Archivos del autor: Publicaciones Educativas Vegabajeñas, Inc.

Los Historiadores Vegabajeños

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Anteriormente he escrito sobre este tema. De hecho, desde hace casi cuatro décadas, lo hacía regularmente en mi columna semanal Apuntes para la historia en el semanario Taino. La información es la misma, mas ampliada, pero la visión que tengo de la biblioteca histórica vegabajeña, es distinta.

Historiografía es la disciplina que se ocupa del estudio de la historia, el estudio bibliográfico y crítico de los escritos sobre historia y sus fuentes y de los autores que han tratado de estas materias y el conjunto de obras o estudios de carácter histórico.

Eso significa que para saber de historia de Vega Baja y los vegabajeños tenemos que ir a las fuentes de información como una verificación de la legitimidad de la misma. Y que la historia no se puede quedar en el mero dato, sino que tenemos que analizarla.

Nuestra ciudad tiene el beneficio de que hemos tenido distintos trabajadores de la historia. Algunos han sido historiadores, pero su labor no hubiera sido posible si no hubiera habido quienes fueran los actores de la historia, quien ordenó escribir esa crónica, quién la archivó, quién la conservó, quién la divulgó, quién la publicó y quien la analizó. La mayor parte de las fuentes originales o documentos de la historia vegabajeña, no han sido publicados, pero muchos lo han sido, transcritos de originales por instituciones y personas. Otros han publicado análisis de esos documentos.

La historia, fragmentada e inexacta sobre Vega Baja fue primeramente publicada por los antólogos de Puerto Rico como el Dr. Cayetano Coll y Toste. Ciudadanos interesados en la difusión cultural publicaban escritos esporádicos en las publicaciones y periódicos, más como crónica del momento o memoria del recuerdo. El Movimiento Renovación, que produjo varias ediciones del mensuario y la Revista Anclas en las décadas de 1930 y 1940 contiene varias biografías de las personas de la época.

El periodismo durante el Siglo XX fue el noticiero cultural y la fuente histórica constante. En 1967, la Editorial Cibuco publica Literatura Vegabajeña por Julio Meléndez y un folleto sobre historia de Vega Baja por Adrián Santos Tirado en una serie de la historia de los pueblos de Puerto Rico. En 1987 el Gobierno Municipal publica Vega Baja, su historia y su cultura. Historiadores no vegabajeños como Teresita Martínez Vergne, Pedro San Miguel y Guillermo Baralt se ocuparon de contar la historia de los esclavos, de la azúcar y la Central San Vicente.

En Vega Baja, Agustín Alvarez nos dió las primeras notas agrupadas sobre nuestra historia. Luego Luis de la Rosa Martínez y Genaro Otero Campos organizaron el archivo municipal y salvaron nuestra historia de no tenerla. Luis dio los primeros pasos hacia un análisis de nuestra historia.

Hay muchos compañeros historiadores de finales del Siglo XX y del presente siglo que han realizado trabajos en distintas instancias y en distintos temas. Los programas de Fiestas Patronales y Libro del Año fue una constante en la historiografía vegabajeña, pero hay muchos trabajos adicionales, impresos y en digital, que iremos revisitando y recordando.

Todos los nombres de los que han historiado a Vega Baja merecen ser honrados e incluidos para la historia. De otra manera, sería una historia incompleta e injusta. Cada jueves, nos ocuparemos de colocar una piedrita hasta que un día la pila hasta donde lleguemos, esté completa.

Los Músicos Vegabajeños

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Dicen que un cubano inventó la frase «La música es el alma de los pueblos, un pueblo sin música es un pueblo sin alma». En Vega Baja es posible que los primeros instrumentos y sonidos musicales los hubieran ejecutado los aborígenes, pero bajo la colonia española no es hasta el siglo XIX que el pueblo aparece cantando y tocando sus instrumentos. Creo que primero hubo cánticos religiosos particularmente católicos, luego en las escuelas municipales hubo clases y hasta bandas escolares.

En el Siglo XX hay todo tipo de músicos y de canciones. Se canta en la iglesia católica y en las evangélica, en las escuelas privadas y públicas, en la comunidad auspiciado por el Gobierno Municipal que forma coros, bandas y hasta orquestas. Hay cantantes varones y mujeres, dúos, tríos, cuartetos y compositores, arreglistas.

Vega Baja es la cuna de Juan Tizol, famoso en todo el mundo por ser referente en el mundo de la composición y ejecución. Basta escuchar dos de sus canciones: Caravan y Perdido. Con ellas recordamos que las hemos escuchado antes y se nos hace difícil conectarlas a un vegabajeño que abandonó nuestro pueblo con su madre y su tío cuando perdió a su padre. Hay mucho material bibliográfico sobre él. Posiblemente Johnny Depp, autor y músico que estuvo en Vega Baja para firmar unas secuencias de The Rum Diary, no sabía que su autor favorito había nacido en una calle cercana a donde trabajó hace unos años. En una película anterior, había interpretado a Perdido.

Julio Meléndez

Hay una historia de la música vegabajeña preparada por Julio Meléndez en el libro Vega Baja, su historia y su cultura. Es una obra que merece ponerse al día porque data del 1987. De allá para acá la música ha tenido una evolución importante. José Luis (Tato) Díaz Maldonado sigue tocando y le ha dado continuidad al famoso Trío Los Condes que todavía está activo. El Trío Vegabajeño tuvo una evolución hasta el fallecimiento de su creador Fernandito Alvarez. Hay cantantes populares y operáticas de muy buena calidad como Ana Marta Arraiza y Camille Ortíz Arroyo, entre otras, sin olvidar a Marisol Soto y la Sra. Castro, «la niña de Vega Baja» y otras. Hay otros varones exitosos marcando una presencia histórica fuera de Puerto Rico, como Pedro Brull Irizarry.

En otros lugares del mundo, Roberto Sierra, Edwin Crespo y Edán Meléndez siguen componiendo música. Decenas de músicos vocalistas e instrumentistas forman parte de orquestas, conjuntos, bandas y orquestas. Muchos otros educadores de ese arte lo hacen en otros lugares.

Bad Bunny

Y uno de nuestros hijos, Benito Antonio Martínez Ocasio, está recorriendo el mundo con un estilo distinto y bajo el personaje de Bad Bunny. Conejo Malo que se convierte en bueno cuando hay necesidad en su pueblo o en Puerto Rico, realizando actos de generosidad.

La música vegabajeña o por vegabajeños no se ha detenido. Algunos nos han deleitado con conciertos virtuales. Ha evolucionado pero ahí está, esperando un nuevo ambiente distinto a la pandemia que estamos sufriendo para que las voces, las cuerdas, los metales y la percusión regrese.

El más vegabajeño

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Yo no sé cuál es la persona más vegabajeña que haya existido, pero tengo mis sospechas. Para hacer una determinación como tal, hay que examinar vidas completas desde que existe el gentilicio y eso, no me parece tarea fácil. Repasemos primero lo que es ser vegabajeño.

Ser vegabajeño no aparece en ninguna ley, ordenanza o reglamento. Para fines electorales al igual que para otras leyes, se determina quien es residente en Vega Baja a base del tiempo que haya vivido en Vega Baja. El tiempo puede tener que ver con el amor o su intensidad, pero también existe el amor a primera vista. Por eso, una de las maneras de definir a un vegabajeño es por admisión de amor al pueblo y los compueblanos y otra, por reconocimiento de los demás. El ser vegabajeño, es pues un sentimiento de amor por un lugar y una gente, Vega Baja y los vegabajeños. Pero la segunda manera que es que los demás te consideren como tal, solo se da si hay reconocimiento social. Hace unos años había una manera oficial cuando las ramas de poder vegabajeño, el alcalde y la Asamblea Municipal, hacían una declaración de «vegabajeño adoptivo».

Un vegabajeño puede nacer dentro de nuestro territorio o en cualquier otra parte del mundo. Y de hecho yo estimo que la mayor parte de nuestros compueblanos no nacieron aquí. Comoquiera, identifiquemos a los buenos vegabajeños que pautan el modelo.

De las personas que la historia nos ha traído para nuestro conocimiento como importantes en el desarrollo de Vega Baja tenemos que contar con los alcaldes que se han desempeñado con más dosis de interés que otros. Aunque reconocemos más los del Siglo XX, en especial a José Francisco Náter, Angel Sandín Martínez, Rafael Cano Llovio y Luis Meléndez Cano, en el Siglo XVIII y principios del XIX tuvimos al teniente a guerra y folclóricamente fundador de Vega Baja, Manuel Negrón Maldonado y en el Siglo XIX a José Gualberto Padilla y José Pastor Robles.

Responsables de plasmar el vegabajeñismo en las letras tenemos que nombrar a Salomón Alvarez y sus hijos con la imprenta y sus publicaciones de Vega Baja, a la generación de 1930 con su Renovación y Anclas, entre los que se encontraba Pedro Juan Brull y Fermín Arraiza, a Agustín Alvarez Rodríguez, José Luis Martín con el Romancero del Cibuco y más adelante los literatos Julio Meléndez y Adrián Santos Tirado. En la historiografía tenemos a un poco recordado investigador e historiador, Luis de la Rosa Martínez. Pero hay muchos más.

En la música hay muchos buenos vegabajeños notorios por su desempeño y aportación, pero el único que cargó desde que nació hasta que murió el nombre de vegabajeño y lo llevó a distintos lugares del mundo, fue Fernando Alvarez Lomba, creador del Trío Vegabajeño. Su aportación trasciende su larga vida. Para mi, ahí está el más buscado, el más vegabajeño de todos, sin menoscabo de los demás y de muchas mujeres que aun no he nombrado que también merecen su lugar en la historia.

Preguntas y Respuestas del pasado de la política vegabajeña

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

La política idealista y partidista vegabajeña suele manejarse en tres frentes. El primero es el de la acción local. El segundo frente es por la influencia del partidismo puertorriqueño en Vega Baja y el tercero y menos activo de todos, la participación de los vegabajeños en la política nacional de Estados Unidos.

Ser año de elegir personas para los cargos políticos nos motiva mirar hacia atrás y contestar preguntas hasta donde sepamos. Como autor de la historia política del libro Vega Baja, su historia y su cultura, publicado en 1987 por el Gobierno Municipal de Vega Baja, nos preguntan detalles del pasado y nos piden opiniones sobre lo que fue, pudo ser o pudiera ser. Mi abuelo Esteban y mi padre Thomas (Jimmy) antes fueron autores de escritos de análisis políticos de forma natural, sin el beneficio de estudiar la ciencia de la política académicamente. Lo hacían porque estaban en el «ajo de la cosa», con sus juicios y prejuicios, más como una labor informativa y orientadora de los hechos de la época. Mi enfoque es principalmente histórico, buscando razones para los porqué que se presentan.

La política, aun la de nuestro pueblo donde parece que no pasa nada, es una empresa que opera como una pequeña corporación. Los partidos se organizan cumpliendo unos requisitos legales para poder ser parte de la papeleta electoral del próximo martes 3 de noviembre de 2020. Al igual que otros eventos electorales generales, hay una inversión económica, un gran despliegue de recursos humanos y una movilización. La meta es ganar cada candidato individualmente y el partido de forma colectiva.

¿Es una ventaja ser alcalde incumbente para ser elegido o reelegido como alcalde? Ser incumbente no es necesariamente un factor decisivo para ganar. Angel Sandín Martínez, Luis Meléndez Cano, Edgar Santana Rivera y Marcos Cruz lograron reelección. Rafael Cano, quien antes había sido reelecto en 1960, 1964 y 1968 no lo logró en 1972. Iván Hernández, fue alcalde elegido por su partido en sustitución del convicto Edgar Santana Rivera en 2012 y perdió la oportunidad de ser elegido.

Luis Meléndez Cano

El alcalde con récord de reelecciones es Luis Meléndez Cano. Nunca perdió entre 1976 y 2000 aunque su Partido Popular perdió en 1976. En 2004 optó por no postularse nuevamente, aunque regresó como candidato en 2008. De haber ganado no contaría como una reelección, por el espacio vacío que dejó en 2004.

Aurelia (Yeya) Mena

¿Pudiera repetirse el gobierno municipal compartido? Eso ha ocurrido solamente en una ocasión, en 1976, cuando se eligió a Luis Meléndez Cano, un candidato a alcalde del Partido Popular y una Asamblea Municipal con mayoría del Partido Nuevo Progresista. Eso no hubiera podido ocurrir antes de 1961 porque no se elegían concejales o asambleístas municipales de minoría. Los primeros asambleístas municipales de minoría fueron Antonio Pérez Melón y Aurelia (Yeya) Mena por el Partido Estadista Republicano y Lito Otero por el Partido Independentista Puertorriqueño. Otra peculiaridad es que el Partido Popular y el Partido Nuevo Progresista siempre han estado en mayoría o minoría pero el Partido Independentista ha tenido cuatrienios en que no ha elegido asambleístas o legisladores municipales y en su lugar han sido colocados miembros del Partido Acción Cristiana o del Partido del Pueblo. En Vega Baja nunca se ha elegido a un candidato independiente.

¿Ha habido partidos o movimientos políticos locales? Si, aunque sin éxito. A principios del Siglo XX un partido vegabajeño fue inscrito y participó en unas elecciones, al igual que en el año 2004, el ex-representante Jesús Valle, al no ser certificado para la precandidatura a alcalde por el Partido Nuevo Progresista, optó por presentarse al electorado bajo el movimiento Vegabajeños Unidos.

José Francisco Náter

¿Ha habido alcaldes renunciantes? Si, a principios de siglo José Francisco Náter, por enfermedad y Enrique Torres Concepción, en 1938, para asumir el cargo de representante que dejó Lino Padrón Rivera, del Partido Socialista. Nunca ha quedado claro cómo fue sustituido Edgar Santana Rivera después de ser convicto en la Sala de Bayamón del Tribunal Superior de Bayamón pues ni hubo renuncia ni destitución.

Ivan Hernández

¿Han sido primero funcionarios o legisladores municipales los alcaldes electos? La mayor parte sí. Angel Sandín fue Secretario Municipal antes de postularse para alcalde en 1940 por primera vez para alcalde. Rafael Cano fue Presidente de la Asamblea Municipal. Edgar Santana trabajó en el Gobierno Municipal de Manatí inmediatamente antes de ser elegido. Iván Hernández no fue electo alcalde pero fue Presidente de la Legislatura Municipal antes de ser seleccionado para sustituir a Edgar Santana y fue Director del Departamento de Obras Públicas del Gobierno Municipal de San Juan, bajo la incumbencia de Jorge Santini.

Luis Meléndez Cano, farmacéutico de profesión, no tenía experiencia como empleado o funcionario municipal, aunque conocía la estructura organizacional porque su tío Rafael Cano Llovio fue su predecesor, aunque no hubo una fácil transición entre ellos.

Envía tus preguntas sobre historia política a diariovegabajeno@yahoo.com ó a thomasjimmyrosario@yahoo.com

El Mundo que no vemos

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

En el aspecto espiritual, fui bautizado en el catolicismo, pero me eduqué en el cristianismo en la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera. Originalmente recibía mis clases dominicales en la calle Luis Muñoz Rivera, en un viejo templo pastoreado por el reverendo Cardona, el que luego fue sustituido por el imponente edificio de la calle Julián Blanco Sosa. Hoy día se ubica en la Calle Trío Vegabajeño. He estado en la periferia, pero nunca he entrado allí. También pertenecí a la que era una pequeña iglesia pentecostal del barrio Quebrada Arenas, del finado Bartolomé Pabón.

La curiosidad espiritual me ha llevado a pasar tiempo en templos de todo tipo y a hablar con personas que tienen diversas creencias sobre el cristianismo y otras religiones. Algunos dicen que la suya no es una religión, sino un modo de vida. Todos aseguran que están en el lugar correcto.

Los religiosos creen en Dios. Pero muchos que no somos religiosos, somos creyentes de esa fuerza creadora y sostenedora de nuestra vida. Favorezco las instituciones religiosas que le hacen bien a las personas en su dirección de vida, pero no aquellos templos donde siempre hay una necesidad económica que suplir para enriquecer personas o estilos de vida. Ni los religiosos que aprovechan y abusan la inocencia y candidez de sus feligreses y creyentes.

En Vega Baja no ha sido distinto al resto del mundo. Conozco historias buenas y malas en todas las religiones que han pasado por nuestra ciudad. Es un mundo que no vemos, que no queremos ver, que lo disimulamos o lo ocultamos. Si sentimos alegría cuando la persona encuentra el camino hacia su perfección, igual nos apesadumbramos cuando ese camino se interrumpe.

El ser humano es dual, material y espiritual. No tenemos ni debemos morirnos para pensar en una nueva vida plena cuando estamos dejando asuntos no resueltos en nuestro derredor. Donde vivimos no hay ni dos ni más planetas, es uno solo donde todos nos beneficiamos y nos perjudicamos por lo que hacemos. Muchas buenas personas desde hace tiempo están haciendo cosas extraordinarias por los semejantes y por su interior, por lo que no se está predicando en el desierto.

Tenemos que conocer esas personas que pueden modelar una mejor sociedad futura y que tal vez también nos pueden ayudar cuando partamos al otro mundo. Eso fortalece a Vega Baja y a todo el universo.

Diccionario Histórico Vegabajeño (Indice) (Enmendado hasta 7/4/2020)

cropped-logo-de-escudo-de-vega-baja-31.jpg

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez, thomasjimmyrosario@yahoo.com

Nota editorial: El contenido está en preparación, por lo que esta entrada puede estar incompleta,  sujeta a revisión o aun no disponible (Publicado originalmente el 18 de abril de 2018)

A

Algarrobo : Barrio de Vega Baja. También conocido históricamente como Algarrobos. Se origina por la abundancia de dichos árboles. Tiene una bandera oficial.

Almirantito: Sector del barrio Almirante Norte. El diminutivo es por ser de un área menor dentro del barrio.

Almirante Norte: Barrio de Vega Baja. Originalmente segregado de barrio Almirante. Se cree que su nombre proviene por ser parte de las tierras asignadas al Almirante Cristobal Colon, descubridor de Puerto Rico.

Almirante Sur: Barrio de Vega Baja. Originalmente segregado del barrio Almirante. Se cree que su nombre proviene por ser parte de las tierras asignadas al Almirante Cristobal Colon, descubridor de Puerto Rico.

Alto(s) de Cuba: Comunidad y sector del barrio Vega Baja Pueblo. Se cree que su nombre proviene por el apellido Cuba.

Armáiz, Jesus María: Alcalde de Vega Baja 1933-1936, médico titular de Vega Baja. 

Arraiza: Apellido de familia importante de Vega Baja, proveniente de España y establecida en nuestra ciudad de donde han surgido personas de importancia para las artes, la literatura, el derecho, agricultura y la educación, entre otras vocaciones, profesiones y ocupaciones.

Ayes Suárez, Carlos Manuel: Arqueólogo, historiador, Mensaje a Legislatura Municipal.

B

Báez Murphy, Dr. Raymond: Médico destacado en Vega Baja durante el siglo XX. Legislador Municipal de Vega Baja. Retirado.

Barrios Sectores y Comunidades de Vega Baja: Introducción

Brull, Pedro Juan: Educador del Siglo XX de Vega Baja, escritor, periodista, poeta. Padre de Omar Brull Cruz y abuelo de Pedro Brull Irizarry. 

Brull Cruz, Omar: Deportista vegabajeño, hijo de Pedro Juan Brull y abuelo de Pedro Brull Irizarry, exaltado al Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao-Melao (1984). Fallecido.

Brull Irizarry, Pedro: Educador y Cantante internacional de música popular, hijo de Omar Brull Cruz y Noemí Irizarry. Activo.

Brull Nater, Jaime: Deportista vegabajeño, exaltado al Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao. Padre de Maria del Carmen, legisladora municipal y líder civica y Pedro J. Brull Torres, artista (pintor) y ministro evangélico. Fallecido.

Brull Torres, Maria del Carmen: Líder cívica y legisladora municipal. Retirada.

Brull Torres, Pedro: Artista (pintor) residente de Kissimmee, Florida.

C.

Cano: Apellido de vegabajeños que han aportado al comercio, industria, servicio público: Luciano Cano, Rafael Cano, Luis E. Meléndez Cano y otros.

Cano Llovio, Rafael: Comerciante del Siglo XX, asambleísta municipal, alcalde (1958-1973)

Caribbean University: Colegio Universitario con recinto en Vega Baja

Casa Alcaldía: Oficina del alcalde de Vega Baja y otros departamentos, oficinas y anterioemrnte, Asamblea Municipal. Ubicada en la calle Náter, Frente a la Plaza y al otros lado de la Iglesia Católica Santa María del Rosario.

Ceiba: Barrio de Vega Baja. Ceiba es un árbol que abunda en su área. 

Centro Cultural de Vega Baja: Organización civico-cultural organizada por el Instituto de Cultura desde 1958 en Vega Baja.

Cestero Guardiola, José (Pepe): Alcalde de Vega Baja (1921-1932). Fallecido.

Cibuco: Barrio, sector, río y reserva de Vega Baja. Cibuco es un vocablo aborígen. 

Club de Leones: Institución social internacional con organización local en Vega Baja, fundada en 1939.

Córdova, Juvenal: Comerciante, industrial dedicado a ebanistería. Falleció en 2018.

Cronología Histórica hasta 2011

Cruz Molina, Marcos: Educador, legislador municipal, Alcalde de Vega Baja desde 2013.

D

Dávila: Apellido abundante de familias de personas reconocidas en Vega Baja.

Dávila Cano, Elia C.: Comerciante, falleció en 2018.

De la Cruz Sierra, Juan Bautista: Abogado, político, deportista. Fallecido.

Declet: Apellido de familia en el barrio Almirante Sur de Vega Baja.

Donate, Domingo: Comerciante y asambleísta municipal de Vega Baja, padre de Mario Donate, padre, comerciante y abuelo de Mario Donate Mena, titiritero. Fallecido.

Donate, Mario: comerciante y deportista vegabajeño.Fallecido.

Donate Mena, Mario: Actor, prductor, escritor y titiritero vegabajeño.Se le dedicó el Día del Teatro en Vega Baja en 2018. En 2018 cumplió 50 años de carrera. Activo.

Enciclopedia Vegabajeña: Orígen  Bienvenidos

Enríquez: Apellido de personas reconocidas en Vega Baja.

Escuela de la Historia Vegabajeña: ¿Adonde quedó?

F

Familia Rodríguez Pérez: 1949

Farmacia Náter: Farmacia más antigua de Vega Baja, establecida en 1873.

Figueroa: Apellido de personas reconocidas en Vega Baja.

Figueroa, Minerva: Funcionaria Pública, Departamento de la Familia; Legisladora Municipal de mayor longevidad en su cargo, representando al Partido Nuevo Progresista desde 2005.

Fotografía Rosario: Negocio comercial establecido en 1943 hasta 2016, de Thomas (JImmy) Rosario Flores, fotógrafo, periodista y líder cívico de Vega Baja,

G

Gaetán Velázquez, Ivonne: Legisladora Municipal (2018)

González: Apellido de personas reconocidas en Vega Baja.

Guacabo:  Nombre aborígen del Cacique del área del Cibuco (Vega Baja y otra areas de otros pueblos)

H

Hernández: Apellido de familias reconocidas en Vega Baja.

Hernández González, Iván: Ingeniero, Presidente de la Legislatura Municipal )2006-2011; Alcalde 2011-2012

Himno de Vega Baja (Partitura)

I

Iglesia Santa María del Rosario: Templo principal de la Iglesia Católica Romana en el barrio Pueblo de Vega Baja al este de la Plaza José Francisco Náter, en proceso de restauración en 2018.  Foto de restauración por Feliciano Hernández.

Imprenta en Vega Baja

Indio: Río de Vega Baja.

J

K

L

López: Apellido de familias reconocidas en Vega Baja.

M

Maldonado Quirindongo, José Luis (Luigi): Fotógrafo, Director de CulturalFest

Manati: Simposio sobre historia 

Mandriles: Organización social de Vega Baja.

Margaret Rodríguez Negrón (Maggy): Cantante vegabajeña de la juventud en la década de 1980 

Marrero, Herminio, Jr.: Escritor y forjador en su comunidad Ojo de Agua del Barrio Algarrobo de Vega Baja.

Marrero, Herminio

Martínez Sandín, Ramón F.: Educador, escritor

Meléndez, Julio: Educador, político, escritor. La descendencia de Caín (ensayo)

Meléndez Cano, Luis Enrique: Farmacéutico, alcalde de Vega Baja (1973-2005)Memorias (Inspector de FEMA) ,

Miranda: Apellido de personas reconocidas en Vega Baja.

Miranda, Janet: Primer Presidenta Femenina de la Legislatura Municipal de Vega Baja (2013)

Molina: Apellido de familias reconocidas en Vega Baja.

Museo Casa Alonso: Museo ubicado en calle Betances y calle Acosta de Vega Baja.

Museo Casa Portela: Museo ubicado en calle Betances y calle Acosta de Vega Baja.

N

Naranjal: Nombre antiguo de Vega Baja.

Narváez, Ebrahim: Presidente de la legislatura Municipal de Vega Baja (2013-2016)

Narváez Rosario, Carlos Arnaldo: Periodista deportivo de Vega Baja, Director Sección Deportes del Vocero y Revista Zona.

Narváez Rosario, Carola: Educadora, religiosa

Náter: Apellido de personas reconocidas en Vega Baja.

Navedo, Jesús (Gumby): Músico vegabajeño. Dos nuevos temas.

Navedo, Moisés: Baloncelista vegabajeño exaltado al Salón de la Fama del Deporte de Vega Baja Melao Melao. Compañero de Fufi Santori.

O

Ojeda Trinidad, Miguel Angel: Educador, político, músico, legislador municipal

Ojo de Agua: Comunidad y sector de Vega Baja.

Otero Ramírez, Tulio: Alcalde de Vega Baja (1898)

Otero Rosa, Evaristo: Líder Cívico, Presidente Centro Cultural, Actor, Director de Teatro.

P

Piñeiro, Angel Manuel (Cucho): Comerciante y líder cívico de Vega Baja. 

Procesión de Viernes Santo:  (2018)

Pueblo Nuevo: Comunidad y sector de Vega Baja.

Puerto Nuevo: Barrio de Vega Baja y playa. Marejadas 2018 y 2008.

Pugnado Adentro: Barrio de Vega Baja.

Pugnado Afuera: Barrio de Vega Baja.

Q

Quebrada Arenas: Barrio de Vega Baja.

R

Ramos, Santiago (Chaguín): Líder cívico de Vega Baja, Ingeniero.

Ramos, Víctor: Vegabajeño Presidente del Colegio de médicos Cirujanos de Puerto Rico. Mensaje a Clase Graduada 2016

Rio Abajo: Barrio de Vega Baja.

Río Arriba: Barrio de Vega Baja.

Rivera Arocho, Robert: Educador, Fotógrafo y Escritor.

Rivera González, Juan Manuel: Abogado, Secretario del Trabajo

Rivera González, Victor: Abogado, Juez, Secretario de Corrección, Superintendente de la Policía de Puerto Rico

Rocadura: Comunidad y sector de Vega Baja.

Rodríguez: Apellido de personas reconocidas en Vega Baja.

Rosario Flores, Thomas (Jimmy): Líder cívico, comerciante, político, cooperaivista. Fotógrafo desde 1943, escritor, periodista.

Rosario Rosario, Agapito. Educador, político, líder cívico. Fallecido.

Rosario Martínez, Thomas Jimmy: Abogado, historiador.

S

Sabana: Comunidad y sector de Vega Baja.

Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao: Organización cívica fundada en 1995 para reconocer la excelencia y laparticipación en los deportes. Activa.

Sanabria Lugo, José Manuel: Educador, deportista. Exaltado al Sal♀n de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao (2015).

Sánchez, Juan (Quiva): Líder cívico, educador, postmaster

Sandín Martínez, Angel: Alcalde por el Partido Popular Democrático (1941 a 1958), comerciante. Fallecido.

Santana Díaz, Dolores (Lole, Dole). Fotógrafo, comerciante del Siglo XX en Vega Baja.

Santana Rivera, Edgar Antonio: Alcalde de Vega Baja (2005-2011) por el Partido Nuevo Progresista. 

Santos Portalatín, Asterio: Educador, asambleísta municipal y Presidente de la Legislatura Municipal (Siglos XX y XXI).

Silva Izquierdo, Sergio: Abogado, político, fundador y primer Presidente del Centro Cultural de Vega Baja.

T

Torres Concepción, Enrique: Auxiliar de Farmacia, Alcalde de Vega Baja (1937-1939)

Torres Rivera, Mario Antonio, Lcdo.: Abogado vegabajeño, 1941-2018, Escrito por Judith Torres Rivera

Torres Silva, José (Pepito Torres): Músico y Director de la orquesta Siboney

Tortugo amarillo: árbol oficial de Vega Baja.

Tortuguero: Sector de Vega Baja. Debe su nombre a la abundancia del árbol de tortugo amarillo.

Tortuguero (Laguna): Extraterrestres

U

Urbanización Montecarlo: Primer urbanización de Vega Baja.

V

Vega: Apellido de una de las primeras familias reconocidas en Vega Baja.

Vegabalteño: persona que vive en los límites de Vega Baja y Vega Alta. Originado por el poeta Radames de Jesus.

Vegabajeño: puertorriqueño o persona de cualquier nacionalidad u origen natal o de vivencias que tiene vínculos con el municipio de Vega Baja y sentido de pertenencia a esta ciudad.

Vegas (Las): Nombre antiguo al territorio que comprendía a Vega Baja y Vega Alta.

Vega Baja: Nombre actual del municipio. Toponimia

V’soske: Apellido de personas reconocidas en Vega Baja, por su presencia en la manufactura de alfombras. V’soske, Thadeus

W

X

Y

Yeguada: Barrio de Vega Baja. Se refiere a criaderos de caballos y potros que había en esta área, antes de Manatí, luego barrios Yeguada Occidental y  Yeguada Oriental .

Yeguada Occidental. Antiguo nombre de barrio de Vega Baja (Puerto Nuevo)

Yeguada Oriental: Antiguo nombre de barrio de Vega Baja (Yeguada)

Z

De Repente | Soneto de Lcdo. Antonio Arraiza Miranda

DE REPENTE:

El espíritu sopla donde quiere.

Te susurra y dirige la escritura.

Destila de tu ser la idea pura

Y al papel en blanco con la tinta hiere.

La voz te dicta acentos de nostalgia.

Plasmar la soledad, toda la ausencia.

Exprimir el sentir, dejar esencia,

Y tornar el hechizo en una magia.

Luego viene la idea a esta prisión

y sacarse el sentir de la oración

es un mandato de escribir… y un reto

Y a la altura de pensar ausencias

Siento en mi ser interno la emergencia

De decir lo que siento en un soneto.

6/ 30 / 2020.

El Vegabajeñismo como factor para un cargo público en Vega Baja

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Los candidatos a cargos públicos para el próximo día de elecciones en Vega Baja no tienen que haber nacido en Vega Baja, pero tienen que ser vegabajeños.

Con esta premisa convoqué recientemente a mis amigos de Facebook. Para algunos les pareció extraño porque suponen que es lógico que hay que ser vegabajeño para ser candidato a alcalde o legislador municipal, pero no siempre ha sido ni tiene que ser así. Un candidato para una papeleta electoral debe ser residente por un tiempo definido en el lugar de la votación, tiene que cumplir con unos requisitos mínimos de acuerdo a las leyes y debe pasar por un proceso establecido. Ser residente en nuestra ciudad es mandatorio, pero ser vegabajeño no es requisito legal.

No es una contradicción. Ser vegabajeño no está reglamentado. Es un gentilicio que nos llega por nuestra experiencia histórica como una definición más que nos hemos ganado individualmente por el esfuerzo colectivo en la lucha de nuestras aspiraciones. Ser vegabajeño es un sentimiento. Y como todo vegabajeño, queremos lo mejor para nuestro futuro. Creemos que el que se postula para un cargo público es porque quiere servir o reciprocar a sus compueblanos.

En el pasado, el Dr. José Gualberto Padilla fue alcalde en dos ocasiones y participó en las decisiones de nuestro gobierno local de varias maneras. No había nacido aquí sino que llegó a nuestro pueblo como médico titular a mediados del Siglo XIX. Sin embargo, a mi entender, fue el vegabajeño más destacado y reconocido en su época. Su sepelio partió desde su hogar en la Calle José Julián Acosta y fue todo un acontecimiento. Sus restos reposan en nuestro cementerio y su memoria es invocada por nuestro mundo cultural, educativo y social frecuentemente.

Para el tiempo del Dr. Padilla, el gentilicio vegabajeño no aparece en ningún registro, pero el nombre no hace la cosa. Por sus actos sabemos que fue un buen vegabajeño y un gran puertorriqueño.

Hace unos años, al candidato del Partido Nuevo Progresista José Galán se le reclamaba que no era vegabajeño. En este tiempo, por haberlo tenido en nuestro entorno por tantos años, nos parece que lo es, pero el tema parecía afectarle el apoyo de sus huestes partidarias y aun fuera de su colectividad. Para solidificarse fuera de su natal Toa Alta, se declaró vegabajeño por escrito. De hecho, fue por medio del Diario Vegabajeño donde explicó escrito su sentimiento por nuestra ciudad y compueblanos. De paso, es menester saber que ninguno de nuestros últimos tres alcaldes nació en Vega Baja.

Un vegabajeño puede tener sentimientos por otros lugares y proclamarse con un sentimiento mixto. Difícil de tragar es que alguien interesado en un cargo público de alcalde diga que no sabe por cual pueblo postularse o que lo va a escoger despues de un análisis, porque eso parecería ser más un oportunismo político que un deseo de servir a los suyos.

No hay que nacer en Vega Baja para ser vegabajeño. La vida nos lleva a lugares insospechados con nuestras familias, por lo que no se escoge el lugar. Tampoco siempre ha estado propicio nacer en nuestro pueblo y nuestros hijos han tenido que nacer en hospitales fuera de Vega Baja. Si los nuestros que han emigrado se han integrado a otros lugares, no podemos cargar prejuicios contra quien viene de afuera. Lo que tenemos que aprender a ver es el corazón del que reclama ser vegabajeño y darle la oportunidad de compartir sus mejores artes y talentos con nosotros.

La Ciencia de la Política Vegabajeña

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

La política es una ciencia social que se estudia académicamente y se crean especialidades de ella. Una ciencia presupone el uso del método científico, por lo que debemos entender que es un asunto serio para pensar. Históricamente, hay una parte festiva en los triunfos y en las derrotas y hasta una aparente subjetividad en varias etapas del proceso.

La política en Vega Baja tiene sus antecedentes desde antes de su creación como pueblo más allá del par de centenar de años de nuestra existencia. Hace más de tres décadas escribí para el libro Vega Baja, su Historia y su Cultura un bosquejo de la historia política de Vega Baja hasta el año de 1964. Posteriormente, para el Diario Vegabajeño, el Diario Vegabajeño de Puerto Rico y la Enciclopedia Vegabajeña he escrito para los años siguientes. En otras publicaciones, he trabajado otros temas de la política administrativa.

La palabra política tiene dos variantes. Una es la que trata del ejercicio de llegar o mantener el poder y otra la que trata del arte de gobernar. Algunos de los que han ejercido el cargo de alcalde en Vega Baja confundieron por muchos años ambos conceptos y la política partidista o de candidaturas se hacía desde la misma oficina del alcalde y desde la Legislatura Municipal, antes Asamblea o Concejo Municipal. Funcionarios y empleados eran obligados a participar también en actividades partidistas y los más dinámicos eran luego ubicados en puestos privilegiados y salarios mejor remunerados.

Este es un año en que elegimos a los que nos van a gobernar durante los próximos cuatro años. El filtro se ejerce desde la selección en asambleas o en primarias de los precandidatos. En dos de los partidos los electores afiliados podrán escoger sus candidatos en unas semanas. Para ellos y para los demás, es menester estar preparados con criterios más allá de ideologías y emociones ya que el futuro solo puede ser mejor si es analizado con todas las cartas sobre la mesa.

Hace un tiempo creé un espacio en Facebook con el propósito de que podamos tener una discusión seria, sana e inteligente en un foro dedicado a la política. Le he nombrado con el título de este escrito y está disponible para todos ustedes desde hoy. Espero sus noticias y opiniones razonadas. La única condición es participar libremente con decencia y consideración para el que no piense como los demás opinados.

Vayamos en conjunto a iniciar una manera de planificar un mejor Vega Baja y un nuevo Puerto Rico. Salgámonos de la barricada y la trinchera y veamos a nuestros compueblanos como hermanos y hermanas que son de una gran familia vegabajeña.

« Entradas Anteriores Últimas entradas »