Archivos en la Categoría: Análisis de la Historia Vegabajeña

Las tapas históricas de los contadores de agua

CAGUAS ACUEDUCTO TAPAS COMO LAS DE VEGA BAJA

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Parte de la historia vegabajeña y de Puerto Rico está invisible a nuestros ojos en nuestras  calles y aceras. Como a veces no tenemos la información necesaria, no la podemos distinguir. En los recorridos que hacía la Escuela de la Historia Vegabajeña nos ocupábamos de descubrir y de compartir todos los elementos que habíamos identificamos. En algún momento reanudaremos esta actividad en la escuela, para el beneficio de todos los vegabajeños y visitantes.

Hubo una vez cuando el servicio de agua y de alcantarillado lo proveía el Gobierno Municipal. Antes de la creación de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Rico en 1945, cada pueblo administraba esta utilidad pública. En Vega Baja, como en Caguas, hay las tapas de contadores de agua que marcan esa época.

En Caguas encontramos varias tapas de contadores fechadas en 1938, similares a las que se encuentran en las calles Acosta, Betances y Baldorioty de Vega Baja pero las nuestras debidamente identificadas con Municipality of Vega Baja.

Invitamos a nuestros compueblanos a que hagan el ejercicio de investigarlas,  retratarlas, informar su localización y publicarlo en sus plataformas de redes sociales. También pueden notificarnos a thomasjimmyrosario@yahoo.com o thomasjimmyrosario@gmail.com.

¿Porqué aparecen estos nombres inscritos en el sagrario del templo católico de Vega Baja?

EHV VISITA AL PARROCO JORGE YAMIL MORALES (4)

 

Donación de este altar P. D. Leonardo Igaravidez

 

EHV VISITA AL PARROCO JORGE YAMIL MORALES (1)

 

Su Sra. esposa Da. Carmen E. Landron 1871 Por Furiati

 

¿Sabes las diferencias entre los templos católicos de Carolina y Vega Baja?

IMG_20180728_143016

Vista frontal (oeste) Foto Thomas Jimmy Rosario Martínez

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Recientemente el párroco de la Iglesia Católica, Cura Jorge Yamil Morales, nos expresó su interés por la historia de la devoción católica en Vega Baja. Desde su púlpito, por medio de los fieles y en forma privada, se ha acercado a los investigadores, escritores e historiadores porque le interesa que se recopile y se divulgue el pasado de la primer fe religiosa que tuvieron los vegabajeños desde el descubrimiento de Puerto Rico.

Mi padre Thomas ( Jimmy) Rosario Flores investigó y produjo Historias de Vega Baja Vol. 9 Cd Crónicas e Imagenes Iglesia NS del Rosariouna compilación de imágenes e información hace algunos años para su serie Historias de Vega Baja. El compañero Diosdado Cano Rodríguez está realizando investigaciones conducentes a la preparación de un trabajo sobre aspectos de la historia católica local y el Padre Morales ha manifestado su interés de conmemorar fechas de logros de nuestro pasado.  Está también pendiente las reuniones sobre la “Ruta Religiosa” que el compañero Carlos M. Ayes Suárez integra como representante de la escuela de la historia Vegabajeña en una iniciativa del gobierno estatal para divulgar las costumbres y tradiciones de nuestro Puerto Rico.

Hay también otro trabajo original de mi padre sobre la tradición de la aparición de laAVSG 01 Portada Historia Virgen del Pozo Vírgen en Sabana Grande en 1954 donde hay referencias a la devoción en Vega Baja

Creo que todos debemos participar en esa búsqueda, porque todos conocemos algo o hemos tenido que ver con ese pasado.

Estuvimos en la ciudad de Carolina visitando los museos y la Plaza, donde se encuentra la Iglesia San Fernando Rey. Allí retratamos el templo por todos sus lados. Esta obra arquitectónica se parece a la nuestra, pues tiene en común quien las diseñó.

Comencemos a hacernos preguntas y a buscar las contestaciones. ¿Sabes las diferencias entre los templos católicos de Carolina y Vega Baja?

IMG_20180729_171032

Arriba: Vista aérea satelital (Google). Abajo: Vistas laterales del suroeste, este y norte. (Por Thomas Jimmy Rosario Martínez)

IMG_20180728_143055

 

 

IMG_20180728_142732

 

Historia Vegabajeña| Día Internacional del Museo

thomas-jimmy-rosario-hijo-version-corta

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Hoy es el Día Internacional del Museo. El Nuevo Día nos trae la noticia para visitar en  todo Puerto Rico con opciones pero los museos de Vega Baja no aparecen. De hecho, ninguno de los dos  tienen las características de una estructura museológica. Eso es un asunto de dinero y de falta de recursos humanos. Se hace lo que se puede.

Al principio de la década de 1970 escribí una columna para el semanario TAINO donde clamaba para que se creara un museo para nuestro pueblo. Hasta entonces, sólo se había hecho exhibiciones periódicas como la de libros y periódicos en una vitrina de Casa Eguía en 1964 y posteriormente la de fotografías en 1976. Creía entonces que el sitio propicio debía ser el reconstruído Teatro Fénix que luego fue Biblioteca, Centro Cultural y remodelado como teatro.

 

La Sociedad de Investigaciones Arqueológicas e Históricas “Sebuco”, creó en la segunda mitad de los setenta una sala de exhibiciones de objetos aborígenes en el segundo piso del edificio perteneneciente a Rafael Cano en la Calle Betances esquina Calle Leonardo Igaravídez. Esa colección con muchas más, existe. Está a la espera de un lugar seguro  para colocarlas en una exhibición permanente, temporera o dinámica y colocarnos en la Ruta Taína. Pero tenemos que sacarla de nuestros archivos y regresarla a la vista y conocimiento público.

MUSEO CASA PORTELA

Bajo la administración de Luis Meléndez Cano se establecieron los edificios Museo Casa Alonso y Museo Casa Portela. Hace poco más de un año, el alcalde Marcos Cruz Molina estableció tres salones de exhibiciones que son el Museo Militar, el Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao y el de Historia de Vega Baja en el segundo piso.

A base de mi experiencia y conocimiento, tanto los museos como las exhibiciones deben ser revisados. Un museo es algo vivo, no un depósito de materia muerta, estéril  o en descomposición. No me malentiendan porque cada día me disfruto lo que tenemos, lo patrocino y lo pregono. Me siento orgulloso de todo eso que hemos logrado. Pero lo que hace que un museo reciba visitantes y cumpla su propósito social es su atractivo y su renovación.

Cuando antes viajaba por razones de trabajo o de estudio a la costa este de Estados Unidos y visitaba a Nueva York y Washington, mis lugares de parada eran los museos Smithsonianos, el Museo de Historia Natural y el Metropolitano de Arte. No sé cuantas veces fui al obelisco egipcio, a las exhibiciones de dinosaurios o a ver las pinturas, esculturas y demás espacios de objetos naturales o artísticos. En Broadway asistí desde A Chorus Line hasta el Fantasma de la Opera y en varias ocasiones regresaba a la misma obra, ya que nunca una presentación tiene los mismos actores,  escenarios o vestidos ni uno lo entiende todo en la primera vez.

La diversidad, que solo una persona que va frecuentemente puede notar y comparar, hace que cada visita sea distinta. El arte estático como el dinámico, pueden atraer más si se diseñan cambios.

Siempre me he encontrado que alguna gente piensa que la historia es aburrida. Pero yo no le compro a nadie esa teoría. A lo mejor el que la cuenta no tiene las destrezas para mantener el interés a lo largo y ancho de un escrito, una conferencia o una tertulia, pero la realidad es que no hay tema de más posibilidades que el de la historia, que te puede dar versiones, entretenimiento, recreación y sobre todo, conocimiento. Y el conocimiento trae reconocimiento. Tenemos que aunar esfuerzos para que los vegabajeños seamos reconocidos en el aspecto museológico moderno. Eso no puede hacerse desde una perspectiva, hay que reunir los talentos que pululan en nuestra ciudad.

Este año no estamos en el listado de los museos isleños, pero si nos movemos en la dirección correcta y nos unimos las entidades culturales con el gobierno municipal, que  ha demostrado interés en recibir colaboración, el año próximo podremos no solo estar incluidos sino también, ser el primer destino turístico de museos en Puerto Rico.

En la Escuela de la Historia Vegabajeña y el Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao estamos dando pasos importantes en esa dirección pero la consolidación de propósitos debe incluir a otras entidades culturales y la administración municipal en un nuevo enfoque hacia el futuro cultural y turístico de nuestra ciudad en este “espacio vital de conexión humana”, como lo define en su subtítulo la autora Mariela Fullana Acosta en su escrito periodístico en El Nuevo Día.

Historia Vegabajeña| La crítica en el arte de los vegabajeños

Thomas Jimmy Rosario Martinez por Rudy Rivera

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Los artistas vegabajeños andan por el mundo creando y exponiendo. Están sembrando.

PEDRO BRULL TORRES (2)Pedro Brull Torres es una celebridad como pintor en PEDRO BRULL EN MELAO COLOMBIAOrlando. Su tocayo Pedro Brull Irizarry triunfa en Colombia, donde es toda una celebridad. Roberto Sierra acaba de ganar el XVI Premio SGAE de la Música Iberoamericana Tomás Luis de Victoria, cuyo objetivo es otorgar el más alto reconocimiento público a un compositor vivo por haber contribuido sustancialmente al enriquecimiento del acervo musical de los pueblos hispanoamericanos a través de su obra creativa.

roberto_sierra_tlv.jpg

Porque el boxeo es un arte más que un deporte, el artista del pugilismo Emmanuel (Manny) Rodríguez acaba de darnos un nuevo campeón mundial. El invicto le ganó a su oponente Paul Butler en Inglaterra.

Anteriormente, Juan Tizol salió de Vega Baja muy jóven para triunfar en las grandes orquestas de Estados Unidos como compositor y músico. Fernandito Alvarez constituyó uno de los mejores tríos de guitarras no solo de Puerto Rico, sino ejemplo para toda hispanoamérica. Mi pariente Pepito Torres estuvo en otros países tocando con grandes artistas antes de venir a disfrutar su conocimiento y ejecución y a concluir su vida artística con la famosa Orquesta Siboney en Puerto Rico. Maggy fue la “Reina de la Juventud”.

 

BAD BUNNY EN CONCIERTO

Anoche un vegabajeño, Benito Antonio Martínez Ocasio, mejor conocido como Bad Bunny,  se consagró como profeta en su pueblo al llenar el Centro de Convenciones Pedro Rosselló y ser acompañado en su debut grande de Puerto Rico por los más famosos de los artistas de su género y de otros.

Como es natural, hay voces que lo critican, como también lo han hecho con los demás. Bad Bunny es un personaje, detrás del cual está un ser humano joven en el que las empresas confían porque no está en malos pasos como otros y tiene una sensibilidad más allá del glamour del espectáculo. Esto está  probado cuando  hace apenas meses atrás cuando hubo la crisis del huracán María y con un gran sentido de pertenencia hacia su barrio y su pueblo.

Algunos se han dado en lamentar las letras de algunas de sus canciones. Pero eso no es nuevo. Los moralistas una vez quisieron que se cambiara la letra de la canción “Pecado” del argentino  Carlos Bahr porque la consideraban blasfemica:

Yo no sé si es prohibido,
si no tiene perdón,
si me lleva al abismo,
sólo se que es amor.

Yo no sé si este amor es pecado que tiene castigo,
si es faltar a las leyes honradas del hombre y de Dios.
Sólo sé que me aturde la vida como un torbellino,
que me arrastra y me arrastra a tus brazos en ciega pasión.

Es más fuerte que yo que mi vida, mi credo y mi sino,
es más fuerte que todo el respeto y el temor a Dios.
Aunque sea pecado te quiero, te quiero lo mismo
aunque todo me niegue el derecho me aferro a este amor.

A Pedro Flores, le cambiaron la letra de “Bajo un palmar” porque la palabra “coger” era vedada socialmente; significaba tener sexo y eso, en aquellos tiempos, era de rechazo social:

Yo tuve un sueño feliz, 
quise hacerlo una canción 
y mi guitarra( cogí, pedí). 
Puse todo el corazón
concentre pensando en ti, 
volaron las palomas del milagro 
y escucha dulce bien lo que escribí.

Hasta la letra de Preciosa de Rafael Hernández quisieron sustituir, por razones políticas esta vez,  “no importa el tirano te trate con negra maldad” por “destino cubierto de gloria”.

La letra de las canciones que he podido leer o escuchar de Bad Bunny sólo refleja el hablar cotidiano y la actividad humana en Puerto Rico y el mundo. No veo la maldad en describir con letras, palabras y frases lo que un pintor hace con colores y tonos de grises. Todos en un ambiente de confianza tenemos un lenguage escatológico y enfatizamos nuestra emociones con palabras y frases que usualmente no acostumbramos. Distanciarnos de eso es una gran hipocresía, es tapar la realidad y tratar de controlar la verdad con fantasía.

Los que ya dejamos atrás la juventud no nos es familiar esa peculiar manera de hablar o de expresarse y a veces ni música consideramos esa expresión cultural. Si la vida significa la búsqueda de la felicidad yo lo soy abriendo mi mente a la recepción de todos los sonidos. No puedo dejar de escuchar música, es tan parte de mi vida como la vida misma.

Mi oído está acostumbrado a Mozart, Bethoven, Bizet, pero también en la música clasica  damos espacio al contemporáneo vegabajeño Roberto Sierra, al actor Anthony Hopkins o al Beatle Paul McCartntey. Igual podemos escuchar a los “Mulatos del Sabor” (El Gran Combo), Rolando La Serie, Olga Guillot, mi favorito José José, Sandro, Raphael y aun aquellos que parecen que no tienen voz como Julio Iglesias o los que parecen que hacen el ridículo como el “Cano” Estremera o el “Cuco” Rosario.

El compositor vegabajeño Edwin Crespo escribió una canción que se hizo famosa criticando la escuela pública en los años setenta, cantada por una de las orquestas o grupos que formó. El retrato de la sociedad no solo se obtiene por fotografías, hay intérpretes en todos los géneros artísticos y literarios. Si no, ¿cómo se hubiera dado el intercambio entre Padilla y Palacios en el Siglo XIX?  Uno defendiendo a los puertorriqueños, por los ataques viles del otro.

Yo no tengo duda de que Benito Antonio Martínez Ocasio tiene alguna clase de talento para que tanta gente pague por verlo y escucharlo. Dios o esa fuerza divina dota al ser humano de inteligencia y destrezas para forjar su destino. Si sigue esa ruta, tendrá un lugar especial en la historia de Vega Baja, Puerto Rico y el mundo.

Quizás sea un entertainer o un incipiente René Pérez Joglar.  Tal vez viene a revolucionar la música y sus previas dos presentaciones en el programa de Don Francisco sea el principio de una gran carrrera ya internacionalmente encaminada. Pero no menoscabemos el talento. El que no le guste, que no lo patrocine. Si no está muy informado sobre las tendencias contemporáneas, no podrá entender su valor actual y su crítica no nos servirá de mucho, pues será desestimada como insuficiente y hasta prejuiciada. Yo me voy del lado de la duda positiva.

Como vegabajeños tenemos que darle crédito justo y abonar los nuevos pinos porque si no lo hacemos, nos quedaremos sin arboleda.

Historia Vegabajeña| ¿Que debemos hacer con los recursos informativos de la historia vegabajeña?

Thomas Jimmy Rosario Martinez por Rudy RiveraPor Thomas Jimmy Rosario Martínez

No existe una diferencia entre lo que es historia vegabajeña y lo que no lo es cuando se trata de nuestra actividad humana y el ambiente.  Hasta el gentilicio de vegabajeño es exclusivo en todo el universo.

La  historia es generalmente recuento de  experiencia. Los que nos precedieron y aun los que hemos sido la constante por el último medio siglo en esta disciplina de investigación y educación, nos recordaron temas como la política, cultura, economía, sociedad, instituciones, recursos naturales y su utilización y hasta temas deportivos.

Hay muchos trabajos de historia que nunca se concluyeron. Luis de la Rosa Martínez, Juan Carlos Rosario y otros, trabajaban en temas particulares cuando los sorprendió la incapacidad y luego la transición. Otros se han extraviado en las bibliotecas y archivos universitarios, otros destruidos por ignorancia o por los disturbios naturales.

En la historia vegabajeña hay que continuar rescatando cuanto quede y prevenir que no se pierda lo que actualmente está archivado en el olvido. Los investigadores tenemos que ser  proactivos tratando de localizar, encontrar y prolongar la vida de los objetos y de la información intangible que generalmente por negligencia, intención o indiferencia puede perderse en el presente.

Si nos ocupamos de lo que tenemos, la generación siguiente podrá informarse y contar con una perspectiva más amplia que la que puede haber si no hacemos la tarea que nos corresponde a los que tenemos conciencia histórica.

Esto último debe ser una constante en los ciudadanos que aman a su pueblo y a su país. Hay que incluir al gobierno municipal y las instituciones culturales y educativas como centinelas del tesoro documental y el cúmulo del quehacer humano tangible e intangible con el que basaremos nuestros recuentos y análisis de la historia vegabajeña.

 

Historia Vegabajeña| Un día como hoy| 2 de mayo y el orígen de los nombres de las calles

Thomas Jimmy Rosario Martinez por Rudy Rivera

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

 Mi padre me decía que Don Pablo Eguía, un comerciante distinguido de Vega Baja, le

Eguía Maguregui, Pablo (2)

Pablo Eguía

apodaban dos de mayo. Su nieto me confirmó que al menos, él nació en ese fecha. Pero también encontré en el Registro de la Propiedad, Cuarta Sección de Bayamón, que hubo una calle o parte de ella que llevaba el nombre de esa fecha. No es clara la referencia sobre su ubicación, pero a mi entender, era la Calle Nueva, luego denominada Julián Blanco Sosa o una sección en lo que conocemos como la parte oeste en la parte que interseca hoy día con la Calle Luis Muñoz Rivera.

El 2 de mayo es una fecha conmemorativa de España, porque marca el comienzo de la resistencia española frente a la ocupación de Francia. Es posible que el nombre de esa calle se hubiera originado desde el Siglo XIX. A otras calles ya se les había puesto nombre como Camino Real, Nuestra Señora del Rosario, Comercio, Palma, Central, Lateral del Norte, Lateral del Sur y otras. Corriendo de norte a sur, estaban la “avenidas” numeradas desde la Avenida Numero Uno en adelante, las que hoy corresponden a las calles Tulio Otero, Eugenio María de Hostos, Manuel Padilla Dávila, Muñoz Rivera e Igaravídez. De tiempo en tiempo se fueron cambiando sus nombres a los que tenemos hoy día.

El nombre de las calles corresponde al Gobierno Municipal. Hay un proceso legislativo que comenzó con las propuestas ante la rama legislativa con el Concejo Municipal y sus instituciones herederas Asamblea Municipal y la contemporánea Legislatura Municipal. Las carreteras estatales son denominadas por el Gobierno de Puerto Rico.

Los orígenes de los nombres de las calles de Vega Baja es una parte del conocimiento que tenemos que tener de nuestra historia. Los nombres nunca se establecen al azar, aunque sean irrelevantes. En Almirante una comunidad carga nombres de la serie de Los Picapiedras. En otros sectores son nombres de vecinos importantes, de fauna o flora, de ríos o de personajes reconocidos. También hay características particulares, como en Estancias de Tortuguero cuyos nombres de calles comienzan con la letra T.

Los nombres los solicitan los residentes, los impone el desarrollador de urbanizaciones o surgen como iniciativa particular. Todas tienen que ser legalmente establecidas por la ramas legislativa y ejecutiva municipal.

Hoy 2 de mayo hemos recordado algo que ya no existe pero que en algún momento, de alguna manera, fue un espacio dentro de nuestra ciudad. Como muchas otras cosas, tuvo su razón de ser basado en la influencia histórica de España.

plano de Vega Baja AGPR

Plano vial de Vega Baja Siglo XIX

 

 

« Entradas Anteriores