Archivos en la Categoría: Misticismo

Morar con Dios

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Tengo la impresión de que la mayor parte de los vegabajeños sabemos que somos seres materiales y espirituales a la misma vez. Y aunque no tenemos un medidor, por nuestro conocimiento, podemos oscilar entre ser más una cosa que otra. Lo mejor para todos es buscar la armonía permanente para cumplir nuestra función dual.

Algunos piensan que mientras más religiosos, más espirituales. Yo tengo reparo a esa idea porque la religiosidad implica aceptar muchas de las cosas que son dogmas y de obligatorio cumplimiento para el fiel en las instituciones religiosas. En muchas instancias, algunas iglesias se convierten en organizaciones sociales con programas preparados de antemano y de acuerdo al estado de ánimo y hasta imaginación del dirigente, que puede ser cónsono con lo que los cánones de esa secta pero no necesariamente con la libertad que debe tener el ser humano para desarrollar su espiritualidad individual y convertirla en algo útil para él y los demás.

Mi propósito no es criticar las iglesias. Ellas hacen una labor necesaria para estabilizar nuestra sociedad. Mi enfoque es que cada uno de nosotros pueda desarrollar los dones del alma y del espíritu para que podamos ser libres de la mejor manera en nuestro interior y tener una mejor comunicación y participación con los demás seres humanos. Estas instituciones se ciñen en lo que creen y crean una burbuja de que son los correctos en busca de perfección. Cuando se aíslan, dejan de servir al resto de la humanidad. Pero por voluntad humana, aun dentro de una institución religiosa, se puede encontrar la armonía espiritual y aprovechar el ánimo de la congregación.

Dios no es un asunto para posponerlo y menos olvidarlo. El Dios de mi corazón no es vengativo ni castigador sino una fuente de amor que hace posible cosas buenas y nos llena nuestra vida de luz, paz y armonía. Solo tenemos que convencernos de que la responsabilidad espiritual es nuestra, no de doctrinas que nos alejan o controlan y que para nuestra percepción, nos separen del disfrute de Su presencia. Eso será imposible, nunca olvidemos que por su omnipresencia siempre reside con nosotros.

Viaje al futuro

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

La ciencia-ficción escrita y en películas nos ha llevado a tener la idea de que el viaje en el tiempo es posible. Los científicos están divididos pero con la ciencia cuántica se teoriza que al menos se puede transportarse al futuro utilizando menos unidades de tiempo. Como el tiempo es percepción, lo podemos hacer sin un viaje al espacio externo. No necesitamos emborracharnos como Rip Van Winkle, el personaje del cuento de Washington Irving ni estar en estado de coma y despertar meses o años después.

En el pasado escuché y leí de la animación suspendida, pero ninguna técnica que tenga que hacerse invasivamente es recomendable a menos que sea un asunto de vida o muerte. El pasado no lo contemplan los científicos. Y viajar al futuro es solo mediante un atrecho que se origina en el interior del ser humano.

La técnica para para probar que se puede viajar al futuro requiere no estar consciente de las estructuras del tiempo, o por lo menos, en estado de vigilia. El que puede concentrarse e inducirse a un estado de sueño controlado, podrá, con su sentido interior de lo que son segundos, minutos y horas, programar su viaje al futuro. Esto no es lo mismo que dormir para soñar, ya que en nuestro interior guardamos la experiencia del paso del tiempo y lo podemos controlar con concentración.

Hasta ahora nunca he experimentado con tiempos largos. Tampoco le conviene a uno dar un brinco al futuro cuando se pierde experiencia y disfrute de la vida. Lo recomiendo para viajes largos por automóvil o en avión, evitar el aburrimiento o la ansiedad cuando no hay muchas cosas por hacer. Como todo, la práctica hace la perfección.

Tres Preguntas sobre Misticismo y Religión

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

En este ciclo de escritos sobre misticismo que desarrollo y publico los domingos de cada semana, mi énfasis personal va dirigido a mi pueblo vegabajeño. No soy miembro de iglesia o alguna religión ni voy dirigido a hacer señalamientos negativos. Al contrario, promuevo la religión como un medio de control para todo mal, un buen recurso de interacción social y lugar de educación y práctica espiritual. Soy creyente de Dios y donde haya ambiente interesado en el mejoramiento humano con nuestra parte espiritual, me congrego. En esto no hay condiciones ni peros.

Me formulan varias preguntas y quiero contestarlas con lo que sé.

La primera es si la Iglesia Católica es la única religión auténtica porque fue la que dejó Jesucristo. Esa es una afirmación que he escuchado desde que era pequeño y me ha preocupado pues sólo recibí el bautismo cuando bebé y no me acuerdo del mismo. Me pregunto si hay algún documento histórico para ese tiempo de la existencia de la Iglesia Católico como la institución que conocemos hoy día. La contestación es simple. No lo hay porque no existía.

Se me corrige diciendo que era la base de la tradición que ha llegado hasta nuestros días. Eso puede ser, pero ¿Ha sido siempre la Iglesia Católica de la misma manera? La contestación también la sabemos. No. La Iglesia Católica ha sido muchas cosas distintas en todos los ámbitos de su existencia y los distintos tiempos, como en el aspecto dogmático, reglamentario, económico, educativo, ético y político. Su fundamento es divino, pero es una institución manejada por hombres fuertes y débiles, por personas correctas y equivocadas y por fieles que han asumido funciones distintas a sus propósitos fundamentales.

Lo mismo opera para todas las demás sectas del cristianismo. Algunas dicen que no son religión, sino formas de vida. Y es lo mismo también con otras religiones y hasta con los ateos y satánicos en su distanciamiento con Dios. Lo hay de todas clases. Las religiones generalmente enseñan interpretaciones y dogmas. Y si no los sigue, tendrá problemas con Dios y con los que mandan en su iglesia. Pero, ¿y si la interpretación se ha equivocado? ó ¿Si la secta cambia de opinión, procedimiento ó actitud sobre un asunto? Si usted se hace miembro de una secta, es parte de su sentido de honradez acatar las reglas de su manada. Tiene que dar parte de su libertad de pensamiento y acción para parecerse a los que escoja como compañeros de su vida religiosa.

Templo de la Logia Masónica «Brisas del Caribe» en Vega Baja

La segunda pregunta es si los masones y las distintas logias que han habido en Vega Baja son católicas, protestantes o ateas.

Las logias son organizaciones de personas, tradicionalmente de varones, que buscan entre ellos un conocimiento profundo sobre su relación con Dios y los demás seres humanos. En Vega Baja ha habido logias continuamente desde el Siglo XIX como un producto del pensamiento libre que provino de Europa. En ellas también se ha realizado beneficiencia pública anónima. Las logias generalmente tienen personas de solvencia moral en una organización de jerarquía corporativa con funciones particulares. Tienen también procedimientos y ritos. Al igual que los espiritistas han sido perseguidos por otras religiones y grupos, pero el compromiso de ciudadanos ha mermado y se nutre principalmente de personas mayores.

«Al Gran Dios Gran Arquitecto del Universo»

En Vega Baja, la Logia Masónica «Brisas del Caribe» fue fundada en 1929 y está activa después de casi nueve décadas. Otra, llamada «Odd Fellows» estuvo activa muchos años atrás. Hubo otra logia donde sus integrantes eran independentistas. La Orden Rosacruz A.M.O.R.C. ha tenido vegabajeños destacados en la organización como José Luis Martín Montes y Armando Font de Lajara. El Lcdo. Alejandro Torres Rivera, es historiador del masonismo en Puerto Rico.

Hay masones de distintas sectas religiosas, ya que, distinto a otros tiempos, hoy día no no es incompatible pertenecer a una logia masónica y ser fiel de alguna religión, siempre que se crea en Dios, el «Gran Arquitecto del Universo».

La tercera pregunta es si es cierto que «el altar» del templo de la Iglesia Católica que tiene un ojo en la parte superior fue donado por un masón, ya que la masonería se representa por el «ojo de Dios».

En realidad no es el altar el que tiene esculpido «el ojo de Dios». El altar es la mesa donde el sacerdote hace su trabajo. Esa pieza escultórica fue donada por el dueño del 40% de las tierras de Vega Baja y de la Central San Vicente, Leonardo Igaravídez y su esposa. Hasta donde sabemos, era muchas cosas, pero no era masón. De cualquier manera, el «ojo de Dios» está representado en muchos templos católicos en el mundo, mucho antes que lo tuviéramos en Vega Baja y los masones, creyentes también, lo adoptaron con el mismo significado.

Quiero dejar aclarado que misticismo y religión no son sinónimos. El misticismo es la práctica de los principios naturales en la parte espiritual de nuestro ser y es inherente al ser humano, unos lo desarrollan más que otros y no necesita de una religión para ello. La religión es una institución de principios espirituales con prácticas materiales de conducta entre humanos que propende al acercamiento con Dios.

La Iglesia de mi preferencia

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Ir a una iglesia es una acción obligatoria, preferencial, social o tradicional. La iglesia supone ser una congregación de creyentes para practicar la fe y buscar a Dios. A los templos y los que dirigen se les llama de distintas maneras aunque práctica y comparativamente realizan funciones similares. Hasta al mismo dios se le llama con distintos nombres.

Para el creyente, eso no supone ser un caos, pero las diferencias son más que las semejanzas y confunden, haciendo que unos ataquen a otros. Y es que las doctrinas, dogmas y prácticas no dejan claro la simplicidad del verdadero Dios. Las versiones humanas distancian una visión uniforme que nos ayude mejor a la humanidad. En eso hay mucho egoísmo y deseos de prevalencia de muchos religiosos, lo que a veces convierte eso en una palabra mala y hasta odiada.

A veces las religiones son vistas como factores de entorpecimiento político. Eso pasó en Vega Baja por la disputa por una calle entre la Plaza José Francisco Náter y el templo católico Santa María del Rosario. Finalmente se hizo algo como el estilo de Salomón cuando ordenó picar al niño porque dos madres lo reclamaban. Nos quedamos sin calle y solo queda un pasadizo de dos pies abajo de la Betances a la Acosta. También se ataca desde los fieles, cuando protestaron vecinos católicos de la Calle Julián Blanco Sosa por unos altoparlantes de la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera. El resultado fue que se limitaron también los altoparlantes de su iglesia particular. Por querer sacar un ojo, terminaron sacándose el de ellos.

Admiro cuando un sacerdote o un ministro realizan actos ecuménicos, promoviendo la paz en conjunto. O cuando un alcalde los convoca para un acto público en solidaridad con alguna buena causa. Eso ha pasado en nuestro pueblo y ha sido hermoso. De hecho, esos son verdaderos momentos de la presencia de Dios, sin discrimen ni preferencias.

Sólo existe un Dios, que es el Dios de todos. Pero el ser humano lo ha distorsionado a través del tiempo. Lo ha convertido en dogmas, doctrinas, tradiciones. Lo ha sometido a ritos exclusivos, a misterios y hasta a ocultarlo porque otros lo condenan. En un tiempo de tanta libertad, debemos revisar nuestro concepto de Dios. El Dios sencillo que hablo habita siempre en nuestros corazones porque es parte química, física, espiritual y material de nosotros. ¿No es acaso onmisciente, omnipotente y omnipresente de acuerdo a la mayor parte de las creencias?

Para comunicarnos con nuestro Dios, podemos hacerlo directamente y en toda circunstancia, sea para pedir conformidad, sanidad o sencillamente para agradecer lo que recibimos. Puedo ir a cualquier templo que haya alimento para mi espíritu y compartir lo mejor de todos, pero la iglesia de mi preferencia está en mi corazón. Si creemos que esa energía está viva, no vamos a estar solos. Dios está disponible 24/7, como usualmente decimos.

Mente en orden

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Tener la mente en orden es la mejor manera de conducir la vida diaria y estar preparado para las adversidades. Los eventos buenos o malos nos pasan a todos y no importa cuánto pueda uno dedicar a la divinidad, que es excelente para todos, hay que dedicar un tiempo a organizar nuestro propio ser. Eso significa estar fuertes física, mental y espiritualmente.

Físicamente, solo podemos estar en forma excelente cuando consideramos y tratamos a nuestro cuerpo como algo especial y de urgencia para nuestra vida terrenal. Se ha dicho que el cuerpo es sagrado y que es el templo del alma, pero debemos mirarlo también como algo tangible, físico, material que necesita de nuestro eterno cuidado. Para conservarlo tenemos primero que darnos cuenta qué hacemos para procurar su estado óptimo. Y la primera actitud que debemos asumir es la de prevenir que se dañe.

Al cuerpo lo daña el ambiente y nuestro abuso. Donde vivimos, lo que comemos y las medicinas que ingerimos para mejorar nuestra salud. El exceso, las carencias, tomar lo innecesario y la falta de conocimiento sobre cómo mantenerlo saludable. Sabemos mucho de ciencias y humanidades, nos graduamos con muchos diplomas, pero no aprendemos a leer sus señales. Debemos saber que estamos constantemente en evolución porque la materia se transforma con la energía, pero nunca desaparece esa fuerza mientras estemos vivos en la forma carnal y aun despues de nuestra vida terrenal, en la manera espiritual.

Pero el espíritu está ahi desde que nacimos, acompaña al cuerpo físico por lo que también hay que dedicarle tiempo a cultivarlo porque parte de esa fuerza que se necesita nacerá del alma, que está conectada con nuestro espíritu y nuestro cuerpo. Y al igual que permitir solo cuidos materiales positivos para la integridad física, hemos de acompañar nuestro viaje en esta existencia con alimento positivo que es todo aquello que en nuestra mente dirigimos a nuestro interior para nutrirlo.

Lo mejor de todo es que eso nos brinda felicidad. La felicidad, es una manifestación del amor. Y el amor es precisamente eso, cuidar esta envoltura para enfrentarla a todo reto y cambio futuro y a conservar el interior para fortalecernos en nuestro camino.

El Misticismo

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Ya habiendo pasado por la curva de las margaritas, estoy en la penúltima o última etapa de mi vida material o terrenal, dependiendo del total de años que al final de mi vida acumule mi juventud. Digo juventud porque desde que decidí retirarme del mundo de producción económica y del servicio remunerado, no lo hice para sentar o acostar un viejo a esperar la muerte. Si ciertamente el cuerpo anuncia fechas de caducidad, la mente puede conservarse activa y ser jóven comparativamente, con la ventaja de que no hay excesos, sino cuidados para lo que llaman desde la antiguedad «el templo del alma».

Una de mis actitudes es la de utilizar todo aquello que aprendí en mi vida, pero continuar aprendiendo más. El conocimiento y las interpretaciones de las cosas van sumando nuevos conceptos, Y como la vida es a base de vibraciones y movimientos, es menester uno no olvidarse de las experiencias acumuladas y buscar respuestas para las inquietudes que no han sido resueltas. Compartir lo que se y lo que aprendo me permite devolver a la humanidad y a la divinidad lo que me han brindado.

Estoy consciente de que soy un ser físico, pero a la vez espiritual. También sé que en ninguno de los dos planos he conseguido la perfección y que tal vez nunca la consiga. Pero estoy convencido de que llegada mi transición, mi parte espiritual estará en el lugar especial para continuar la vida, no como usualmente se define como integridad clínica de un cuerpo, sino con el efecto de una emigración del alma de las vestiduras carnales. Buscando verdades sobre lo que no hay maestros de la experiencia, he regresado a estudiarme como un ser vivo que soy y a buscar la ruta del futuro. Para eso, estoy repasando lo que sé y aprendiendo lo que ignoro sobre Dios y mi relación con él.

Como todo, hay lugares donde se estudia para satisfacer la sed del saber sobre cualquier tema. El misticismo es definido de la siguiente manera, según lel diccionario de la Real Academia Española:

misticismo

De místico2 e -ismo.

1. m. Estado de la persona que se dedica mucho a Dios o a las cosas espirituales.

2. m. Estado extraordinario de perfección religiosaque consiste esencialmente en cierta unión inefable del alma con Dios por el amory va acompañado accidentalmente de éxtasis y revelaciones.

3. m. Doctrina religiosa y filosófica que enseña la comunicación inmediata y directa entre las personas y la divinidad.

De las tres definiciones, la primera implica una «mucha» dedicación a Dios y a las cosas espirituales, que a su vez no expresa cuánto es.

Debo descartar la segunda que tiene el contenido religioso. No es lo que busco. He conocido las religiones en el pasado y se que no son un requisito para tener una relación con Dios.

El aspecto doctrinal de la tercera opción tampoco es el apropiado para mi. Ante la falta de una guía en el lenguaje, les diré lo que pienso:

  1. Creo en Dios y busco comunicación con El. La he tenido de distintas maneras y ahora, más que nunca, sé y siento que soy parte de El y El es parte de mi.
  2. Estoy dedicando todo el tiempo que puedo a integrarme a su energía.
  3. Estoy convencido de que el Dios que conozco es un Dios de Amor y de Paz.
  4. Sé que Dios no juega con los seres humanos dentro de su plan divino.
  5. Dios nos concede la libertad de equivocarnos, rectificar, continuar en la ignorancia o alcanzar la verdad.
  6. No necesito estudiar del Dios que visualizan las demás personas, pues ese es el Dios de sus corazones, el que han conocido por su propia experiencia. El Dios de mi corazón es el mismo en esencia, pero las distintas vidas le otorgan distintas atribuciones y manifestaciones. Coincidir o no con los demás seres humanos no puede impedir que estemos unidos y que nos amemos.

El misticismo es una puerta que más allá de las definiciones, permite unir al ser humano en su parte material con la espiritual. Quien piensa desde la vida humana sin desarrollar su vida espiritual, pierde una oportunidad de conocer su interior y tener una vida plena con los frutos del conocimiento, que están disponibles para todos.

Armando Font de Lajara, Vegabajeño, Pionero del Rosacrucismo (A.M.O.R.C.) en Puerto Rico

Por Edgar R. Carrero, Vicepresidente de la Escuela de la Historia Vegabajeña, Inc.

Esoterismo es sinónimo de algo oculto y misterioso, porque antiguamente las enseñanzas eran transmitidas oralmente y solo para los iniciados manteniendo un secretismo. Se asocia las prácticas de magia, alquimia y astrología a lo esotérico.Antiguamente, el esoterismo o también llamado ocultismo era asociado a la metafísica que es el estudio más allá de lo físico, o sea de la esencia, los principios y la razón del ser. Algunos de los metafísicos más conocidos son Platón, Pitágoras y Leonardo da Vinci.

Armando Font De Lajara, vegabajeño, fundó y participó de grupos de carácter esotérico llegando a tener en sus funciones proyección internacional en donde se le distinguía y se le tenía en el mas profundo respeto. El seis de octubre de 1890 nace en Vega Baja Armando Font De-Lajara. Su padre es Julio Font Camuñas y su madre es Antonia Lajara Vázquez. Se cría con su abuelo Federico Font Carreras marino mercante, que después tiene una ferretería en Vega Baja.

De joven Armando ayuda a su abuelo en la ferretería. Eventualmente estudia en la Universidad de Puerto Rico y se gradúa de contador público. El censo de 1910 lo ubica trabajando como cajero en un negocio de comercio de víveres en Vega Baja en la Calle Del Cascajo. El 24 de octubre de 1914 se casa con María Cristina Solé Del-Valle. De este matrimonio tiene dos hijas; Ana Helena (Nancy) en el 1915 y Ada Caridad (Pitusa) en 1919. El 1920 se encuentra viviendo en Santurce Puerto Rico trabajando como oficinista en una ferretería. Trabaja de vendedor de provisiones en 1930 y de jefe de estadísticas para el gobierno en 1935. En el 1940 se desempeña como oficinista para el gobierno insular.Queda viudo en el 1960. Se retira a los 60 años de Empresas Luis Emanuelli de contador público. Posteriormente se vuelve a casar (Gloria) y se convierte en padrastro de un hijo varón (Fernando).

Miembro fundador Orden Rosacruz (AMORC) en Puerto Rico, Primer Secretario (título dentro de AMORC) Primer traductor de las enseñanzas rosacruces del inglés al español. Discípulo directo de Allan Leo ( William Frederick Allan )Padre de la astrología moderna por 18 años, única persona Doctorada en Astrología en HispanoaméricaMaestro de Astrología en Puerto Rico, fundador de la Logia Masónica America 77. Esoterista y conferenciante reconocido internacionalmente, instrumental en traer la Orden Rosacruz AMORC a Puerto Rico.

Un grupo de amigos pertenenecientes a una logía masónica oyeron hablar de la orden rosacruz.Estos tres amigos, que se autollamaban los “mosqueteros”, le escriben a H. Spencer Lewis, Imperator de la Fraternidad Rosacruz (AMORC .para empezar la orden en puerto rico. Armando comienza la traducción de enseñanzas. Se le nombra Primer Gran Maestro Hispanoamericano de la Orden Rosacruz.Fundó lógia masónica america 77 Rito de York.

Le pide a H Spencer Lewis que le enseñe astrología, este le recomienda que contacte a Allan Leo, el astrólogo Ingles considerado como el padre de la astrología moderna. Estudia 18 años con Allan Leo mientras trabaja como contador público hasta su retiro.

Al retirarse se dedica a tres actividades;1.Apoyar trabajo masónico y rosacruz 2. Relacion de astrología y cábala 3.Relacion de astrología y enseñanzas Rosacruces. Calculó a mano la tabla de casillas utilizadas para confeccionar cartas natales, para cada pueblo de Puerto Rico. Exploró por un tiempo la astrología médica.Trabajaba en conjunción con un médico y levantaba cartas diagnósticas en casos difíciles. Hacía consultas astrológicas por las cual no cobraba.

Murió el 31 de agosto de 1986 a las 9:36 PM.

Edgar Carrero

Espiritualidad en Vega Baja (Segunda Parte)

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

En Vega Baja, las primeras creencias en Dios, no constan para la historia. Creemos que creían por lo que los historiadores nos dicen. Pero ellos no estuvieron allí, ni hay documentos ni imágenes claras que lo establezcan. Ahí solo especularemos con lo que los cronistas dijeron en otros lugares particulares, que no tenía necesariamente lo mismo de lo que pasaba aquí. Pero además, en Vega Baja como en Puerto Rico se han encontrados distintas culturas y cada cultura tiene sus variantes en el aspecto espiritual. En cuanto a los petroglifos, pictografías y objetos encontrados, podemos decir lo que nos parece de acuerdo a como hemos conocido la historia de las religiones pero no podemos adjudicar una verdad absoluta de lo que creyó Guacabo y sus contemporáneos.

Mural de la Historia Vegabajeña en Teatro Fénix

En cuanto al colonizador, este ya viene con unas creencias obligadas por sus gobernantes. Cuando el español invade la tribu Cibuco y la utiliza para servidumbre y su búsqueda del oro, trae el concepto del dios europeo del cristianismo y viene bajo la premisa de que es la religión legítima. Eso no lo interrumpió la Reforma, que formó su secta en otros países. El español se apega al cristianismo romano y obliga a los súbditos de la Corona a ser fieles y a contribuir económicamente para sostener la fe.

Los esclavos negros, extraídos mediante secuestro de su ambiente, no conocen la historia cristiana, pues no fueron parte de ello. Cuando llegan y hasta que sean cristianizados, creerán en otros dioses, que para los españoles, serán equivocados. Mientras tanto, los libres pensadores que se crean en Europa, organizarán lugares de intercambio espiritual, como las logias puertorriqueñas y el espiritismo y otras maneras de ver el mundo que no se ve, será practicado en secreto, por temor a la censura y el escarnio público.

Manuel Fernández Juncos

La historia vegabajeña recoje algunos incidentes particulares de confrontaciones con la Iglesia Católica local. En Vega Baja, su historia y su cultura (1987) mencionamos dos incidentes de muchos que hubo durante el Siglo XIX. El primero fue el 15 de febrero de 1871 cuando al paso de una procesión, Manuel Fernández Juncos no se arrodilló. El cura párroco, Francisco María Bonet, lo denunció a la Diputación Provincial. Fernández Juncos se estableció en Vega Baja en 1865 y se casó con Dolores Náter Marrero hasta que se mudó en 1877 a San Juan. Estuvo ligado al gobierno y al periodismo, entre otros quehaceres y logros.

Brígida Alvarez Rodríguez

El segundo incidente ocurrió en 1889 con otras dos personas de profundo valor histórico para Vega Baja, como lo fue Manuel Fernández Juncos. Aprovechando una ley civil puesta en vigor, la hija del precursor espiritista Salomón Alvarez Domenech, Brígida Alvarez Rodríguez, contrajo matrimonio con Fernando Enríquez Carmona. Al ser los primeros en realizar este acto, el cura José María Berríos dijo que la unión de ambos constituía amancebamiento.

También el padre de Brígida y posteriormente abuelo de Fernandito Alvarez, Salomón Alvarez Domenech fue denunciado por el alcalde de Vega Baja en 1891 por un escrito alegadamente ofensivo del libre pensador vegabajeño.

En el siglo XX hubo varios incidentes relacionados con la hegemonía de la Iglesia Católica cuando se establecieron las sectas cristianas protestantes y muy particularmente cuando el catolicismo optó por participar en las elecciones de 1960 y 1964.

Otros Escritos

Todos los domingos incluímos escritos e imágenes relacionadas con la espiritualidad y el misticismo.

Espiritualidad en el Vega Baja primitivo

La espiritualidad en Vega Baja debe haber comenzado desde que precisamente el primer ser humano llegó a nuestro espacio y me refiero muy particularmente al que hoy ocupa lo que conocemos como nuestra ciudad de 14 barrios.

Tenemos que suponer que los aborígenes fueron los primeros seres espirituales en habitar tierra vegabajeña. Así fue en el resto del Caribe, de América y el mundo. Ante la insuficiencia de razonamientos más allá de su entendimiento, debieron mirar y maravillarse con su entorno y también temerle. Me imagino como, al mirar la bóveda celeste, los puntos brillantes y opacos, los fenómenos del día y de la noche con espectáculos distintos del tiempo ante sus ojos, debieron buscar en el exterior explicaciones para su interior. Históricamente, solo sabemos la información del colonizador sobre lo que ellos pensaban sobre dioses y creencias y es más una información general, a veces de una cultura que ellos veían como uniforme cuando en realidad había muchas variantes de las culturas y hubo distintas culturas primitivas en el mismo lugar.

En Vega Baja han aparecido innumerables piezas hechas y labradas por los aborígenes. Digo innumerables porque no se sabe ni nunca se sabrá cuántos artefactos han sido extraídos de los yacimientos arqueológicos. Antes no había métodos ni procesos para trabajar la arqueología científicamente, como debe ser. Desenterrar era una labor de curiosidad y hasta de orgullo ostentar lo que se encontraba. Y había un comercio libre. Por ejemplo, mi abuelo materno compraba piezas a los campesinos y algunas las vendió. Como era joyero, tenía recursos económicos para adquirirlas. Como no había una cultura de rescate adecuado, la importancia se las daban los vegabajeños con leyendas, suposiciones y especulaciones, pero no de forma razonada.

Los que asaltaban los yacimientos arqueológicos rompían los posibles patrones que pudieran haberse descubierto más allá de las piezas que lo contenían. Algunos de estos yacimientos eran también cementerios o al menos tumbas de los indios, los cuales, en su estado original nos pudieron haber dado indicios de sus creencias espirituales. No todo se ha perdido, pero tampoco lo que se ha encontrado y trabajado científicamente, aun no se ha podido interpretar y convertir en mucha información disponible sobre el mundo espiritual de ellos. Hay unos atisbos que esperan el análisis frío de los antropólogos.

Réplicas de objetos aborígenes

Hay distintos grupos actualmente que reclaman ser los herederos de los usos y costumbres de los taínos. Algunos de ellos practican ritos y costumbres religiosas. Estos han sido ignorados o rechazados en algunas instancias porque algunas personas creen que están desequilibrados o sus prácticas no corresponden a las que se describen por los cronistas que escribieron sobre lo que encontraron en América.

Por otra parte, los colonizadores trajeron a Puerto Rico y Vega Baja, sus propias creencias espirituales. Había una obligación particularmente con la religión católica de servir al Dios de la cristiandad. Y dentro de las estructuras económicas de las minas de oro y la esclavitud, a los indios se les incorporaba a la religión traída de España.

Es difícil que unas prácticas espirituales de nuestros ancestros aborígenes se continúen practicando de la manera en que se acostumbraba en aquellos tiempos. Hasta las misas católicas, ese espectáculo hermoso y significativo, ha cambiado con el pasar de los años. Pero el solo pensar de que hay gente interesada en algo que es parte de nuestra ascendencia puertorriqueña, es una válida oportunidad para investigar.

Réplicas de objetos aborígenes encontrados en Vega Baja

La continuidad de la vida

mike arroyo miguel ojeda y tjrm

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

El 21 de febrero busqué en su hogar a mi amigo Miguel Ojeda Trinidad para cumplir con una invitación que le había hecho el músico y reverendo Mike Arroyo para asistir a un concierto que le dedicaría a su también amigo. En el Teatro América, se sentó entre nosotros Rolando Rivera Garratón con quien él había tenido anteriormente unas diferencias, pero en ninguno pude detectar animosidad, sino  solidaridad y afecto profundo.

En la ida y en el regreso tuve la oportunidad de dialogar con Miguel sobre su preparación espiritual para enfrentar la recaída y el obvio desmejoramiento en su salud. Para mis ojos y mi percepción, Miguel estaba herido de muerte pero quería darle ánimos y hacerle pasar un rato agradable. Nuestro tema sobre la vida y la muerte no era por su condición ya que en muchas ocasiones anteriores conversábamos sobre temas filosóficos y espirituales. En particular, siempre le alenté y colaboré con sus actividades y trabajo politico y ciudadano y muy particularmente cuando decidió formalizar sus estudios cristianos. Creo que fue una conversión genuina la suya, lo que le ayudó a sobrellevar el dolor y el sentimiento que conllevan el tiempo de desprendimiento terrenal.

Pero con Miguel me pasó algo más. En aquella noche de febrero el tenia una actitud positiva y triunfalista. Incluso al despedirnos, sus últimas palabras fueron «voy a vivir…»

El 31 de marzo lo esperábamos en la actividad de inauguración de la Carretera 687 con el nombre de Luis E. Meléndez Cano. Le había dicho a Rochelly Rivera Cosme que yo podia buscarlo porque ya el no estaba guiando, pero me indicó que ya habían acordado que el Presidente de la Legislatura Municipal, Rafael Martínez Santos, lo recogería en su hogar. Esto no pudo ser, ya que estaba indispuesto. Su salud había mermado irremediablemente.

El domingo 21 de abril estaba en casa de mis padres en Cerro Gordo de Vega Alta y les estaba diciendo a mi hermana y a mi padre que sentía que nuestro amigo se estaba llendo. Al poco rato fue publicado en las redes sociales la notificación de la familia y sus amigos de que había fallecido. Esa noche Miguel se apareció en mi sueño, pidiéndome perdon por haberme dicho, la última oportunidad que nos vimos,  que iba a vivir. Pero parece que mi mente, angustiada por su evidente ausencia, me jugó un truco.

Esta mañana tuve la oportunidad de escuchar los testimonios de las personas que hablaron de él y presenciar y hasta participar del tributo musical que le hicieron sus amigos en recordación. Fue entonces cuando entendí porqué Miguel me dijo que iba a vivir. Alguien de hecho lo interpretó en uno de los mensajes frente a su ataúd. El estaba correcto. Miguel Ojeda conocía, en el fin de su vida en este plano, que no se iba a morir. La búsqueda de esa verdad trascendió a un plano demasiado elevado para que yo lo pudiera entender.

Para él la vida es una continuidad que evoluciona, pero no termina. El buscó el camino a una transición y la encontró. No es lo mismo que uno lo escuche o lo lea, a que lo experimente. Me siento afortunado de haberlo aprendido.

Fue maestro de mi hijo Jimmyto, entre tantos. Yo, como consecuencia de conocerlo y tratarlo, también soy su estudiante. 

 

« Entradas Anteriores