Archivos en la Categoría: Análisis

Alexandra Lúgaro

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Mi hija Jessica Marie me pide una opinión y aunque estoy alejado de cualquier controversia política, estoy obligado a ir en detalle sobre este tema. Hace cinco años analicé la figura emergente de Alexandra Lúgaro. Mi escrito fue ampliamente leído en todo Puerto Rico e incluso, fue incorporado en el espacio cibernético de la abogada, candidata a gobernadora entonces y ahora.

En primer lugar, no podemos menoscabarla porque haya incurrido en un error, como lo han cometido en sus carreras políticas los demás precandidatos y candidatos de todos los partidos de todos los tiempos. En La Mujer Rara y su secuela, abordamos el registro histórico en Puerto Rico con lo que se sabe y lo que nunca se había dicho. A Algunos les ha ido mejor que a otros, pero no hay duda que sus expresiones y sus actuaciones son inflamatorias para un gran sector de nuestra población.

El aprecio de los electores se divide principalmente por una dosis de identificación con los partidos y otra con los candidatos. Su partido ni siquiera lleva el nombre de partido, es Movimiento Victoria Ciudadana. ¿Porqué? Sencillamente, no quiere confundirse con la tradición sino tratar de ser originales. En ese distanciamiento no son los primeros que organizan un partido político que comparece a las elecciones sin el nombre de partido. En segundo lugar, escogieron un logo muy parecido al del Partido Socialista Unido de Venezuela del finado Hugo Chavez Frías y de Nicolás Maduro. En su corta existencia, tuvo cierta dificultad para inscribirse oficialmente para las próximas elecciones y un incidente con uno de sus candidatos a legisladores, por menos importancia relativa que la que su candidata a gobernadora ha provocado.

Alexandra Lúgaro pudiera ser la candidata lógica del Movimiento Victoria Ciudadana. De hecho, anunció su candidatura primero que nadie cerrando oportunidades a otros. A última hora, se presentó una supuesta candidata de agua pero desapareció antes de que hubiera una selección en una convención a esos efectos. Así ellos aparentaron democracia interna, pero el hecho de que el compañero sentimental de Lúgaro, Manuel Natal Albelo, sea el candidato indiscutible a Alcalde de San Juan, da la impresión de ser una empresa familiar, como lo era la corporación a la que ella pertenecía y de donde salió la sentencia judicial en rebeldía que la define como una discriminadora y de la cual ella ahora niega vínculo directo.

Yo no conozco a nadie que le de oportunidad a Lúgaro o Natal de un triunfo electoral. Ni siquiera se considera que pueden llegar terceros, estando el PIP en el medio después de los dos partidos principales. ¿Porqué entonces nos tenemos que preocupar? Nosotros no, pero en política, mientras menos adversarios haya o aunque permanezcan si están desacreditados, mejores oportunidades hay de triunfo para los partidos principales. Y ellos quieren que esto se sepa, se difunda y que la gente lo crea.

Lúgaro y Cidre sorprendieron en las pasadas elecciones pero ambos se quedaron cortos para cualquier futura consideración. Esa es parte de una tradición también. Si no perteneces a un partido con su usual maquinaria, no es posible competir y menos probable ganar. Cidre continuó en la palestra pública contribuyendo a la sociedad participando en programas de televisión promoviendo la industria local y opinando siempre que se le solicitaba sobre distintos asuntos. El rumbo de la dama penosamente se conoce más por los asuntos de custodia de su hija, su pasada pareja que terminó en la cárcel, su romance con el jóven Manuel Natal y por organizar el Movimiento Victoria Ciudadana.

¿Tiene valor la candidatura a gobernación de la Señora Lúgaro para el Puerto Rico de 2020 o sólo podremos considerar sus ideas en esta contienda para lo que sirvan el futuro? ¿Le añade algo que ahora comparezca por medio de un partido que a toda apariencia ella domina?

Por respeto a mi hija y a los que hayan llegado hasta esta última cuartilla, que esperan alguna conclusión, tengo que expresar mi opinión. Yo no creo que en estas elecciones Alexandra Lúgaro tenga más oportunidad que en 2016. Creo que hay muchas malas decisiones acumuladas por ella que van a incidir en el aprecio electoral adverso hacia ella, independientemente de que los partidos principales vayan a sufrir merma en sus apoyos. En igual posición de declinación y poco aspectada para recobrar o sumar confianza veo a la alcaldesa Carmen Yulín Cruz Soto. La política es de esa manera, aunque nos la cuenten de otra.

Respuesta a Jay Fonseca y Mayra López Molero

Dr. Víctor Ramos y el educador Robert Rivera

Por Dr. Víctor Ramos, Presidente

Colegio de Médicos y Cirujanos de Puerto Rico

Mayra López Mulero

Se que todos están esperando mi respuesta a los comentarios ofensivos, irrespetuosos y sobre todo inmerecidos de los abogados «analistas» Mayra Lopez y Jay Fonseca sobre la orden de inmunidad firmada por la gobernadora.

Jay Fonseca

Primero, profesionalmente me comuniqué con el Presidente de Univisión Hector Martínez que ha sido un gran colaborador del Colegio y amablemente nos pidió una carta por escrito que estamos preparando y que entendía la indignación. Entonces nos dirigió a su director de contenido Javier Cosme, cuya actitud fue muy distinta alegando que tiene que oír el contenido supongo que la palabra de un médico serio no es suficiente y el tiene que velar por sus mal llamados talentos.

Héctor Martínez
Rubén Sánchez

También recordó que el Colegio canceló el programa en WKAQ razón por la que le tuve que recordar que a que a pesar de tener un programa educativo pago en su emisora la cancelación se debió al continuo ataque al Colegio incluso bromas de mal gusto hacia este servidor por parte del presentador de la mañana Rubén Sanchez. Incluso ese día estaba post guardia y la cancelación así que no oí la broma y la decisión de cancelar la tomó el asesor de publicidad del Colegio.

Volviendo a la inmunidad, la gobernadora nunca le ha dado audiencia al Colegio de Médicos solo en reuniones grupales. Así que insinuar que se dio por petición de grupitos especiales de médicos asociados al gobierno para aportar a la campaña de la gobernadora le falta crasamente a la verdad. La discusión de si es constitucional o tenía que legislarse es una discusión genuina legal que también la han discutido otros abogados a favor y en contra si es legítima.

Pero Mayra y Jay no escogieron ese camino y el de convertirse en cabilderos de la Asociación de Abogados Persigue Ambulancias de Puerto Rico y acusar a los médicos de pedir una licencia para matar.

No olvidemos quienes son ustedes. Jay, el cabildero de la aseguradora MCS que tiene el guille de ser el más fiscalizador pero a las aseguradoras de Salud no las toca ni con una vara larga y se opone a todo proyecto en favor de los medicos como el 4% y la ley 90. Después tiene el descaro de hacer campañitas dizque para donar equipo protectivo. Mayra la abogada del notorio Juan Maldonado principal responsable de la peor área del gobierno en la respuesta a este desastre.

Mientras distinguidos medicos han tenido que acudir a dar cara a investigaciones y vistas televisadas !en que hueco está su cliente! Pero derecho tiene a defender corruptos y criminales. Mientras, nosotros seguiremos siendo el frente de batalla en esta guerra con ayuda o sin ayuda del gobierno y de ustedes. Los médicos y el resto del personal necesitan inmunidad para poder trabajar con un virus nuevo del que aprendemos cada día sin un tratamiento estándar y a diario tratamos de salvar vida con las mejores herramientas disponibles pero que cambian cada día.

Después, demandar con el retroscopio es bien fácil para los abogados persigue ambulancias que viven del dolor de los pacientes y los medicos. No, señores, no pedimos licencia para matar si no espacio para trabajar y salvar vidas en una emergencia.

Al parecer los que tienen una licencia para matar reputaciones con su lengua son ustedes. Finalmente a los medicos nos ofende quien puede no quien quiere y ciertamente ustedes no son de los que pueden.

Escapad gente tierna que esta tierra está enferma…

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Esta noche estoy pesimista. Mucha gente juega a la gallinita ciega. Hay mucho bullying de todos lados. Acompañado de una ansiedad incontrolable y actitud de «quitate tu pa’ ponerme yo».

Desde principio de esta semana se activó la oposición popular. Y los penepés de la Cámara de Representantes salivan por la cabeza de la gobernadora para beneficiar al candidato usurpador del verano pasado. Al mismo que no quisieron par de representantes y la otra cámara, pero se acomodaron después porque lo vieron entonces como el candidato ganador del futuro.

A ninguno de ellos les interesa el pueblo. O por lo menos, demuestran que consideran a los ciudadanos como de segunda prioridad después de ellos. Y lo que les interesa es prevalecer en el poder como primera opción. Para que los próximos tres años después de la elección soportemos sus escándalos personales, sus ideas inentendibles y sus imposiciones perjudiciales. No hay políticos eclécticos en el panorama, cada cual está en la búsqueda de lo que ayuda a prevalecer.

Eso siempre ha sido así. De joven estuve allí apoyando a otros rostros de una sola tendencia en el pasado. Pronto ellos se dividieron y las lealtades de los estadistas se fueron con el partido que había partido al Partido Estadista Republicano. Y simultáneamente, el Partido Popular se había también partido. Ambiciosos de todos lados se agrupan con cada división. Aprendí entonces lo que era transformación permanente de intereses económicos bajo un supuesto ideal colectivo. Los ideales mezclados con interés de gobernar lo que hacen es crear un estado de esclavitud a los que tienen creencias afines y entonces se da el abuso que se repite y repite como el conejito de Eveready.

Hice el crossover con políticos de todas las ideologías buscando una fórmula de hacer crecer la fe lacerada que había puesto en otros. Me siento contento de convertirme en un descreído y de haber evolucionado a la tolerancia de saber que el mundo no se acaba cada vez que un proyecto bueno fracasa. Mas adelante vive gente, como decía mi primo Felipín Collazo. Y eso me ha permitido ver gente sana y bienintencionada que antes no me eran confiables.

Esta noche estoy deprimido pero sé que no es mi culpa, son los aires contaminados de la época del año de política. Los candidatos están tirando el lodo que pueden a la otredad y viceversa. Y los que siempre han sido de una ideología, no dan atrás ni un ápice, porque recuerdan que le deben el trabajo o el contrato que tuvieron o el que tendrán a los que han apoyado o apoyen. Siguen siendo mamalones, como decía el ilustre maestro Sanabria.

En la periferia, encontramos a muchos opinando con un sí comprometido con quienes se identifican y no para los demás, independientemente de los méritos de cada issue. Para mi, no es saludable pensar que aunque uno sea de una ideología siempre tenga un si favorecedor o un no condenatorio para todo. Es una venda en los ojos y una esclavitud de la que solamente nosotros podemos liberarnos.

Estamos en la continuidad de la división de nuestro pueblo, una verdad que sigue rondando porque el ciudadano común no se mueve a creer otras cosas.

¿Alguien quiere que se repita lo mismo a partir de enero del próximo año y que estemos dos años mas en el sufrimiento acostumbrado para volver el último año a escuchar iguales promesas por los viejos actores de la política?

El propósito de "Rostros para la Historia Vegabajeña"

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Luis de la Rosa

Hace cerca de cuarenta años comencé a historiar a Vega Baja. Seguía el estímulo de mi padre y la tutoría de Luis De la Rosa Martínez, el primer historiador (y creo que el mejor) de Vega Baja. Continué el camino de escribir artículos sobre todos los temas vegabajeños, paralelo a las aportaciones que mi padre hacía produciendo un rico tesoro de imágenes e informaciones para los estudiantes y profesionales de la historia.

Jimmy Rosario con una cámara alemana facilitada por el fotógrafo Gilberto Vázquez en 1944

Mi padre, Thomas Rosario Flores, conocido por «Jimmy» es un fotógrafo que aprendió su oficio originalmente de forma autodilacta y que con el producto de sus ganancias procuró graduarse por correspondencia de la extinta American School of Photography. Desde que era un joven, fue captando personas, grupos, edificios, paisajes y actividades de todo tipo desde su residencia en Vega Baja. Primeramente usó recursos externos para hacer sus fotos, luego creó sus propios laboratorios para completar el ciclo fotográfico. También compartió sus conocimientos y educó en el arte de la fotografía a muchos estudiantes del Programa de Ocupaciones Diversas del Departamento de Instrucción Pública, algunos de los cuales continuaron la carrera de fotógrafo o laboratorista.

Siempre ha tenido un sentido profundo del valor de la historia. Acostumbra guardar documentos, recortes de periódico y fotografías aun cuando el no haya sido su fotógrafo original. También ha guardado un afecto especial por sus colegas y venera con el mejor de los recuerdos a sus mentores. Con ese trasfondo, ha guardado para la posterioridad un archivo inmenso de fotos que lo estamos catalogando y digitalizando bajo el nombre de «Fototeca Jimmy Rosario». Allí hay imágenes diversas, de todo tema y de toda clase de negativos, retratos y transparencias. Hay rostros, cuerpos, grupos, eventos, reproducciones y el ambiente natural, de Vega Baja, Puerto Rico y de otras partes del mundo que ha visitado. De ahí han surgido varias series o unitarios que han aparecido en miles de libros, revistas, periódicos y vídeos.

En el corto tiempo en que hemos publicado Rostros para la Historia Vegabajeña hemos creado esta colección que ya tiene cientos de retratos que mi padre ha tomado en las décadas de 1950, 1960 y 1970. La muestra publicada es increíblemente ínfima. Al paso de un promedio de diez retratos por día, al fin de año tendremos una meta de dar a conocer cerca de 4,000 rostros. Algunas personas no son vegabajeñas pero no podemos discriminar con lo que no sabemos. Destacamos el factor de que fueron tomadas por mi padre en su estudio en Vega Baja. Personas de otros pueblos venían a retratarse por la calidad que se ofrecía en la Fotografía Rosario. La mayor parte, empero, son nuestros.

El propósito principal de su difusión es estimular a los vegabajeños que puedan recordar su historia como medio de cohesión entre todos. Las personas son la parte más legítima del vegabajeñismo, pues contiene lo más importante, que es el sentimiento. Los retratados fueron nuestros vecinos, amigos, familiares, conocidos o tal vez desconocidos que tienen aspectos comunes con nosotros. Tienen en común la fuente, que es Jimmy, «el fotógrafo» y que se captaron esas imágenes en su estudio fotográfico. Fuera de eso están siendo identificados y celebrados en la aventura que seguimos en nuestro espacio de facebook.

El resultado de este experimento es sorprendente. El pueblo está historiando. Los lectores están uniendo anécdotas, datos, conocimiento que compartimos, ampliamos, corregimos o descartamos. La historia no se está quedando en el recuerdo individual, nos permite rectificar errores y suplir omisiones. Muchos están también completando sus álbumes familiares o haciendo sus árboles genealógicos con los retratos de su gente.

Provocar a los ciudadanos a aportar lo que saben fue comenzado hace unos años atrás con la convocatoria que hicimos para hacer la biografía de Nicolás Pérez (Tilín), como una actividad de la Escuela de la Historia Vegabajeña.

Lo cierto es que ningún historiador puede escribir todas las historias. De hecho casi siempre hay limitaciones de tiempo o de fuentes asequibles y desde luego, cada historia es una aventura de investigación que requiere dedicación antes de escribir la primera letra.

Volvemos a agradecer a todos los que están haciendo sus aportaciones para engrandecer la historia vegabajeña.

Verdades, mentiras y ansiedades| (3): Viviendo en el toque de queda

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Anoche escuché una abogada conocida cuestionando la legalidad de la Orden de la Gobernadora estableciendo el toque de queda con todo lo que eso implica. Ella puede tener razón y tiene derecho a expresarlo.

Pero cuando hay una situación real por un peligro inminente como el presente, donde es necesario regular temporeramente las libertades, es menester cooperar y no confundir en el proceso. De haber violaciones o abusos o la mera intención de cometerlos, los abogados pueden intervenir en favor de los ciudadanos en el momento o posteriormente y los que se excedan en sus funciones tendrán que responder. Sin embargo, no creo que la intención del gobierno sea, en este momento, la persecución de ciudadanos. Mas bien se trata de medidas necesarias para proteger a la ciudadanía. Hay unas proyecciones de enfermedad y gravedad que nos puede afectar a cualquiera de nosotros, por lo que no podemos menoscabar la urgencia del momento.

En las redes sociales hay mucha información valiosa, otras noticias especulativas y una gran cantidad de falsedades. Nuestro compañero Edgar Freytes está documentando como noticia y para la historia, con imágenes, el desarrollo de la situación, por lo que no hay que salir a averiguar.

Tambien, hay ansiedad en nosotros. Eso nos lleva a ser imprudentes, intolerantes y a realizar actividades excesivas o insuficientes. Es necesario bajar nuestras revoluciones, como usualmente se le dice al nivel de intensidad que le ponemos a lo que hacemos. Debemos ponernos analíticos, descansar y buscar el humor en cuanto podamos. Ahora hay tiempo.

En las farmacias reciben muchos clientes que van más allá de comprar medicinas. Me indicaron ayer en Walgreens, CVC y en una farmacia de comunidad que están trabajando con mucha gente ansiosa, exigente e insatisfecha. En CVS particularmente la joven que me atendió, visiblemente nerviosa, me dijo que el día lleno de tensión había sido agotador, que ellos tenían que trabajar cuando la mayor parte de la gente no lo puede hacer y reciben muchas personas problemáticas e intolerables que le interrumpen la eficiencia y el trato usual.

Tenemos que entender la situación de ellos, que trabajando para todos nosotros por excepción, están expuestos en un ambiente que los visitan posibles contaminados, tienen que compartir con otros compañeros que tampoco están exentos de estar enfermos y encima ejercen funciones de gran precisión y responsabilidad que necesita concentración.

Las farmacias son lugares de excepción, aún están abiertas pero si surgen situaciones de dificultad pudieran limitarse sus accesos poniendo más estrictos los controles. Eso es peor y es posible.

Paciencia, cortesía y tolerancia. Todos estamos en el mismo bote.

Verdades, mentiras y ansiedades| (2): Otras Ordenes Ejecutivas, comunicados de la Gobernadora y Ley de Seguridad Pública de 2017

Gobernadora Vázquez Garced emite Orden Ejecutiva para atender las necesidades de las personas sin hogar en Puerto Rico ante la amenaza del coronavirus COVID-19

18.3.2020

Gobernadora Vázquez Garced solicita a la Agencia Federal de Aviación restringir el espacio aéreo y el uso de aeropuertos en Puerto Rico

17.3.2020

Gobernadora Vázquez Garced advierte a los comerciantes la suspensión de la licencia de rentas internas y de la venta de bebidas alcohólicas si no cumplen con orden ejecutiva

15.3.2020

[Orden Ejecutiva] Gobernadora Wanda Vázquez Garced implementa medidas adicionales para enfrentar coronavirus en Puerto Rico

Fragmento de Ley 20 de 2017 sobre penalidades por violaciones a la ley de seguridad de Puerto Rico.

Artículo 6.14.-Violaciones y Penalidades. Será sancionada con pena de reclusión que no excederá de seis (6) meses o multa que no excederá de cinco mil (5,000) dólares o ambas penas a discreción del tribunal, toda persona que realizare cualquiera de los siguientes actos:
70

(a) Dé una falsa alarma en relación con la inminente ocurrencia de una catástrofe en Puerto Rico o, si existiendo ya un estado de emergencia o desastre, disemine rumores o dé falsas alarmas sobre anormalidades no existentes.

(b) No acate las órdenes de evacuación de la población civil emitidas por el Departamento o sus Negociados como parte de la ejecución de su plan en casos de emergencia o desastre.

(c) Obstruya las labores de desalojo, búsqueda, reconstrucción o evaluación e investigación de daños de agencias federales, estatales o municipales, mientras esté vigente un estado de emergencia promulgado por el Gobernador de Puerto Rico mediante una Orden Ejecutiva. (d) Persista en realizar cualquier actividad que pongan en peligro su vida o la de otras personas, después de haber sido alertada por las autoridades una vez se haya declarado un aviso de azote de huracán u otra declaración de emergencia por las autoridades pertinentes, o mientras esté vigente un estado de emergencia promulgado por el Gobernador de Puerto Rico mediante una Orden Ejecutiva.

Verdades, mentiras y ansiedades| (1): La Orden Ejecutiva de la Gobernadora

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Para conocer de primera mano cual es la verdad que lleva a nuestra realidad actual es menester ir a la fuente de información legal. Conozcamos el contenido de la Orden Ejecutiva de la Hon. Wanda Vázquez Garced, Gobernadora de Puerto Rico.

El amor como en los tiempos de Cinema Paradiso

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

El gobierno estatal nos ha restringido la libertad de reunión. Esa es una medida sabia conforme a la situación de inminente contagio con el virus Covid-19 o como usualmente se conoce, coronavirus.

Los vegabajeños tenemos experiencia con plagas, virus y enfermedades de todo tipo. Y también con la restricción de movimiento. A vuelo de pájaro, les recuerdo que en el siglo XIX hubo brotes de cólera, que entonces se llamó cólera morbo. Esta último adjetivo mandatorio significa enfermedad, o sea, la enfermedad del cólera. Creo que en Cuba se le añadió otro adjetivo, pestilente, el cólera morbo pestilente.

En el Siglo XX hubo varias enfermedades causadas por mosquitos como dengue de varios tipos, tuberculosis y otros males contagiosos. En la década del 1930 se hablaba de la influencia en los mensuarios vegabajeños y en la del 1960 se publicaron en los periódicos estatales, las campañas de orientación para el dengue, encabezado por el Dr. Raymond Báez, quien luego fue legislador municipal, deportista y líder cívico.

En el tiempo de la Segunda Guerra Mundial los vegabajeños, puertorriqueños y americanos estaban obligados a estar en su casa de noche y apagar todas las luces. No se podía ni prender un cigarrillo, cuando la moda del fumar estaba en todo su apogeo por la influencia del cine y los anuncios atrayentes. Posteriormente, en la década de 1960, con la excusa de proteger la juventud, se tocaban dos sirenas para que los jóvenes menores de edad no anduvieran sin acompañante mayor en sitios públicos, lo que se descartó posteriormente por ser inconstitucional.

En el 2017, como consecuencia de la inseguridad causada por las carencias de energía eléctrica, combustible, interrupción y roturas en las vías de comunicación virtual y real, sufrimos restricción de libertad. El gobernador Ricardo Roselló propulsó legislación y orden ejecutiva para que no se estuviera de noche y madrugada fuera de nuestros hogares.

De allá para acá hemos sufrido inconformidad por muchas razones. La última fue por las actuaciones del gobernador y sus ayudantes y por un sucesor que la rama judicial deslegitimó por falta de consentimiento de una cámara legislativa y una gobernadora bisoña en política partidista, no elegida y resentida por una facción del partido al que pertenece.

Mientras tanto, en el lejano oriente nacía una amenaza no bélica en forma de un virus, que las teorías de conspiración usuales le atribuyen distintos autores y propósitos económicos o como fuente de poder y que a lo mejor fue producido por anormalidad en consumo o una mutación natural. Esto nos mantiene en ascuas, esperando soluciones que no están a la mano, que al ritmo de lo que ocurre en el mundo puede o no tener continuidad después de este periodo decretado de catorce días.

De hecho, aunque no se ha dicho, creo que el tiempo escogido para la vigencia original de la Orden es por el tiempo de incubación del coronavirus. El propósito debe ser estadístico, para ver en el camino si es necesario aumentar, suavizar o eliminar las medidas restrictivas tomadas.

Esta mañana recordaba dos películas de amor desarrollada en tiempos de tragedia. Una de ellas, basada en la novela de Gabriel García Márquez, El amor en tiempos del cólera. La otra, Cinema Paradiso, que le ganó a la criolla «Lo que le pasó a Santiago» en el Oscar a la mejor película extranjera en 1989. Esta última, se considera hoy día como de culto a la cinematografía, es en realidad una película de amor en general.

Esta es, en síntesis, la trama:

«Salvatore, de seis años, apodado Toto, descubre su amor por las películas y pasa cada momento libre en el cine local llamado Cinema Paradiso, desarrollando una amistad con el proyeccionista, Alfredo, quien se convierte en su figura paterna y a menudo le permite ver películas desde la cabina de proyección. Las películas no se ven completas porque el sacerdote local ejerce la censura y ordena que se corten los pedazos en que hay escena de amor. Alfredo finalmente enseña a Salvatore a operar el proyector. El montaje termina cuando el cine se prende fuego. pero Salvatore salva la vida de Alfredo arrastrándolo fuera de la cabina, pero no antes de que un carrete de cine explote en la cara de Alfredo, dejándolo permanentemente ciego.

Más tarde el Cinema Paradiso es reconstruido por un ciudadano. Salvatore, todavía un niño, es contratado como el nuevo proyeccionista, ya que él es la única persona que sabe cómo manejar las máquinas. Durante la inauguración del nuevo Cinema Paradiso, se transmite por primera vez la escena de un beso romántico, lo que provocó que todos los espectadores se levantaran de sus asientos y aplaudieran, a excepción del Padre Adelfio quien dijo aterrado «Yo no veo películas pornográficas». Desde entonces, ninguna película transmitida en el cine fue censurada. Salvatore abandona la ciudad para seguir su futuro, como cineasta y se convierte en uno importante.

La viuda de Alfredo le dice que el viejo siguió los éxitos de Salvatore con orgullo, y le dejó algo: un carrete de película sin etiqueta y el viejo taburete que Salvatore usaba para operar el proyector. Salvatore regresa a Roma. Mira el carrete de Alfredo y descubre que comprende un montaje muy especial. Contiene todas las escenas románticas que el sacerdote había ordenado cortar de las películas, aquellos carretes que le había prometido que le regalaría cuando era un niño; Alfredo había empalmado las secuencias juntas para formar una sola película. Salvatore finalmente hace las paces con su pasado con lágrimas en los ojos.»

Cuando vi la película por primera vez en New Jersey, las lágrimas en los ojos eran las mías. Es doloroso no poder ejercer las expresiones de amor, como en estos tiempos, que para demostrar nuestros mejores sentimientos a los seres queridos, tenemos que guardar distancia de ellos.

Coronavirus en Vega Baja

Foto por Edgar Pabón

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Me siento como si estuvieramos esperando la llegada de un huracán. Hay un silencio de trasfondo mezclado con ansiedad. Por dondequiera que vamos y la mayoría de lo que vemos está relacionado con la enfermedad que azota al mundo. Y el mundo está tomando acciones que no veo que se estén tomando en mi pueblo.

Ayer estábamos habilitando el local de la Escuela de la Historia Vegabajeña en la calle Betances. Tony Muñíz tuvo la cortesía de brindarnos una mascarilla de las que están escasas para que el polvo del viejo edificio no nos afectara, pero implícito estaba el temor al contagio, por lo que agradecimos el pequeño gran regalo de salud.

Antes, en el desayuno en La Asturiana algunos daban el puño o no se acercaban para saludar. El saludo con la mano abierta para cerrarla fuertemente y confirmar la alegría del encuentro se omitió, evitando el contacto físico. La gente está consciente de que esperamos una tormenta.

Lo que no es Vega Baja ni es Puerto Rico está en los albores de una crisis. Hoy me levanto con la noticia de que Italia ha prohibido la entrada y salida de personas de sectores de ese país. Estamos hablando de que internamente está vedado el tránsito de ciudadanos. Aislamiento absoluto. El Presidente Giuseppe Conte dijo que el decreto es duro, pero necesario para «por una parte contener la difusión del contagio y al mismo tiempo hay que reaccionar para que no sobrecargar los hospitales». Hasta los oficios del Papa Francisco en Roma han sufrido cambios preventivos: «La oración del Ángelus del Santo Padre (…) será transmitida por video en directo a las pantallas en la plaza de San Pedro»

En Estados Unidos, el Presidente habla de cerrar fronteras sin explicar lo que eso significa. Lo iba a hacer primero con Mexico, pero desistió. Dentro de su mundo de teflón y repartir culpas excluyéndose , ha expresado tener la «corazonada» de que no hay tanta emergencia ni tantos enfermos. Pasa por alto que tienen como ejemplo de la gravedad del asunto un barco de crucero en ascuas dentro de una de sus costas con los vacacionistas encerrados en sus cuartos y aumentando los reportes de contagiados de esa embarcación.

Me temo que la mente y los ojos sean los que se cierren con esta crisis que se avecina. Asoma la «necesidad» de discriminar, lo que para mi es un crimen de lesa humanidad. Se está dividiendo el mundo en ustedes y nosotros por una de tantas enfermedades cuyo contagio se ha expandido.

Vega Baja ha tenido en el pasado enfermedades causadas en nuestro pueblo, como el cólera, en el Siglo XIX. El compañero Carlos Ayes ha estudiado el tema en detalle y ha encontrado informes de salubridad que indican que la causa principal fue el agua acumulada después de lluvias intensas e inundaciones que arrastraban animales y vegetales que se descomponían y producían el «sinochus putridus» que originaba la enfermedad de cólera. La ingesta del agua natural en aquellos tiempos que no había sistema sanitario ni tratamiento químico, produjo la «epidemia» vegabajeña.

En nuestro pueblo ha habido contagio por muchas otras enfermedades. Mi abuela Juana falleció víctima de la tuberculosis en la Calle Baldorioty, justo frente a la Clínica Sanchez Castaño y a la vuelta de la esquina del Hospital Jesús María Armáiz en la Calle Manuel Padilla Dávila. Como consecuencia, mi madre y su hermana vivieron aisladas de ella de su madre sus primeros años y sólo la saludaban a la distancia. Cuando murió el 18 de agosto de 1941, mi abuelo Pipo junto a sus hermanos Tuto y Tingo hicieron un hoyo en el medio del patio y allí depositaron la cama, ropa, retratos y pertenencias de su querida esposa. Por la naturaleza de la enfermedad, hubo que enterrarla sin dilación. Con circunstancias como esta, le cambia la vida a cualquiera.

Ayer vi una lista que proporcionó la vegabajeña Margarita Persico donde aparece que Vega Baja tiene dos casos de sospecha de coronavirus. Me recordó la primera vez que me dió dengue. El Dr. Forestier del Hopital Wilma Vázquez me explicó que como tenía los síntomas de dengue y no se podía obtener una seguridad por la lentitud de las pruebas de confirmación, había que tratarlo como si tuviera la enfermedad. Eso, que ocurrió hace más de un cuarto de siglo, sigue siendo el procedimiento. Es posible que ya lo hayamos contraído pero no lo sabemos ni lo sabremos hasta que ya no seamos foco de contagio porque haya pasado el período de incubación. Y lo triste de eso es que en algunas personas no se manifiesta aunque lo tengan, por lo que estaremos en el cono de incertidumbre de nuestra propia tormenta.

En Vega Baja hemos sufrido muchas plagas, enfermedades colectivas, pandemias y epidemias. Tuvimos Hasta un cementerio colectivo de coléricos, sin identificaciones ni epitafios en lo que después fue nuestro parque municipal y casual e irónicamente en el área del Cementerio de Ojo de Agua, creado una centuria después del acontecimiento. No somos, pues. distintos a la China ni a la Italia que se han cerrado o la que hemos cerrado con nuestros temores.

Hay cambios de usos, costumbres y actitudes en el ambiente. No sabemos si eso durará un tiempo ni cómo afectará a nuestro futuro individual y colectivo. En el pasado reciente hemos tenido la experiencia de María y los temblores que son experiencias de fenómenos naturales que nos afectan. Pero hay otras vivencia por tener latiendo aceleradamente hacia el camino de la angustia. A pesar de estar acostumbrados a recibir noticias aberrantes de crímenes de todo tipo, nos resistimos a creer que es una sociedad violenta. Tampoco tomamos en serio los asuntos de nuestra naturaleza como la posibilidad de uno o más tsunamis y los cambios en nuestros recursos de agua y tierra. Todo eso es parte de la actualidad que despazan las noticias más recientes del coronavirus,

Hay personas que creen con razón que hay quienes se aprovechan de las circunstancias de enfermedades nuevas para crear medicamentos, vacunas y toda una industria multimillonaria. Eso tiene dos maneras de verse, como necesario o como oportunista. Otros acaparan productos en forma egoísta para inflar los precios o para asegurar que los tendrán cuando los necesiten. La prevención es sabia, pero en las deficiencias y las exageraciones nos perjudicamos todos. No obstante, no debemos ignorar el peligro del virus, aunque conozcamos y nos preocupe esa otra realidad.

La vida es sinónimo de movimiento. Todo evoluciona. Es ley la conversión de la materia en energía. Por lo tanto, todo lo que llamamos males, hasta las epidemias, van a prevalecer y serán continuas, pues es parte de un todo.

Cuando se pasa una enfermedad donde se ha puesto el cuerpo a prueba y se ha sobrevivido, se fortalece la resistencia individual. Los que amamos vivir y compartir en paz con nuestros iguales y el entorno, debemos prepararnos para todos esos procesos y cambios. No importa que el coronavirus ya esté con nosotros, nos aceche o sea también un cuento de camino para vender soluciones. Primero que las bacterias y los viruses está nuestra capacidad mental para no permitir que ni las malas noticias nos afecten.

« Entradas Anteriores