrellas del Deporte Vegabajeño” del profesor Elmer Gautier Rodríguez reanudó la presencia de la biografía de entrevista y documentación que se inició con la revista Renovación en los años treinta y que se manifestó en innumerables publicaciones a lo largo de la historia vegabajeña.

En 1967 se publicó la obra “Literatura Vegabajeña” que contiene breves biografías de muchos de nuestros literatos. La obra de Elmer Gautier es más prolija con sus 115 biografías pero es explicable porque lo que todos hacemos por la historia es una continuidad de lo que otros pioneros como Julio Meléndez han hecho antes. Ellos nos enseñaron el camino.

Se puede explicar también porque el deporte es una actividad más concurrida que las letras y que la distancia en años entre la publicación de Meléndez y Gautier (más de medio siglo) ha permitido descollar más personas en la literatura que no están mencionadas en el libro original ni en la posterior Vega Baja, su Historia y su Cultura, con el escrito sobre perfiles literarios bajo la autoría de Adrián Santos Tirado, veinte años después de Literatura Vegabajeña.

Se necesita algo más que biografías literarias. Hay un mundo de personas en temas adicionales que necesitan ser historiados. Para eso, el modelo más reciente es el de Estrellas del Deporte Vegabajeño. Podrá no ser una obra perfecta, pero es una obra responsable que recoje la historia de los seres humanos detrás del deporte vegabajeño. Y como estuve cuando ejecutaba su plande trabajo, puedo dar fe de lo cuidadoso que fue al hacer una labor bien basamentada y entusiasta para nosotros, los vegabajeños.

Hay mucho más que hablar del género biográfico de Vega Baja, pero con el ejemplo. Desde mañana martes y por los próximos 365 días, para empezar, publicaremos biografías que se han escrito sobre los vegabajeños por distintos autores. Las realizadas por Elmer Gautier Rodríguez pueden leerse de su libro. Para estimular su valiosa adquisición lo recomendamos como uno básico en nuestros hogares y oficinas, por lo que no serán incluidas las que aparecen allí. Les recomiendo su adquisición, ahora que está recién publicado. También, es un buen regalo para cualquiera.

Los invitamos a sugerirnos personas cuyas personas deben ser biografiadas. Ya anticipamos una breve convocatoria exitosa en Facebook donde recibimos algunos nombres de vegabajeños cuyas vidas deben ser perpetuadas. Afortunadamente, hay cientos de biografías de distintos autores que las vamos a compartir.

Pueden escribirnos a thomasjimmyrosario@yahoo.com o accediendo a nuestro espacio en facebook.

Historia de las fuentes informativas vegabajeñas | El Mar del Indiano por Fermín B. Arraiza Miranda

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Fermín Baltasar Arraiza Miranda (Marcos Enrico Navarro), El Mar del Indiano, Port City Press, Inc., Baltimore, 1985

Pocos días después del fallecimiento de Fito Arraiza, me llamó Rolando Rivera Garratón, mi amigo y compañero de la Escuela de la Historia Vegabajeña, para preguntarme sobre un libro que su madre le había hecho llegar de la autoría de Fermín Arraiza Miranda, bajo el seudónimo de Marcos Enrico Navarro. Admití que no lo conocía y me lo prestó. Ya vencido el plazo para devolvérselo, es menester que les diga lo que estoy encontrando en el mismo.

La obra está llena de simbolismos, pero no es difícil de entender. Los que conocíamos a ese gran vegabajeño y puertorriqueño y podíamos distinguir ese gran corazón que tenía para todo, ahí encontramos, sobretodo, su gran amor a una patria que por incluírlo todo, nada deja. Cada metáfora o acertijo intelectual que nos propone queda resuelto dentro de la obra.

Ahí está plasmada la historia de la familia de donde vino y la de la que el creó. Sus razones para sus pasiones, decepciones y pensamientos fugaces y permanentes. Es una obra que hay que leer con mucha paciencia y releer. Hay mucho vegabajeñismo solapado en su contenido, especialmente al que se refiere a sus amigos y a su familia extendida.

Lo mejor de todo es que encontramos una prosa limpia y una buena y significativa poesía. Es un festín filosófico y de arte que en otro momento habremos de retomar con placer.

Historia de fuentes informativas vegabajeñas | Central San Vicente por Teresita Martínez-Vergne

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Teresita Martínez-Vergne, Capital in Colonial Puerto Rico, Central San Vicentein the Late Nineteenth Century, University Press of Florida, 1992, 190 pags.

Las fuentes informativas vegabajeñas están desperdigadas por todo el mundo. Armar la historia, como escribía mi profesor de seminario Gervasio García, no se hace en un escritorio contando con la enciclopedia internesiana ni en un solo lugar como una biblioteca o un archivo. El que le gusta estudiar la historia, al convertirse en un detective, sabe que tiene que seguir pistas y sacrificar el cómodo escritorio o el lugar placentero de su inspiración o de su propia creencia, para buscar esa verdad.

La historia industrial de Vega Baja comienza con la creación de la Central San Vicente, fruto de las diligencias realizadas por Leonardo Igaravidez desde 1873. El proyecto funcionó hasta la sexta década del siguiente siglo XX, pero tuvo muchas dificultades económicas, como las tuvieron las demás centrales de caña de azúcar que le sucedieron en todo Puerto Rico. Al final, la economía basada en la siembra y molienda acabó, quizás para siempre.

La fenecida historiadora Teresita Martínez Vergne realizó un extraordinario trabajo sobre este tema. Leí su monografía en el Archivo General de Puerto Rico hace unos años. La he mencionado en varios de mis escritos pero no ha sido hasta hace unas pocas semanas que pude conseguir en Amazon el libro publicado por University Press of Florida.

Es una lectura obligatoria para los estudiosos de la historia vegabajeña por sus detalles y conclusiones. Posteriormente les ofreceré más información de esta obra.