Obituario| Graciela Margarita Maldonado Crespo (Chely)

CHELY Y TRIBI

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Graciela Margarita Maldonado Crespo era la segunda hija de Edwin y Angeles, mis vecinos de la Calle B-30 de la Urbanización Montecarlo de Vega Baja. “Chely” era como una hermana menor de una familia que siempre fue la extensión de la nuestra y la nuestra de ellos.

Su padre y su hermana emigraron primero y luego ella con su esposo, su hija Graciela y su descendencia. Gracielita siempre nos mantenía informados de su estado de salud con la terrible enfermedad del cancer, que la padeció dando la batalla todo el tiempo. Pero no solo dio su batalla sino que también luchó por otras personas que tenían ese mal.

No sé de dónde sacaba tanta energía. Aun enferma y débil, en el hospital o en su casa, llamaba para saber cómo estábamos y en especial por mi madre, encamada. Como una de tantas almas buenas y caricativas, venía a atenderla los martes hasta que se fue definitivamente a Florida, buscando mejorar su estado.

Siempre fue valerosa, hacendosa y servicial.

En varias ocasiones fue mi secretaria legal. Ella era todo lo que cualquier profesional puede desear tener a su lado.  Sabía hacerlo todo y se adelantaba a que yo le pidiera las cosas. Chely era la luz de mis mañanas, en momentos de tribulación. También compartimos triunfos y momentos con el sano amor de hermanos que siempre tuvimos entre nosotros.

Su esposo Angel, su hija Gracielita, sus padres y sus nietos sentirán su ausencia mas que aquellos a los que el espacio físico nos separó hace un tiempo. Ellos sufrieron en carne propia su deterioro físico avanzado de las últimas semanas. Sabíamos que habría un desenlace prematuro pero siempre albergábamos la noticia de un milagro que nunca llegó como queríamos.

Chely cumplió su misión en esta dimensión. A todos nos espera una transición, lo que no sabemos ni habremos de saber es cuándo. Ella se nos adelantó en el justo tiempo de Dios, conociendo la promesa del que vive conforme las reglas divinas.

Como sabemos cómo fue su vida y cómo sufrió el dolor de la carne en sus útimos tiempos, creo que será premiada con la vida eterna.

Nuestro mejor deseo de una pronta conformidad para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s