Religiones en Vega Baja

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Vega Baja es un lugar donde ha existido cientos de creencias en distintos dioses. Parece atrevido escribir la palabra en plural, pero es que en realidad nunca se ha divulgado la variedad de iglesias o grupos con diversidad de dogmas sobre la divinidad.

Hablando en términos generales, podemos especular que los primeros vegabajeños, si fueron los aborígenes, debieron tener algunas creencias respecto a su entorno natural y la presencia de entidades espirituales, pero no lo sabemos. Podemos creer que fue de la misma manera que en todo Puerto Rico, pero no necesariamente tiene que haber sido así. En Vega Baja hubo varias culturas primitivas que no solamente variaron en su artesanía, o las huellas culturales que quedaron, las que conocemos y las que no.

El visitante de España que posteriormente vino trajo su dios y era parte de su cultura, política y una arma de guerra para pacificar al estilo de la paz de los inmigrantes que luego poblaron la isla. Sometió a nuestros indios locales al sistema de trabajo en las minas de oro para explotarlos económicamente y para someterlos al régimen de nuestra primera esclavitud o servidumbre. Aprendieron de la existencia del dios de Jesucristo por obligación y respeto a su dueño.

En los siguientes siglos se incorporaron a nuestra sociedad los esclavos que trajeron de Africa y otros lugares, los cuales traían creencias propias. A muchos de ellos los «cristianizaron» mediante la persuación sicológica y voluntad del amo.

En el siglo XIX comenzaron a fluir personas y grupos con otras visiones de dioses, especialmente los espiritistas, libres pensadores y protestantes. A pesar que los protestantes habían surgido en el Siglo XVI en Europa y fueron posteriormente religión del estado en algunos países, no caló en España, por lo que hasta el momento, la religión oficial era el cristianismo católico hasta que se distanció legalmente y luego en la práctica el vínculo.

Como todo comienzo, el protestantismo vegabajeño surgió en un ambiente difícil para su desarrollo y fue lento hasta que se estableció la Alianza Cristiana y Misionera por el reverendo Angel Villamil Ortíz y unos pocos vegabajeños. De ahí se establecieron otras sectas o denominaciones como los Pentecostales, Testigos de Jehová, Metodistas. Pero además de iglesias, la fe de muchos vegabajeños está en creencias extrañas para nosotros como el islamismo y religiones de antecedentes africanos como la santería.

Hay iglesias que pertenecen a concilios que son organizaciones mayores cuya dirección institucional está en otro pueblo o fuera de Puerto Rico. Otras iglesias son creación local de dirigentes locales. Algunas son propiedad privada.

La diversidad en la naturaleza de las creencias son perceptibles no solo por los dogmas que tienen sino por su estilo de vida. Las cristianas evangélicas se distinguen entre las «frías» y las que son fogosas desde la predicación hasta la participación de sus miembros en prácticas como la exhortación, profecías, bailes o danza, el éxtasis o el «baño del espíritu santo», los bautismos por aspersión o inmersión, presentación de niños, escuela dominical, misas, comunión y otras.

Dios es una realidad que no podemos probar con las leyes de la historia y el derecho. Somos parte de él dentro del concepto de omnipresencia. Si está donde quiera, esta sobre, debajo, al frente, detrás y dentro de nosotros. Está en el aire que respiramos, en el bueno y el malo, está en nuestro pensamiento y nuestras creencias. Los dogmas nos separan y somos objetos de señalamientos de ateos, creyentes desviados, ignorantes y demás clasificaciones injustamente peyorativas de quienes dentro de su equivocación, presumen de conocernos.

A muchos su religión les sirve y nos debemos alegrar que sean personas de bien. Pero distintas culturas y la fe individual ha dividido un posible concepto homogéneo y generalizado de Dios, por lo que solo en nuestro interior y el que definimos como dios de nuestro corazón, está el verdadero, si lo definimos como la fuente del amor, la paz y la armonía.



Categorías:Análisis de la Historia Vegabajeña, Conceptos de la Historia Vegabajeña, Misticismo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: