Volver por volver no es una buena opción para el PNP en Vega Baja

thomas-jimmy-rosario-hijo-version-corta

Por Thomas Jimmy Rosario Martínezlogo-ehv-diario-vegabajeno-de-puerto-rico-small

El Partido Nuevo Progresista gobernó en Vega Baja por tres cuatrienios. La primera vez, de 1977 a 1981, fue mayoría en la Asamblea Municipal bajo el alcalde Luis Meléndez Cano pero no fue efectiva al extremo de que pasó toda una generación hasta que los electores vegabajeños decidieron, en 2004, darle una oportunidad a Edgar Santana Rivera y a una legislatura penepé. En 2008, con el factor de empuje de las huestes estadistas bajo Fortuño, el municipio fue de nuevo ganado por el penepeísmo.

La historia es clara. Hubo corrupción desde la alcaldía y una pobre respuesta de la Legislatura Municipal que cayó en la complicidad. Los señalamientos de irregularidades merecieron varios informes del Contralor, varios empleados de confianza sancionados, un alcalde juzgado, convicto, multado y encarcelado y su alcalde sucesor acusado y multado por la oficina de Etica Gubernamental.

En Facebook, veo una afirmación de «cuando volvemos, porque volvemos» insinuando que el Partido Nuevo Progresista regresaría al poder en el futuro. Si es solo eso, es posible, pero si es volver por volver para reafirmar haber tenido el poder en el pasado, es un error propagandístico que la nueva generación tiene que cuidar porque no es un buen ejemplo.

Los que nos gobernaron de 2005 a 2013 no deben volver. Unos fueron protagonistas activos y otros pasivos, pero hay pocos que puedan sacarse del poder ejecutivo y del legislativo local que merezcan repetirni su incumbencia. La razón es clara, no supieron gobernar y consintieron que el gobierno municipal se convirtiera en una finca privada dividida en varios dueños. Como consecuencia, se alteró el orden institucional y se violaron las leyes, reglamentos y la propia ley municipal. Ni el gobierno municipal en general ni los que tuvieron la oportunidad de ejercer su criterio para ejercer honradamente, lo hicieron posible.

El Partido Nuevo Progresista, si quiere triunfar en 2020, tiene que crear una oferta creíble y derrotar a quien ahora tiene la fama de ser honrado como alcalde con una administración que no se le conoce la corrupción aun.

Deben cambiar su discurso, por uno que sea esperanzador. Nada es suficientemente bueno que no se pueda mejorar. Volver por volver no es opción para ningún buen elector vegabajeño que quiera lo mejor para su pueblo.

Deja un comentario