Categoría: Opinión

Actividad del Centro Cultural de Vega Baja el próximo domingo en la tarde en la Plaza Pública de Vega Baja

image

Por Mario Donate

MARIO DONATE Y SU SILLA DE PRIMER GRADO

Todo vegabajeño que se sienta orgulloso de su cultura visual debe darse cita el proximo domingo a la plaza Jose Francisco Nater de nuestro pueblo.El Centro Cultural Carmen Rivera ofrecerá un merecido homenaje a nuestro fotógrafo de generaciones Don Thomas (Jimmy) Rosario Flores,

Quien en nuestro pueblo no tiene una foto de Jimmy que durante 75 años ha captado las imágenes de varias generaciones.

La actividad comienza a la 1:00 PM y habrán presentaciones relacionadas con dicha fiesta de pueblo.Será una oportunidad unica de reencontrarse con sus amigos de la niñez.Felicidades a Jimmy y su inseparable Yuya y allá nos veremos.

¿Quién y cómo fue el Dr. José Gualberto Padilla?

ROBERT RIVERA ESCUELA JOSE G PADILLA.jpg

Por Elsa Tió

Sobre los rasgos del carácter de Padilla dice su amigo Manuel Fernández Juncos (Oviedo, España, 1846-1928, San Juan), en el prólogo del poemario de Padilla titulado El Combate: “Era de carácter enérgico y generoso, muy altivo con los engreídos de fortuna o de poder, y franco, liberal y tolerante con los demás; constante con el trabajo, compasivo con los infelices y heroico en la lucha combatiendo el dolor ajeno”.

Por su temperamento de hombre cabal, nunca hizo uso de su pluma para la adulación. En ocasión de recibir una petición de la esposa del general Julián Pavía (1867-1868), gobernador de Puerto Rico, para que escr biera en su álbum un poema, y viendo Padilla los elogios desmedidos que en él había, le escribió la siguiente estrofa: A la lisonja mi humor esquivo/ no brindo flores que aroma den; /en mis jardines no las cultivo;/ que soy señora, franco y altivo/ como buen hijo de Borinquén.
Y sigue Frenández Juncos “Conocí en esa época al doctor Padilla, que ejercía el cargo de médico titular de Vega Baja, una de las más hermosas villas del país, próxima a la capital. Hallábase entonces en el apogeo de su fama de poeta y de su crédito profesional. Desde veinte leguas a la redonda venía la gente en busca de él para consultas médicas o para el tratamiento de dolencias graves. Ejercía una sugestión asombrosa sobre sus enfermos, que se sentían aliviados con la sola presencia de él. A todos atendía con gran interés y con una actividad increíble. Rara vez se le encontraba en su casa: vivía principalmente para sus enfermos.”

Nació, vivió, luchó y versó El Caribe en una sociedad esclavista, institución que aborrecía. Combatió el encubrimiento de lo falso y lo me diocre contra el predominio del caciquismo y la demagogia, y como sus palabras no traicionaban sus actos, antes de la declaración de la abolición de la esclavitud, otorgó la libertad a sus esclavos. Su gesto fue cónsono con el de los abolicionistas hacendados encabezados por Segundo Ruiz Belvis (Mayagüez, hoy Hormigueros, 1819-1867, Chile).

Los abolicionistas protagonistas de la gran gesta puertorriqueña del siglo XIX, representaron las mejores virtudes de justicia social que ya echaban hondas raíces en la conciencia colectiva del país.

Justas y exactas fueron las palabras de duelo el día del entierro de Padilla, ”Ni esclavos tuvo, ni sirvió a señores.”

Momento de defender al prócer José Gualberto Padilla

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Se ha convocado a los medios de comunicación para presenciar las denuncias y declaraciones en torno al cambio de nombre de la escuela centenaria en Vega Baja, Dr. José Gualberto Padilla. Se espera que maestros, estudiantes y la Poeta Elsa Tió, familiar Dr. Jose Gualberto Padilla denunciarán, y presentarán evidencia del intento del Departamento de Educación de confundir el proceso. El alcalde Marcos Cruz Molina estará presente. Esto se iniciará a las once de la mañana del jueves, frente a la escuela en la Calle Betances (Carretera 155).
El Dr. José Gualberto Padilla no nació en Vega Baja, pero vino a nuestra ciudad como médico titular en 1858. Desde entonces y hasta su muerte, vivió en nuestro pueblo, tratando a los enfermos y sanando a este pueblo. Fue alcalde en dos ocasiones y en otras tantas trabajaba por los vegabajeños en distintos menesteres, no solo en la medicina sino también en la educación y la agricultura.
Padilla era una persona que hizo mucho por los vegabajeños, pero también por los puertorriqueños. En el área literaria sus poesías son siempre incluídas al principio de cada antología y en especial lo que produjo la defensa de la puertorriqueñidad frente al español Manuel de Palacios. Padilla no era cualquier médico ni cualquier poeta, el fue en ambos desempeños lo mejor de su tiempo. Si la palabra fuera suficiente, podemos asegurar que fue nuestro primer prócer vegabajeño y uno de los primeros de Puerto Rico.
Acostumbrado a terlo, a lo mejor la generación de los vegabajeños de la década de 1890 no se dió cuenta de su grandeza hasta que murió. Su funeral fue cubierto por la prensa del país y su vida comentada por los más importantes escritores escritores de la época. Se le trajo la bandera puertorriqueña, honor exclusivo propio de una persona demasiado amada y reconocida.
Los vegabajeños le reciprocaron poniéndole su nombre al primer edificio público de una escuela elemental en Vega Baja. La generación siguiente propuso hacerle un monumento, lo que nunca se cuajó. La presente generación, desconsiderada y malagradecida, lo ha tirado al olvido, en una forma inaceptable.
El vegabajeño profesor Rivera Resto hizo su tesis académica sobre la obra de Padilla.
Mi padre conoció y le hacía mandados en Arecibo a Trina Padilla de Sanz, “La hija del Caribe” en la década de 1930. Ya en Vega Baja, formó parte de un cuarteto de estudiantes compuesto también por Jesús Hernández Sánchez alrededor de 1943  para conseguir un retrato, lo que comisionó Doña Trina a un pintor de esa ciudad el cual luego fueron a buscar en otra fecha colocándose dentro de la Escuela.
Posteriormente vuelve mi padre a sacar del olvido a José Gualberto Padilla y le dedica uno de sus trabajos de investigación de “Historias de Vega Baja”. La poeta Elsa Tió, por su parte ha llevado al pedestal académico mayor al reeditar “Para un Palacio un Caribe”, con datos adicionales sobre su vida y obra. Tambien ha sido la voz de la familia cuando se han prestado objetos a Casa Alonso para exhibición.
Unas manos siniestras nos pusieron a pelear con los nombres de la excelentísima dama Brígida Alvarez Rodríguez y José Gualberto Padilla. A la escuela de tanta tradición, inaugurada en 1908 le taparon el nombre y le pusieron prominentemente el de ella. Esos sinverguenzas nos robaron la historia y utilizaron indebidamente otro ser adorado por los vegabajeños opacando indebidamente el del médico.
Esto, contrario a lo que se cree, no es un asunto político-partidista. Porque si vamos a culpar a alguien, tenemos que culparlos a todos. Unos por actuar y otros por su actitud pasiva de una controversia que parece nunca resolverse. No lo digo para neutralizar las pasiones de quienes quieran señalar, es que desde hace años esta protesta la hemos hecho pública y hemos ido a todos los foros y lo que hemos logrado es cada vez prolongar la burla y la injusticia a la tradición y la historia vegabajeña. Que no sea una oportunidad para que crean que es un pataleo más o una misión política-partidista.
Lo que necesitamos es acción. Que cada cosa se le de su justa importancia y valor. Ahora nos toca defender la parte de la historia que nos legó el prócer José Gualberto Padilla, dejando a Brígida Alvarez en su merecido pedestal pero devolviéndole al médico el pedazo de historia que le han robado.

¿Está Vega Baja preparado para otro huracán? (2) | Vendrá el agua de todos lados

thomas-jimmy-rosario-hijo-version-corta

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Fotos por Robert Rivera

El agua está en todas partes. Ocupa una gran parte de nuestro cuerpo y del lugar en que vivimos. Es más, en la tierra es como la sangre las venas del ser humano, es el fluido que nos sostiene personalmente y que sin él no podemos vivir. Pero los excesos matan.

El agua tiene dos elementos sencillos que son el hidrógeno, que es el más liviano de la tabla periódica y el oxígeno. Simple ciencia. En nuestros sistemas -el humano y terrestre- se complica porque es como un imán que lo atrae casi todo. Como ejemplo pase un paño seco y luego otro mojado por una superficie sucia. Eso significa que el agua está viva, como toda materia, pues los átomos dan un constante viaje en su pequeño mundo.

Al atraer todo, el agua se convierte en otra cosa. A veces es agua con minerales que no es nociva, pero en otras es agua contaminada perjudicial a la salud. No te ahogas, pero la ingestión de bacterias trabajarán tu interior para podrirlo.

Si esa agua proviene de todos lugares, cuando la naturaleza se altera como consecuencia de una tormenta o un huracán, nos va a afectar de muchas maneras. Una sencilla superficie húmeda que provoque un resbalón, puede ocasionar un accidente. Que de hecho, no necesitamos el disturbio para darnos una matá’.

El agua es necesario para hidratarnos, así que la ingerimos. Pero mucha agua es peligrosa para la salud, aunque sea un compuesto inerte. Algunos médicos no les aconseja a los que tienen ciertos problemas de salud cardíaca que ingieran mucha agua.

¿De donde viene el agua peligrosa? En primer lugar, de nuestro mismo hogar. Si las tuberías, salidas, desagües, llaves y plumas no están funcionando bien, podemos tener una inundación indeseada en nuestro hogar en pleno huracán. En mi casa me pasó, pero con agua empozada del techo. Un tubo del cable del televisor cuya altura era más corta que los bordes del techo hizo que torrentes de agua bajaran. También nuestra casa se puede inundar con el agua que entra con la fuerza del viento a través de los bordes de las puertas y las ventanas, aun cuando no estén abiertas. Si en los alrededores hay agua discurriendo lentamente por los obstáculos naturales u objetos, también puede entrar.

El sistema de aguas usadas de pozos muro o alcantarillado, permite inundaciones. Los ríos, quebradas, manantiales, lagunas, lagos y todo cuerpo de agua, cuando se desbordan, son una amenaza a la salud y a la vida de los seres humanos. Los que residen cerca de la costa, especialmente en la salida del río o en lugares donde la marejada ciclónica pueda llegar o empujar otros cuerpos de agua son lugares sumamente peligrosos.

Esto no es teoría. Ya pasó en Sabana y en Los Naranjos, con resultados fatales. Y lo peor es que cuando se interrumpen los accesos por el agua, la ayuda no llegará de ninguna manera ni de ninguna parte. Todos estarán en la misma situación de salvar sus propias vidas, la de sus familiares y su entorno o escogiendo las prioridades para actuar responsablemente en la situación de emergencia.

Hay agua del cielo y de la tierra, de todos los puntos cardinales y en distintas intensidades. Como les dije, el agua es vital para la vida pero como todo, en exceso no hay seguridad de nada. Hay que abrir los ojos a la realidad, ver donde vamos a pasar la tormenta o el huracán y prepararnos adecuadamente para salvar nuestra vida y la de los seres queridos. No hay de otra.

¿Está Vega Baja preparado para otro huracán? Vientos…

thomas-jimmy-rosario-hijo-version-corta

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

La pregunta es difícil de contestar. Los huracanes no son iguales ni los niveles de preparación o de resistencia al embate son los mismos. Habrá mucho de lo que hagan los gobiernos federal, estatal y municipal, pero más lo que pueda anticipar el ciudadano en su área de residencia o comercio. La preparación inteligente, hemos aprendido, es la más posible.

Por la experiencia reciente, ya sabemos que lo que significa la palabra peligro. En un caso de emergencia, es sinónimo de incapacidad o de muerte. Los amigos del peligro los conocemos: vientos, agua del cielo y de la tierra, corriente eléctrica de afuera o adentro de la casa, incendios, máquinas en movimientos, cristales, contaminación, desplazamientos de terrenos, derrumbes, caídas de postes y árboles, proyectiles de planchas y demás objetos.

Una tormenta o huracán de por sí traen una situación incontrolable para el ser humano. Pero si el lugar donde nos vamos a proteger  no ofrece garantías de seguridad, nuestra posición es la de contribuir a la desgracia nuestra y la de nuestros familiares y vecinos.

Primer consejo: No se quede a esperar el efecto de los vientos. Asuma que los vientos harán su efecto de alguna manera en su espacio. Y trate de examinar su espacio desde todos los puntos posibles.

El viento vendrá de uno o más de los puntos cardinales y no será para siempre. Pero no es aconsejable exponerse hasta que todo haya oficialmente terminado. El exceso de confianza es como la historia del valiente y del cobarde. Entre ambos, sobrevivió el cobarde, porque tomó todas las precauciones posibles y no quiso probar su valentía, sino su respeto a la vida.

Historia Vegabajeña| ¿Qué se hizo el retrato o la pintura de Angel Sandín y Muñoz Marín?

 

Cuadro Muñoz y Don Angel 1940-50 Municipio

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Un retrato compuesto o una pintura de nuestro alcalde Angel Sandín Martínez con el gobernador Luis Muñoz Marín que estaba en la alcaldía de Vega Baja no lo veo hace mucho tiempo. Solo tengo una imágen en blanco y negro que tomó mi padre sacado de una foto de una actividad de la década de 1950. Como el pueblo tampoco ve los retratos al óleo de los alcaldes que últimamente vi en la Biblioteca del Museo Casa Alonso que nadie visita. Como el mural histórico pintado por Cagigas que se rescató del Teatro Fénix estando el edificio en plena reconstrucción, cuya disposición critiqué y el cual aun no se ha expuesto, como debe ser, para que no se dañe. Tampoco aparecen por ningun lado las actas municipales del periodo en que las primeras legisladoras municipales fueron elegidas.

Desde que tenemos conciencia histórica, por muchos años, hemos recogido de los zafacones parte de la historia vegabajeña que se bota indiscriminadamente como si no tuviera valor para la siguiente generación. Aunque hay un proceso de disposición de documentos y de objetos municipales cuando le llega el tiempo de la obsolecencia, algunos directores y empleados de oficina no conocen lo importante que pueda ser una pieza de un conjunto para estudiar y enender nuestra historia.

Cuando Luis de la Rosa decidió estudiar la historia de Vega Baja, los documentos estaban almacenados en una covacha, expuestos a insectos, robo y desmerecimiento. Probablemente ni la autoridad municial sepa que el Museo Casa Portela y el mismo Departamento de Arte y Cultura han sido objeto de hurto y apropiaciones aun de empleados y particulares que en el pasado han cargado con bienes culturales.

Hay coleccionistas que de una manera o de otra se allegan donde hay artefactos aborígenes y cargan con ellos. A mi me han dicho muy frescamente pero con una razón lógica, que “para que otro se lo lleve, me lo llevo yo”. En el pasado, mi padre, Thomas (Jimmy) Rosario Flores, ha pagado de su bolsillo dinero por documentos hurtados o recogido del zafacón por negligencia de funcionarios y los ha donado al Archivo General de Puerto Rico.  En varias ocasiones, hemos tenido la oportunidad de hacer labores de rescate para regresar a su lugar de origen distintos objetos.

El Gobierno Municipal, a pesar de que tiene las herramientas de control, a veces no hay la suficiente conciencia en los funcionarios para atesorar el valor intrínseco de las cosas que posee. Muchos, idealmente, quisieran que las bibliotecas y los museos fueran un lugar seguro donde depositar, pero a veces los cambios de los funcionarios, los interinatos y el mucho poder y acceso de empleados de niveles inferiores permite que ocurra la distracción.

Hay desapariciones por interés económico, como las tarjas de metales y los artefactos de aborígenes, que se convierten en dinero instantáneo. Otros son intereses egoístas de coleccionistas de ponerle la ficha de tranque a la historia y con un orgullo incomprendido presumen de tener ese pedazo representativo del pasado.

La administración municipal, mermada en tiempos modernos por la insuficiencia económica, no puede ocuparse apenas de mantener los inventarios revisados, por lo que somos los ciudadanos y las organizaciones culturales las que debemos vigilar nuestro patrimonio, reconocer que eso ha ocurrido y ocurre y denunciar y rescatar.

Opinión| Hablemos del Conejo

Su gran problema, o por lo menos por lo que ha sido etiquetado como nocivo, es el género que practica.

Normando Valentin.pngPor Normando Valentín, Primera Hora

Puerto Rico es la isla de la controversia. Aquí se respira, se vive el toma y dame. Todos tienen su postura con la convicción de que tienen la verdad agarrada por el rabo. En ese vivir caribeño juzgamos todo evento u acción. Aquí los tonos grises muchas veces no valen porque todo tiene que ser blanco o negro; así lo demuestra la más recienite controversia pública.

BAD BUNNY 12 PRIMERA HORA

En el mundo artístico, Benito Antonio Martínez Ocasio, mejor conocido como Bad Bunny, es una de las nuevas estrellas nacientes del género urbano. Su éxito ha sido de tal magnitud que ya es considerado una figura cimera que está generando millones de dólares sin haber grabado un disco de manera formal. De hecho, su primer gran concierto en la Isla ocurrió la semana pasada, cuando vendió más de 22,000 boletos en el Centro de Convenciones de Puerto Rico.

Su gran problema, o por lo menos por lo que ha sido etiquetado como nocivo, es el género que practica. Hablo del trap, movimiento musical que se destaca por su fuerte contenido violento y sexual.

El trap tuvo un ancestro que levantó quejas y censuras por igual y que se conoció como el underground. Muchas de las mega estrellas de este momento tuvieron su génesis en el underground, para finalmente migrar a temas menos hirientes al oído. Las tarimas internacionales se abrieron y ya todos los conocen.

Recuerdo que en un momento Don Omar se enojó al acusar a los exponentes del Trap de dar un paso atrás en cuanto a la música se refiere. Puedo entender el disgusto del intérprete, pues le tomó mucho tiempo ganarse el respeto y que se le concediera el reconocimiento actual. Sin embargo, debemos entender que cada generación tiene su referente musical. No es ni bueno ni malo, solo diferente.

En la década de 1960, el movimiento de peace and love produjo los llamados hippies. Su música, así como sus prácticas de amor libre o rebeldía, escandalizó a todos. Los Beatles fueron su mejor referente, pues los talentosos músicos fueron llevados a la hoguera por su encuentro con las drogas, entre otras prácticas. Lo mejor de la música quedó, lo otro fue desechado.

Así ocurrió también con el boom de la salsa. Los años que dominó la Fania no dejaron de escandalizar con su letra y sus traspiés con el mundo de las drogas. Se malograron muchos que rodaron arrastrados por su vida intensa. Aunque hubo letras como la de “si te cojo coqueteándole a otro, un piñazo en un ojo te voy a dar” de Maelo, que es un culto a la violencia doméstica, no es lo que se quedó. Hoy día disfrutamos de una gran variedad de clásicos que sí lograron un buen sitial, otras fueron simplemente melodías desechables.

Pienso que eso mismo ocurrirá con el trap. El Bad Bunny no podrá llevar una longeva carrera artística si pretende insistir en ese género. Las grandes tarimas lo van a forzar a modificarse. Su música actual de culto al “maleanteo” terminará siendo desechable.

El joven tiene talento. A usted puede no gustarle lo que canta. A mí, por ejemplo, no me gusta tampoco, pero le doy el beneficio de la duda. A veces pienso que su juventud lo traiciona, sobre todo en las redes sociales por las cosas que escribe. Uno puede inferir que no piensa mucho lo que va escribir, pero no es nada que un buen relacionista no pueda trabajar.

Sobre las críticas a la exención contributiva que le otorgó el Gobierno, solo se puede decir que el joven cumplió con los papeles y qué bueno que quiera hacer algo legal. Es una herramienta disponible y se acogió a la misma.

Él no es el Farruko que se le olvidó reportar $51,000 en efectivo en Aduana. Gran cuentazo para evitar rendir de manera legal o al menos eso pudiera demostrar.

Tiempo al tiempo. Veremos cómo evoluciona este Bad Bunny. En sus manos queda su futuro y él decidirá con sus hechos si se mueve a la tarima de la grandes como Daddy Yankee, entre otros, o terminará en el vertedero del olvido con otras chatarras de distintos géneros que no trascendieron por la estridencia, así como pésimas decisiones de vida.