El Ballet de Bellas Artes de Arecibo ilumina al Teatro América

 

Por Thomas Jimmy Rosario Martínezlogo-ehv-diario-vegabajeno-de-puerto-rico-small

Carta Curet, Directora del Ballet de la Escuela de Bellas Artes de Arecibo debe sentirse complacida y orgullosa de los graduados del ballet. Sin duda, tenen que haber ensayado repetidamente y sentir la pasión en sus mentes, corazones y piernas, porque le quedó muy bien la presentación de Cenicienta en el Teatro América.

En todos los elementos de la obra se veía el trabajo arduo realizado. El resúmen entre actos, la iluminación, el sonido de la música, el vestuario y los cambiantes escenarios eran de lujo. Los movimientos de los artistas estaban tan bien realizados que errores sencillos y de poca importancia en dos cargadas se olvidaron cuando hicieron la del fin del espectáculo. Hasta una bailarina del reparto cuyas dimensiones eran obviamente mayores que las demás, hizo con mucho temple y gracia su arte.

Era notoria la experiencia de los varones, especialmente el que representaba al príncipe, ya que salvó las situaciones que pudieran haber puesto en riesgo de caer a su compañera principal con unos rápidos cambios técnicos de protección, salvando así el momento con continuidad escénica. El cambio de manos de una manera rápida permite que el peso se distribuya en una cargada y se pueda disipar el riesgo, como se hizo.

La obra duró más de hora y media, con un intermedio de diez minutos. Había algunas sillas vacías pero en las que estaban ocupadas habíamos entusiastas contentos y complacidos por lo que estábamos presenciando, que sólo puede describirse como una obra completa, bella y bien producida. Eso es arte.

Deja un comentario